“Si acaso me arrepentí de algo, ya no me acuerdo”

    Dennis Simó afirma que de niño era muy tímido, de muy poco hablar, de esa etapa recuerda la rectitud de su padre y la dulzura de su madre, las enseñanzas que los dos le brindaron y que le ayudaron a convertirse en un hombre responsable y dedicado por completo a cualquier labor que desempeñara.

    En la casa aprendió la disciplina y el orden, la limpieza, la forma correcta de sentarse en la mesa, la pulcritud y el respeto.

    En el ámbito profesional, tuvo la oportunidad de laborar en el sector público y privado. Así como en el ámbito educativo. Su experiencia como rector de Unapec, es una de las que más valora, aunque cada uno de los retos profesionales los ha asumido y enfrentado con decisión y entrega.

    En esta etapa, aunque continúa desempeñándose en el área empresarial, ocupa la presidencia de la Sociedad Dominicana de Bibliófilos, desde donde pretende continuar el esfuerzo de sus antecesores y contribuir con el fortalecimiento de esa entidad cultural.

    1. De Ciudad Nueva
    Nací en Santo Domingo en Ciudad Nueva, sin embargo la niñez y la adolescencia transcurrieron en la Zona Intramuros. Mis padres fueron Porfirio Simó Fernández y Dulce María Torres y Torres. Mis abuelos maternos eran primos hermanos. El nombre de mi hermana es Dulce Esperanza Simó Torres.

    2. Enseñanzas de hogar
    Mi padre a pesar de ser muy recto y de mano dura, me enseñó la vida al responder mis preguntas con otra pregunta lo cual me obligaba a buscar las respuestas, mientras el me iba guiando hacia la más acertada. No recuerdo que me haya contestado sin devolverme la incógnita para que yo pudiese llegar a conclusiones por mí mismo y todo esto desde muy chic?o. Era muy difícil para mí , sin embargo, desde que me convertí en adulto lo agradecí. Recuerdo que cuando inicié los estudios de álgebra , él también compró el libro y diariamente en pequeños y perfectos recortes de papel me escribía uno a uno los ejercicios encontrados al final de cada capítulo del libro, para que ? los resolviera?. De esta forma hice todos los ejercicios de dicho libro y posteriormente en la universidad había llegado con la costumbre de hacer todos los ejercicios planteados al final de cada capítulo lo que me servía de entrenamiento pues regularmente el primer ejercicio tiene menores grados de dificultad que el último. Mi madre en extremo hacendosa cuidaba rigurosamente de la limpieza de todo. No podía acostarme sin bañar. Al sentarme a la mesa debía tener las uñas limpias y observar las reglas del buen comer. Los zapatos siempre limpios. Un orden en todo. Sin embargo, me consentía incluso mas allá de lo debido, y nos amaba con pasión y dulzura a mi hermana y a mí.

    3. Abuela Nena
    Mi abuela materna Nena Torres -su nombre era Ascensión- pero no recuerdo que la llamaran sino Nena, era de mano dura hasta que con los años fue menguando. Tuvo una gran influencia en mi formación. Además de la influencia de padre, madre y abuela, tuve una gran bendición pues un primo mayor - me llevaba unos veinte años?- fue también como un padre, tío,hermano, primo y amigo. De el aprendí a ser paciente , a leer con fruición, leí entre otros libros todos los tomos del Tesoro de la Juventud, además el era médico así que en general no tenía que salir de casa para cualquier asunto médico y en las pocas ocasiones que fue necesario, salía de mi casa con un diagnóstico.

    4. Niño tímido
    Durante los primeros años fui muy tímido, condición que fue mejorando lentamente por el obligado trato con los compañeros de estudio y, luego con las visitas a las casas de los amigos y finalmente con la cotidianidad de la vida .Fue una infancia feliz pues no tenía conciencia de que vivíamos en una dictadura sino hacia el inicio de la adolescencia. ?Han transcurrido muchos años desde que cursamos ?la primaria? y la secundaria? y nuestro grupo de compañeros y amigos de toda la vida nos seguimos queriendo y nos reunimos con cierta frecuencia comportándonos de manera muy parecida a como lo hacíamos en aquella época.

    5. Estudiante activo
    ?Fuimos activos en esos años en el Colegio de La Salle, participamos en todas las actividades desde acción católica, teatro, acción social, deportes, guardia lasallista. Aquel colegio era otro hogar para nosotros. Los laboratorios de química, de física , de biología eran de primer nivel incluso recuerdo que todas las piezas de cristal o niqueladas al igual que los instrumentos eran de fabricación alemana. Por lo regular los sábados practicábamos deportes o en muchas ocasiones los pasábamos hasta cerca de la una de la tarde en los laboratorios. Las clases diarias eran de 8 a 12 y de 2 a 4 de la tarde. Tanto en primaria como en el bachillerato tuvimos profesores que eran doctores en química, doctores, arquitectos abogados , maestros de excelencia. Más adelante en las universidades las cosas son diferentes, tienes buenos compañeros pero ya cada uno tiene una vida. Tengo la certeza de que todo ese proceso educativo pudo ocurrir por la dedicación y gran cariño ?con los que mi querida maestra la profesora Ana Grullón me enseñó a leer.

