Jánico: Un municipio rico en recursos hídricos

747
La presa de Bao hace importantes aportes al sistema eléctrico y además es fuente de reguío de plantaciones agrícolas. fotos: Abel Ureña
Al estar localizado en la cordillera Central, posee atributos paisajísticos con potencial para el turismo de montaña

Al llegar al pueblo de Jánico se respira un aire diferente. Es uno de los municipios serranos que aún conservan zonas boscosas, es rico en recursos hídricos y posee hermosas montañas que esperan ser desarrolladas como destino ecoturístico, para beneficio de la comunidad que con el paso de los años se ha labrado su propio avance.

Jánico adquirió categoría de municipio de la provincia de Santiago en 1881, no obstante, su origen se remonta a la época de la colonia cuando los españoles erigieron la Fortaleza Santo Tomás de Jánico, la primera construida en la isla en tierra adentro. Sus límites territoriales son: al norte la ciudad de Santiago de los Caballeros, al sur el Parque Nacional J. Armando Bermúdez, al este Los Municipios Jarabacoa, La Vega y Sabana Iglesia y al oeste el Municipio de San José de las Matas.

Asociaciones como el Plan Sierra, la Asociación de Caficultores de Juncalito, Fundación de Jánico para el Desarrollo, (Fundejanico), Corporación para el Manejo y Conservación de los Recursos Naturales de la Subcuenca del río Bao (Corpobao), entre otras, se han formado con el pasar de los años, y han unificado criterios para lograr un mayor desarrollo y la conservación de sus recursos naturales. Al estar localizado en la cordillera Central, posee atributos paisajísticos con gran potencial para el turismo de montaña, recurso que aún no ha sido explotado, pero que ya comienza a llamar la atención de los amantes del ecoturismo que van allí a hacer senderismo; o de los apasionados de los deportes extremos, como el motocross o el canyoning, de acuerdo con lo informado por el alcalde Hilario Fernández.

Sus ofertas

El alcalde asegura que el turismo de montaña se está desarrollando, los visita mucha gente, y hay varias cabañas privadas que los fines de semana son visitadas por sus propietarios o amigos de estos, que acuden allí a desconectarse de la cotidianidad. Informó que recientemente se aprobó un proyecto de cabañas de carácter comercial, que aportará más a su desarrollo.

Por su riqueza en sus recursos hídricos, Jánico forma parte de la Mancomunidad de Municipios Madres de las Aguas, poseyendo la presa Bao, el contra embalse López Angostura, y en su límite con Sabana Iglesia es bordeado por el complejo hidroeléctrico Tavera, aportando al sistema eléctrico nacional 185 GWH. Además, por la parte de la presa de Tavera que bordea El Caimito, las personas se montan en botes para ir a los restaurantes, donde consiguen buen pescado, y pasan un rato muy ameno, según expuso el alcalde.

El cerro El Cacique, lugar donde según cuentan el cacique Caonabo fue hecho preso por Alonso de Ojeda, el cerro Santo Tomás, importante elevación de terreno desde donde se observa el municipio, el parque Botánico, el Museo Regional Antropológico, que resguarda el patrimonio indígena e histórico hallado en la zona, el lugar donde el almirante Cristóbal Colón, en su segundo viaje, instaló la Segunda Fortaleza del Nuevo Mundo, y el Balneario Bao, lugar que a diario recibe decenas de visitantes, son algunos de los atractivos con que cuenta el segundo municipio más grande de Santiago.

Fernández asegura que Jánico ha experimentado significativos avances en los últimos años, los cuales se redoblaron luego que el gobierno les construyera la carretera Jánico-Juncalito, atrayendo más visitantes gracias a la facilidad de acceso. “En nuestra gestión también hemos restaurado el balneario Bao, uno de los más visitados, que estaba abandonado. Este balneario es donde está el mayor afluente de agua, donde están los mejores charcos. Tomamos eso como una prioridad, teníamos conocimiento de su importancia y como es uno de los lugares más visitados teníamos que remozarlo, ponerlo adecuado para los visitantes”, asegura Fernández.

