Renuncias en los primeros meses de 1962

    Eudoro Sánchez y Sánchez
    El 16 de enero de 1962, a escasos quince días de la instalación del Consejo de Estado, se produjo un movimiento para deponer a este gobierno colegiado. Es así como se instala lo que se denominó Junta-Cívico Militar. A la instalación de esa Junta asistió el doctor Eudoro Sánchez y Sánchez, funcionario de la Presidencia. Al día siguiente, 17 de enero, Sánchez y Sánchez fue enviado al periódico El Caribe para establecer una censura a sus publicaciones, lo cual efectivamente se cumplió al día siguiente, 18 de enero. Sin embargo, prácticamente al tiempo de establecerse la censura, el doctor Eudoro Sánchez y Sánchez, a quien vemos aquí en foto sin fecha, renunció a su puesto, considerando que “esa era una tarea ingrata, que no estaba de acuerdo con su temperamento de hombre amante de la libertad de expresión, como profesional del periodismo”.

    Fabio y Rafael Herrera
    Otro de los funcionarios gubernamentales que estuvo presente en la juramentación de la Junta fue Fabio Herrera, subsecretario de la Presidencia. El 18 de enero, publicado por El Caribe el 19, se reseñan las renuncias de varios funcionarios de este nivel, entre los que se encontraba don Fabio. Asimismo, renunció su hermano, Rafael, quien era encargado de Prensa del Palacio, nombrado en 1961. Don Rafael había renunciado al instalarse el Consejo, pero se le pidió que continuara de forma interina hasta que se designara su sustituto. Esta renuncia se hizo efectiva el 18, según una nota publicada el 19, con la instalación de la Junta Cívico-Militar.

    Manuel Secundino Pérez Peña
    El 18 de febrero de 1962, el coronel Manuel Secundino Pérez Peña debía ser juramentado como jefe de la Policía Nacional, cargo al que fue designado un día antes por el Consejo de Estado. Pero un movimiento general por parte de miembros de ese cuerpo del orden impidió que éste tomara posesión. Los componentes del movimiento alegaban que el designado jefe maltrataba a los miembros de las Fuerzas Armadas, y que había sido expulsado de esa institución. Esta protestas, llevadas a cabo frente al cuartel general de la Policía Nacional, según foto aquí incluida, provocó la renuncia de Pérez Peña al puesto al cual debía acceder y en su lugar fue posesionado el coronel Bienvenido Castro Ortiz.

    Renuncias del 14 de Junio
    La renuncia de varios miembros del 14 de Junio que reseñamos la semana pasada, mereció una aclaración de parte de los principales directivos de esa organización Manolo Tavárez Justo, en foto de 1962, y Leandro Guzmán, presidente y secretario, respectivamente, organización catalogada por ellos mismos con carácter revolucionario. Según estos señores, los renunciantes, entre otras muchas razones, tuvieron una actitud oportunista y su actuación demostraba que encajaban mejor dentro de los sectores reaccionarios de Unión Cívica. Esta acusación iba principalmente dirigida a José Fernández Caminero, que posteriormente pasó a formar parte del Consejo de Estado, grupo al que se consideró como el “gobierno de los cívicos.”

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorRomeo Santos, ¿Morirá sin lograr un Latin Grammy?
    Noticia siguienteFranklin Almeyda: este partido (PLD) está ciertamente fraccionado