    6. El primer empleo
    Creo que ?en ningún otro lugar ? ?aprendí? más que en mi primer trabajo formal en la Esso Standard Oil, tuve la oportunidad de conocer todo el país incluso rincones muy apartados. Conocí a la gente , fue un gran entrenamiento. ? Anduve por cañaverales, con lluvias torrenciales y a veces con un polvo que arropaba el camino y los alrededores. Comí en los bateyes. Todo esto me sirvió para conocer en verdad mi país y nuestra cultura. Luego estuve en el Citibank y conocí a profundidad las empresas y el comportamiento empresarial. Conservo muy gratas amistades de esa época. En esta institución consolidé y amplié mis conocimientos financieros al tener muchos entrenamientos dirigidos solo a personal ejecutivo a nivel mundial. El Citibank era una escuela de talentos.

    7. En el sector público
    Posteriormente fui administrador de una empresa agroindustrial y durante el primer mes allí , tuvimos la presencia del huracán ?David? y la tormenta Federico que devastó parte del Sur. La empresa localizada en Madre Vieja San Cristóbal quedó muy dañada. Me tocó rehacerla, rehabilitarla, enfrentar el proceso de levantamiento de daños para la reclamación al seguro y a la vez reiniciar la producción a los veinte días con la fábrica sin techos pues toda la producción de leche de coco estaba comprometida y vendida y los compradores requerían del producto. ?En la? empresa teníamos unos 400 obreros y unas 80 personas en el proceso fabril. También colaboramos? con ellos para que rehabilitaran sus viviendas. Posteriormente, participé en el Consejo de Asesores Económicos del Presidente? de la República? por iniciativa del doctor Gustavo Volmar. ? ?E?sta fue otr?a? experiencia sin comparación pues te das cuenta de los intereses políticos que priman así como las intrigas en el entorno. Recuerdo que una vez le pregunté al Dr. Nicolás Pichardo quien había sido un médico prominente y en un momento fue vicepresidente de la República ??durante el gobierno del Consejo de Estado , que cuál era la diferencia entre su consultorio médico y su despacho en Palacio. Sin titubear me indicó: en mi consultorio las personas temiendo por su salud, me contaban toda su verdad incluso familiar y de su niñez y e?n? su despacho de gobierno las personas que le visitaban por lo regular decían toda l?o contrario.? ?Durante más de ?quince? años estuve con mi concuñado, amigo y hermano Jacinto Peynado en los negocios familiares y tangencialmente en los asuntos políticos. Jacinto es uno de mis personajes favoritos. Era totalmente franco, diáfano y de corazón amplio.

    8. Rector de Unapec
    Pasé unos seis años como rector de Unapec. Por vez primera las presiones salían de mi oficina en lugar de lo que había sido en todos los demás lugares en los cuales recibía todas las presiones. Una gr?atificante? experiencia ?. Entiendo que con la colaboración de todos logramos convertir a esta universidad en una institución con determinación en busca de su futuro. Dejamos una institución con valores, con programas, con procedimientos, con vinculaciones internacionales, con preparación de los profesores como maestros, con una sólida y amplia cobertura electrónica al servicio de los estudiantes, creo que la más avanzada en su momento, sin deudas y con ahorros en moneda fuerte que me parece han permitido lograr el crecimiento que ahora se percibe. Debo agradecer la oportunidad de haber pertenecido a ese grupo de personas con las que hicimos un gran trabajo.

    9. Momentos tristes
    La muerte de seres queridos siempre se convierte en una pérdida y en tristezas. Así poco a poco?, ?la pérdida de mi abuela, la de mi padre, de mi madre han sido tiempos? difíciles, sin embargo ellos eran mayores todos, ellos murieron con más de 80 años, mi madre con 85 y mi abuela con 89. Lo difícil ha sido la pérdida de dos sobrinos queridos Daniel con 17 años y Mussy con 45. Una operación de uno de mis hijos, sin lugar a dudas me conmocionó, gracias al Señor ?todo? fue superado hace tiempo.

    10. Hombre de familia
    El año próximo Julia y yo cumplimos 50 años de casados?. ?Junto a n?uestros hijos: Dennis, Margarita, Jaime y Eduardo ?y? sus familias formadas con María Laura, Arturo, Nelia y Joyce nos han regalado once nietos: Francisco, Dennis, Franco, Julia, Sophia, Esteban, Carlos Roberto, Analía, Jaime Ernesto, Belize y Javier. Una amplia y bella familia que es el centro de mi vida? y Julia ejemplo de vida en Cristo como el eje de la misma.

    Presidente de la Asociación de Bibliófilos

    Entre mis planes de futuro, están continuar con mi negocio y con las consultorías?. Desde el año pasado estoy como Presidente de la Sociedad Dominicana de Bibliófilos,? a la que dedico una parte de mi tiempo y ?a? mantener? y potenciar? la inspiración de los que me han precedido.? Si acaso me arrepentí de algo, ya no me acuerdo?. La Sociedad de Bibliófilos es una institución cultural privada, fundada el 10 de diciembre del año 1973, sin fines de lucro, creada con el objetivo de promover la preservación y divulgación de la cultura dominicana a través de sus libros. Es uno de sus fundamentos fomentar la cultura en todos sus aspectos.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorMovimiento Marcelino Vega y aliados dice ganará elecciones del Colegio de Periodistas
    Noticia siguienteLa Iglesia, el Estado y la economía (III de IV)