Avances tecnológicos promueven formación técnico profesional

Enrique Deibe habló sobre la importancia de la formación técnico profesional. F. Externa

Con los acelerados avances tecnológicos que experimenta el mundo, la formación técnico profesional cobrará cada vez mayor relevancia para dar respuesta a los cambios que se están produciendo en el mercado de trabajo, anclados a ocupaciones vinculadas con la ciencia, la tecnología, las matemáticas e ingenierías.

Es lo que vaticina el director del Centro Interamericano para el Desarrollo del Conocimiento en la Formación Profesional de la Organización Internacional del Trabajo, (OIT/CINTERFOR), Enrique Deibe, quien plantea que con la llamada “Industria 4.0” o cuarta revolución industrial, habrá una mayor demanda en la formación de personas con habilidades en el campo de la inteligencia artificial, la nanorrobótica, el internet de las cosas y el desarrollo de aplicaciones que brinden soluciones a un mundo con un modelo productivo cambiante, donde crece el trabajo a distancia, claramente evidenciado en modelos de negocio como Uber o Airbnb, una plataforma especializada en alojamiento presente en casi todo el mundo.

Deibe considera que estos cambios representan un gran desafío en materia de creación y destrucción de empleos, ya que mientras por un lado, generan nuevas y mejores posibilidades de vida para las personas, por el otro, generará grandes niveles de desocupación por la introducción de herramientas tecnológicas.

El especialista manifiesta que aunque varios países del mundo como Alemania o el País Vasco han impulsado la formación técnico profesional, en la región de Latinoamérica todavía se sigue privilegiando la formación universitaria, ignorando que la educación técnica tiene una mejor y mayor inserción laboral.
De hecho, el 68% de los estudiantes alemanes que cursan Formación Profesional (FP) Dual consiguen empleo.

Aprovechar bono demográfico

Otro de los desafíos para los que según Deibe debemos estar preparados tiene que ver con el cambio demográfico que experimentan varios países del mundo y que se manifiesta en un envejecimiento de la población y una caída de la tasa de natalidad, lo cual presiona fuertemente los sistemas de Seguridad Social.

Dijo que en el caso de la República Dominicana existe un bono demográfico, es decir una población joven que supera a la envejeciente, lo cual representa una oportunidad si es aprovechado adecuadamente, mediante la formación técnico profesional de los jóvenes, que genere en ellos las competencias para enfrentar los cambios que se están produciendo en el mercado de trabajo.

En ese sentido, insiste en la necesidad de reinventar el modelo de formación profesional, elevando su calidad y pertinencia, en concordancia con las exigencias del desarrollo productivo, añadiendo elementos atractivos que desalienten la elevada deserción escolar en el nivel medio, como es la formación dual, que combina la teoría formativa con la práctica en un espacio de trabajo.

Asimismo, dijo que se requiere que los docentes desarrollen nuevas habilidades y competencias para impartir sus clases, incentivando el trabajo en equipo, el pensamiento crítico y la formación basada en proyectos.

Para ello, entiende que es preciso que se fortalezca el diálogo social entre el Gobierno, el sector empresarial y el sector sindical, y que exista un marco regulatorio que asegure un financiamiento suficiente para los planes formativos.

Enrique Deibe habló durante un encuentro- taller organizado por el Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (Infotep) para consensuar su plan estratégico para los próximos tres años.

58.7% trabaja en sector informal

El director del Infotep, Rafael Ovalles, habló sobre los desafíos del país en materia laboral, ya que según datos oficiales el 58.7% de las personas ocupadas trabaja en actividades informales y el 29.2% del empleo formal es provisto por el sector público.

El funcionario manifestó que el panorama descrito en las cifras obliga a examinar el currículo que estará vigente por tres años, a partir del año 2019, y los planes y programas concordantes, sobre todo porque los servicios que ofrecen no sólo benefician a los ocupados en el sector formal de la economía, sino también los más diversos tipos de emprendedores, igualmente necesitados de habilidades que apuntalen el progreso de sus negocios.

Infotep trabaja en su nuevo plan estratégico

Ovalles dijo que el plan estratégico que se elabore debe revitalizar proyectos que, como la formación dual, generen una dinámica que mejore el capital humano y abra las puertas del empleo a quienes buscan trabajo por primera vez. Dijo que el éxito de esta modalidad en otros países, especialmente europeos, debería catalizar su adopción en el país para reducir el desempleo juvenil y el desfase entre la capacidad del trabajador y la productividad.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorPaíses se enfrentan por caso Correa
Noticia siguienteBP entre las 25 empresas líderes de la región