Su economía está sustentada en el ganado, las remesas, la agricultura de ciclo corto, específicamente en Juncalito, y la caficultura, aunque este último renglón se ha visto afectado por las enfermedades que han atacado las plantaciones, pero que ya están en recuperación. Informó que la población ronda en los 14 mil habitantes, divididos en 44 comunidades, tanto en el municipio cabecera como en los distritos El Caimito y Juncalito.

Preservar recursos naturales

Domingo Parra, presidente de la Corporación para el Manejo de los Recursos Naturales de Bao (Corpobao), considera que ha habido mucho avance en los últimos tiempos y citó como ejemplo los recursos naturales, ya que anteriormente la gente cortaba sus árboles sin tomar en cuenta el daño que causaban, pero los últimos años se ven plantaciones que se han hecho de pino y de caoba hondureña, y la población ha ido tomando conciencia.

“Muchas veces se daba el asunto del contrabando de madera. Estamos hablando en la parte alta, porque en la parte baja de Jánico casi no tenemos área boscosa, pero en la parte de Juncalito y La Cejita hacia allá, las personas cortaban los árboles como sobrevivencia y otros para mejorar su casa”, asegura Parra. Parra asegura que la calidad de vida de los munícipes ha mejorado, ya que muchas familias están viviendo de la madera, pero con corte regulado, pues antes no había esa cultura de sembrar porque ellos decían que no iban a sembrar un árbol porque no les facilitaban el permiso para cortarlo, pero ahora con la ley que les permite cortar su siembra, muchas personas se han lanzado a la reforestación con fines comerciales.

Dijo que quieren que todos los que tienen terrenos, especialmente los ganaderos, se involucren en la reforestación, porque la ganadería afecta mucho los recursos naturales, por lo que promocionan la ganadería con el sistema silvopastoril, que tiene tres componentes: ganado, pasto y los árboles. “La ganadería tiene que ir en armonía con la naturaleza, porque si no tenemos árboles no van a tener agua, aunque ya algunos ganaderos sí están entendiendo y están disponiendo de una parte de la parcela para reforestarla, pero ha sido un proceso lento”, explica Parra. Mientras, en el parque botánico, de unas 700 tareas de tierra, reciben visitas de otros lugares del país, principalmente de las escuelas de Santiago que vienen frecuentemente con sus estudiantes.

Amaury Galarza, director de Fundejánico, afirma que esta entidad hace su aporte al desarrollo ambiental formando niños de la comunidad, dándoles clases de ecología y también a los estudiantes que llegan de distintos centros educativos a hacer servicio social ambiental, a quienes les hablan de temas como cambio climático, calentamiento global y realizan actividades de reforestación y jornadas de saneamiento.

“Tenemos en carpeta construir un anfiteatro para la sierra, llamado Manuel Arsenio Ureña, quien donó los terrenos, pero faltan los fondos, tenemos unos recursos, pero necesitamos más, estamos en el proceso de recaudación”, explicó al resaltar las bondades de Jánico.

Gestiona proyectos para atraer visitantes

Amaury Galarza informó que actualmente hay tres proyectos aprobados por la presidencia, gestados a través de Fundejánico y el ministro de la presidencia Gustavo Montalvo: un relanzamiento y adecuación del botánico, para modernizar la escuela ecológica y tener un mejor laboratorio. El otro es replicar en el balneario Bao un parque temático como el de San José de las Matas para que se incremente el turismo. Un tercer proyecto sería una ruta turística religiosa que comenzaría con el santuario regional Nuestra Señora de las Mercedes, hasta llegar al Cerro del Cacique en Juncalito.

Opiniones

Reforestamos para proteger terrenos que son muy inclinados y también donde nacen los arroyos y las cañadas”.
Domingo Parra
Presidente de CorpoBao
Hay una desaceleración poblacional debido a una tasa alta de migración, tanto interna como externa”.
Amaury Galarza
Director FUNDEJANICO