Altuve da primera victoria a Astros con 3 Hrs; Indios vencen a Yanquis

Jay Bruce remolcó tres de las cuatro carreras de los Indios ante los Yanquis.

El venezolano José Altuve bateó ayer tres jonrones por los Astros de Houston, que derrotaron 8-2 a los Medias Rojas de Boston en el primer juego de la Serie Divisional de la Liga Americana.

Altuve disparó dos cuadrangulares en contra del astro de Boston, Chris Sale, y posteriormente añadió batazo de cuatro esquinas ante el relevista Austin Maddox en el Minute Maid Park. Sus tres jonrones fueron sin compañeros en base.

Con un coro de cánticos de “MVP” para cada una de sus apariciones al plato, Altuve, de tan solo 1.67 metros de estatura, disparó cuadrangulares en el primer y quinto innings en contra de Sale. Se volvió a volar la barda en el séptimo capítulo contra el relevista Austin Maddox para darle a Houston ímpetu al arrancar la serie al mejor de cinco partidos. “Cuando cruzo esa línea de cal me siento del mismo tamaño que los demás”, dijo Altuve.

Se trata de la décima ocasión en que un pelotero batea tres vuelacercas en un duelo de postemporada. Babe Ruth logró la hazaña en dos oportunidades.

El venezolano Pablo Sandoval era el último pelotero en conectar tres cuadrangulares en playoffs, al conseguirlo con San Francisco en el primer juego de la Serie Mundial de 2012 en contra Detroit.

Bauer se crece para Cleveland

Trevor Bauer lanzó pelota de dos hits en seis entradas y dos tercios y Jay Bruce remolcó tres las cuatro carreras que realizaron los Indios de Cleveland para vencer 4-0 a los Yanquis de Nueva York en el primer partido de su serie divisional. Los relevistas Andrew Miller y Cody Allen respaldaron la labor de Bauer y sellaron la blanqueada a los Yanquis.

Bruce pegó cuadrangular y doble. Aaron Judge, de los Yanquis, fue ponchado en cuatro ocasiones. Nueva York solo dio los dos hits que le conectaron a Bauer.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorCuando los vientos soplan a tu favor
Noticia siguienteMás allá del presupuesto