Bebé de 7 meses muere asfixiado dentro de yipeta; otros infantes han muerto por descuido de padres

    Un infante de siete meses murió a causa de asfixia al ser dejado por su padre dentro de un vehículo este lunes en el sector de Villa Consuelo en el Distrito Nacional.La información la ofreció ayer el portavoz de la Policía, Máximo Báez Aybar, quien además dijo que el bebé se asfixió cuando el padre, Jorge Luis Tavarez Sánchez, lo olvidó en la yipeta Dodge, verde, luego de haber llevado a sus otros dos hijos a la escuela y dejado a su esposa en el lugar donde ésta labora.

    De acuerdo con lo expuesto por Báez Aybar, Tavárez Sánchez recordó que había olvidado dejar a su pequeño hijo en la guardería, unas tres horas después, cuando recibió una llamada de su esposa preguntándole por el niño.

    El vocero policial dijo que durante un interrogatorio, Tavárez Sánchez expresó que al recibir la llamada, estando en su lugar de trabajo, corrió hasta el vehículo para sacar al infante del mismo y llevarlo a un centro de salud, pero que lamentablemente falleció.

    Mientras que en otro hecho ocurrido en Bonao de la provincia de Monseñor Nouel, una niña de un año murió accidentalmente a causa de asfixia al pegársele un vaso plástico en la cara que le tapó la boca y la nariz, en un hecho ocurrido en Bonao, provincia Monseñor Nouel.

    De acuerdo con la Policía, la tragedia ocurrió cuando Dailda Santos Fajardo, madre de la niña, la acostó en un corral y unas dos horas después se percató de que la misma tenía un vaso adeherido a la cara, provocándole la asfixia.

    Niños en peligro

    En los últimos días se han incrementado los casos en que niños menores de dos años han perdido la vida a causa de descuidos por parte de sus padres.

    Con estos dos casos de asfixia, suman cinco los hechos reportados por la policía en menos de cuatro días. Este lunes se informó que dos hermanitos de un año y 8 meses, además de otro de siete meses de nacido, murieron calcinados al incendiarse la vivienda en que vivían en el sector Pueblo Nuevo del municipio Quisqueya, de San Pedro de Macorís. La madre habría dejado a los niños acostados unos diez minutos en una habitación con una vela encendida, para ir de un momento al lugar donde trabajaba y al regresar se encontró con la tragedia.

    Mientras que en Los Alcarrizos, provincia Santo Domingo, un niño de un año y cinco meses murió calcinado al producirse un incendio por una vela que dejaron encendida.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorDirector de Inapa recibe comisión de la Contraloría
    Noticia siguienteCalzados son 4% de exportación de RD a Europa