Hacienda Cufa, un encuentro con el cacao y la naturaleza

    Puerto Plata es la ciudad más grande de la República Dominicana en la costa Norte. Se caracteriza por sus múltiples ofertas turísticas, identificándola dentro de los destinos del área como la Novia del Atlántico. Sus casas victorianas, el teleférico, el museo del ámbar, las playas y su parque central, entre otros, son algunos de sus principales atractivos, así como los grandes complejos hoteleros.

    Pero en los últimos tiempos Puerto Plata ha desarrollado nuevos encantos, como las rutas ecológicas, las cuales ya son demandadas por los turistas que llegan a vacacionar.

    Gracias a una invitación extendida por el Ministerio de Turismo (MITUR), entidad que desarrolla una estrategia para afianzar el turismo interno hacia Puerto Plata, pudimos descubrir la Hacienda Cufa, ubicada en la localidad La Mariposa de Guananico, un lugar especial donde la naturaleza, la armonía y el olor a chocolate “destapan la felicidad”.

    Este proyecto se construye con la finalidad de crear conciencia en las comunidades cercanas sobre la necesidad de conservar los recursos naturales de la región, en especial las fuentes de agua, que se encuentran en peligro por las acciones humanas; así como concienciar sobre la deforestación , contaminación y las extracciones ilegales de materiales, lo que provoca inundaciones, reducción del caudal y la pérdida de especies de plantas y animales, además potencial izar la producción de cacao orgánico, cultivo principal de la zona.

    Mediante este proyecto se identifican, desarrollan y promueven productos y servicios en la República Dominicana que practican el turismo sostenible y que responden a un alto nivel de criterios de calidad, sociales y ambientales de cara a los mercados nacionales e intencionales, para ofrecer al viajero la originalidad, lo autóctono, la conservación ambiental, calidad del lugar que visitará, tanto a nivel patrimonial como a nivel ambiental.

    Por años, este proyecto ecológico turístico ha sido productor de cacao orgánico, y actualmente, de manera artesanal, se realiza todo el procesamiento del cacao, desde la siembra, recolección, extracción del fruto, fermentación, secado, tostado, molienda y los productos derivados del cacao.

    En el recorrido por el sendero se observa el corte de la mazorca, tumba y recogida del cacao, selección de los granos, degustación de semillas, molienda del cacao, el tostado y la adquisición de productos en la “Casa del Chocolate”.

    La hacienda cuenta con una casona típica, varias habitaciones, una cocina con fogón, una enramada cobijada de cana, varias hamacas ubicadas en puntos estratégicos, columpios para los niños y un taller para la elaboración del chocolate. La casa tiene capacidad para recibir aproximadamente a 200 personas, y tiene espacio para hospedar de 25 a 30 personas, con almuerzo incluido.

    Hay que mencionar que Hacienda Cufa es miembro de la Unidad Municipal para Patrimonio Comunitario (UMPC), en Guananico y forma parte del proyecto TURISOPP. Esta entidad celebra cada 11 de diciembre la Fiesta de la Cosecha, la cual es una tradición familiar, en la que se ponen a la venta toda clase de frutas, cosechadas en la hacienda.

    Recientemente, este proyecto recibió el galardón “Dominican Treasures”, una iniciativa de certificación de productos de turismo sostenible. Dominican Treasures otorga un sello a productos y servicios turísticos netamente dominicanos que cumplan con los estándares basados en los Criterios Globales de Turismo Sostenible. El objetivo es crear una red de productos y servicios turísticos alternativos con autenticidad dominicana.

    La historia del lugar

    Porfirio Mercado -mejor conocido como Cufa- y su esposa María Luna establecieron hacia 1918 una hacienda que ocupaba unas 20 tareas y que en su mayoría eran utilizadas para la siembra del café. Los tiempos cambiaron, los retos de la industria y sus demandas también y las agradecidas tierras de este perímetro no sólo sufrieron un relevo generacional, sino del tipo de cosecha. Allí, en la comunidad de La Mariposa de Guananico, los hijos de estos esposos optaron por hacer la transición y se unieron hoy al grupo de empresas familiares que contribuyen a la producción y procesamiento artesanal del cacao orgánico.

    En la República Dominicana, más de 40,000 hogares se ven beneficiados directamente por la siembra del cacao, industria que genera empleos a nivel rural y que ha sido reconocida a nivel internacional por la excelencia del producto creado en nuestros suelos, al punto de considerarnos dentro del selecto grupo de los 15 países del mundo reconocidos como productores de cacao gourmet. La Hacienda Cufa, además de producir un cacao de altísima calidad, ha desarrollado una oferta complementaria de turismo ecológico en torno a su tradición y su quehacer campesino.

    El recorrido

    La excursión está dividida en siete estaciones, que enumeran, además de la historia de sus fundadores, el proceso del cacao, desde su siembra, crecimiento, corte, tostado, majado, hasta convertirlo en un delicioso chocolate artesanal y una bebida afrodisíaca, por demás. En esta excursión, los amantes de la naturaleza pueden disfrutar del chocolate y una deliciosa comida cocida en fogón. También  los visitantes  pueden disfrutar de los beneficios  de la chocolaterapia facial, ya que a las personas que llegan al lugar les aplican una mascarilla de chocolate y barro para que sientan los beneficios de estos productos sobre la piel.  El horario de esta excursión es de miércoles a domingo, de 9:00 a.m. a 3:00 p.m., y puede durar entre 50 y 80 minutos, dependiendo de su elección.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorCientos de corredores conquistaron la carrera SDQ 10K
    Noticia siguienteMuralizandoRD, una fiesta de arte y valores