Los partidos políticos: ¿de derecha o de izquierda?

Francis Fukuyama (politólogo) dijo -en 1989, a raíz del colapso socialista- que la Historia había muerto. Tiempo después, recogió parte de su tesis y dijo que, al menos las ideologías habían muerto. No sé en cuál de las dos Fukuyama tenía razón; pero estoy convencido de que algo murió.

Hoy día los partidos políticos disimulan tanto su identidad ideológica que la única y sabia diferencia la estableció (creo que Gabriel García Márquez) quien dijo que la diferencia estaba en la hora en que iban a misa: algunos en la mañana, otros en la tarde.

A esa velocidad es muy difícil distinguir colores y matices, y aquella vieja nomenclatura -política-ideológica- que hablaba de partidos políticos de izquierda, derecha, centro, extrema derecha o extrema izquierda, hace rato que se fue a la porra. Hoy, lo que queda, es resabios y globalidad.

Los países, o son pobres o son ricos. No hay otra tabla para calificarlos.

El que diga lo contrario, que se dé una vueltecita por el BM, el BID, el FMI, la CEPAL y demás “aparatos” del sistema internacional que regulan y hacen diagnósticos sobre índices de pobreza, crisis, desarrollo, crecimiento económico, tasa de mortalidad y probabilidades de vida. También de flujos de mercados, intercambios comerciales y avances científicos-tecnológicos.

De modo que, en ese escenario mundial -y con esos parámetros-, es que hay que competir. Quejas, lamentos y definiciones políticas e ideológicas, pasaron a mejor vida. El mundo de hoy, más que colores, prefiere y exige resultados.

El viejo cliché de partidos de izquierda o derecha que tanto se debatió en el siglo pasado, hoy la globalidad, la ley del mercado y los bloques económicos, se los llevó de encuentro. Por ello, en la Unión Africana, en la Unión Europea, en el Alba, el G-8, el G-20, o en el BRICS, lo que se busca son socios económicos estratégicos, y los matices ideológicos, en el fondo, importan un bledo.

Entonces: ¿dónde están los partidos políticos de derecha y de izquierda? Me supongo que están, como Dios, en todas partes…

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorLey de partidos espera al PLD
Noticia siguienteEn marcha, antorcha de Juegos Escolares