Los estereotipos que nos acompañan

    ¿Por qué sucede esto? De acuerdo a la psicóloga Heidy Camilo, del Centro Vida y Familia Ana Simó, la razón principal se encuentra en el machismo que aun impera en sociedades como la nuestra, donde los roles de géneros asigna un perfil según el sexo.

    En estas comunidades machistas, la figura de la mujer es presentada como un adorno, un complemento del hombre. La mujer debe ser pasiva, servil, tierna y obediente, y su único propósito en la vida debe ser casarse y tener hijos.

    Estas ideas continúan frenando el desarrollo de las féminas en diversos ámbitos, como el profesional, donde es posible observar que, a pesar de que las mujeres constituyen la mayor fuerza productiva, son muy pocas las que pueden obtener puestos políticos y de liderazgo.

    Para Camilo, la clave para solucionar esta problemática se encuentra en la mujer: “en la medida que cada mujer tome conciencia de que ella no es un objeto de adorno y exija no ser tratada como uno iremos transformando una sociedad más justa tanto para las mujeres como para los hombres”, expresó la psicóloga.

     

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorQuique afirma mujeres ocuparán 50% de cargos
    Noticia siguienteUn mensaje para mi