Boxeo de los viejos tiempos, mejor que el de ahora

Ali (der.) es considerado uno de los mejores boxeadores de todos los tiempos.
En las décadas del 40 al 90, los combates concitaban la atención del mundo deportivo, en sentido general

El boxeo moderno, a nivel de todo el globo terráqueo, ¿vive su mejor momento? O, ¿le faltan boxeadores que -encima del cuadrilátero- demuestren que el pugilismo de estos tiempos puede parangonarse con la época de oro donde fueron protagonistas sensacionales exponente de la más alta eficiencia? Los analistas e historiadores citan a memorables y míticos nombres que trabajaron en diferentes etapas (como las décadas de los 40, 50, 60, 70, 80 y 90). Púgiles que además de su estelaridad, enseñaron pundonor y vergüenza del mayor grado.

Aquí parte de esa larga lista: Sugar Ray Robinson, Jake LaMotta, Carmen Basilio, Nicolino Locche, Rocky Marciano, Eder Jofre, Jersey Joe Walcott, Willie Pep, Jack Johnson, Joe Louis, Gene Tunney, Jack Dempsey, Henry Armstrong, Kid Gavilán, Kid Chocolate, Sonny Liston, Floyd Patterson, Ken Norton, George Foreman, Roy Jones, Joe Louis, Sandy Saddler, Benny Leonard, Alexis Argüello, Carlos Monzón, Rodrigo Valdez, Eusebio Pedroza, Pascual Pérez, Wilfredo Benítez, Wilfredo Gómez, Salvador Sánchez, Carlos Zárate, Carlos Ortiz, Larry Holmes, Evander Holyfield, Mike Tyson, Sugar Ray Leonard, Roberto Durán, Marvin Hagler, Thomas Hearns, Félix “Tito” Trinidad , Julio César Chávez, entre otros.

Hay, obviamente, otros grandes que brillaron con luz propia en aquellos tiempos. Años en los que las peleas concitaban la atención del mundo deportivo, en sentido general. En las décadas de los 90 y 2000, llegaron otros excelentes púgiles. Y entre ellos se pueden citar a Floyd Mayweather Jr., Manny Pacquiao -único peleador ganador de ocho coronas mundiales en otras tantas divisiones-, Héctor -Macho- Camacho, Edwin “Chapo” Rosario, Oscar de la Hoya, Félix -Tito- Trinidad, Juan Manuel Márquez, Bernard Hopkins, Erick Morales, Marco Antonio Barrera, Miguel Cotto, Sergio “Maravilla” Martínez, Saúl -Canelo- Álvarez, Terence Crawford, Danny García, Lucas Martín Matthysse.

Para la mayoría de los analistas los peleadores de aquellos maravillosos tiempos -décadas de los 40, 50, 60, 70, 80- dejaron un legado “inigualable”.

Creen que eran boxeadores que, además de accionar con pundonor, la vergüenza la llevan siempre con ellos. Nunca se les vio actuar con actitudes que defraudaran a la fanaticada. ¡Y la prensa siempre valoró su desempeño! Destacan, además, las grandes peleas que protagonizaron. Fueron combates que dejaron huellas imborrables. Refieren que fueron huellas imborrables de “pura calidad”. Por ejemplo, recuerdan las seis sangrientas peleas que protagonizaron Sugar Ray Robinson y Jake LaMotta. De esos seis pleitos, en lo que hubo puños a “granel”, LaMotta ganó uno. Los cinco restantes fueron triunfos para Robinson, a quien sindican como el mejor boxeador (de la historia) libra por libra.

El 14 de febrero de 1951 Robinson y LaMotta celebraron el último de sus seis memorables peleas. Este combate fue bautizado como “La sangrienta batalla de San Valentín” ganada por Robinson.

No deben ser parangonados

Los tiempos en los que actuaron aquellos titanes no pueden parangonarse con los realizados, por ejemplo, en los años 90 y 2000… y hasta los montados en los años 2001, 2002, 2005, 2006, 2007, 2008, 2009. E incluya los realizados en los años 2015, 2016 y 2017. Se citan las tres grandes peleas que protagonizaron Muhammad Ali y Joe Frazier. La primera, celebrada el ocho de marzo de 1971, fue ganada por Frazier y Ali sufrió su primer fracaso.

Pero las dos restantes, donde figura la que se montó el primero de octubre de 1975 en Manila, Filipinas, la ganó Ali. Y ha sido calificada como “la mejor pelea de la historia”. De igual modo citan la pelea del 30 de octubre de 1974, que tuvo como escenario la ciudad de Kinshasa, Zaire (África) que tuvo como protagonistas a Ali y Foreman. Ali, quien iba en busca de reconquistar la corona que le quitaron –sin subir al ring- en 1967, logró su gran propósito al noquear a Foreman en el octavo round.

Del boxeo moderno

Del boxeo moderno se pueden resaltar, como púgiles estelares y de calidad probada, a Roy Jones, De la Hoya, Tito Trinidad, Mayweather, Pacquiao, Márquez, Canelo, Cotto, Hopkins, Golovkin, Maravilla Martínez, Danny García… También recordar los tres grandes combates que en los finales del ocho celebraron Barrera y Erick Morales. Morales ganó la primera de esas tres peleas, pero perdió las otras dos.

No obstante, los expertos, en resumen, concluyen en que “es un irrespeto comparar la calidad del boxeo de los viejos tiempos con el que se vive en la actualidad”. Pero también hay que aceptar, precisan los más agudos analistas, que en estos tiempos ¡también hay muchos mediocres!

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorSulaimán ve frustración en acusación de Golovkin
Noticia siguienteCura que no tiene cura