El sector avícola se recupera de crisis por sobreproducción

411
Los principales directivos de la ADA participaron en una entrevista con el periódico elCaribe; abordaron diversos aspectos. Kelvin Mota
La situación le dejó pérdidas por entre 600 y mil millones de pesos; ADA busca incorporar a los pequeños granjeros

El sector avícola dominicano ha comenzado a recuperarse de un problema de sobreproducción por el que atravesó y que en términos generales le produjo pérdidas por el orden de los 600 a mil millones de pesos, de acuerdo con cifras de la Asociación Dominicana de Avicultura (ADA).

La situación alcanzó niveles tan importantes -especialmente en junio- que llegaron a producirse 19 millones de pollos cuando lo normal es que se produzcan entre 17.3 y 17.5 millones. Como consecuencia de eso, los canales se llenaron y empujaron a una baja de precio en granja, según las explicaciones ofrecidas ayer a elCaribe por representantes de la ADA, en una visita realizada al diario.

Pero esa baja necesariamente no benefició al consumidor final; no se sintió. “A principios de este año 2018 hubo quejas por un alegado faltante de pollos y cierto desequilibrio entre la oferta y la demanda. Fue así como en el mes de junio comenzaron a importarse huevos fértiles de una forma desorganizada”, rememoró el presidente de la organización, Pavel Concepción. Y cuando el director de elCaribe, Osvaldo Santana, le preguntó si eso no está regulado en el país, su respuesta fue que “eso está administrado, pero no necesariamente regulado”.

“El Estado, conjuntamente con nosotros los avicultores entendimos que hacía falta y que se podían traer. Lo único es que no se midió en el momento, debido a que había muchos avicultores en el momento que entendían que podían producir más. Fue un error de planificación que hubo en ese momento”, dijo Concepción. De esa forma reconoció que los productores de pollo y de huevos en el momento estuvieron de acuerdo con la importación de los huevos fértiles.

Actualmente hay 34 compañías que incuban huevos y de ellas 27 incubaron hace varios meses más de lo que incuban normalmente. “Ya el problema se está resolviendo. Los productores están procesando más pollos y guardando para diciembre. Estamos haciendo los ajustes de producción para evitar que se extienda por muchos meses el problema de pérdidas que tenemos los productores. Eso, con la ayuda del Ministerio de Agricultura que nos proveyó con la compra de 500 mil pollos”, indicó Concepción.

Le acompañaron en el encuentro Wilfredo Cabrera, Bolivar Cartagena, José Luis García y Miguel Lajara. El objetivo primario de la visita a este diario fue anunciar la celebración el 12 de este mes de una actividad denominada “Vive la Avicultura 2018”. “Muchas veces a quienes usted ve más expresando sus problemas son esos pequeños productores, que dependen de esas 34 compañías… alguien que cría 10 mil o 20 mil pollos, que hace un ciclo de cada dos meses, y es impactante cuando su ciclo le cae en una pérdida por causa del algún problema, porque tienen que durar dos o tres meses más para volver a hacer otro ciclo, expresó el presidente de la ADA.

“Las compañías avícolas que tienen grandes procesos se comprometieron a salir a buscar los pollos de forma tal que lleváramos el precio del pollo por lo menos al costo de producción, que era entre 24 y 26 pesos. Hoy día está en 24, no se ha llegado a los 26, que es la meta”. expuso Pavel Concepción. Las estadísticas citadas ayer ofrecen una idea ampliada sobre la fortaleza del sector avícola dominicano. La actividad genera 15,000 empleos directos, incluyendo las zonas urbanas y el campo dominicano.

“Hacemos presencia en más de 18 provincias del país y producimos 336 mil toneladas de pollo al año y más de 1,800 millones de unidades de huevos”, dijeron los directivos de la ADA. Se quejaron porque algunos subproductos de pollo que ingresan al país desde Estados Unidos terminan afectando la producción local. Citaron el caso de algunos recortes de pechuga que entran con un precio –incluso- inferior al que se comercializa en esa nación. “De esa forma nos sacan del mercado a nosotros”, dijo el presidente de la ADA. Mientras, Miguel Lajara resaltó que cada día salen de las granjas 600 mil pollos y llegan a distintos puntos, incluyendo aquellos donde no se produce ese tipo de ave de manera comercial. “Detrás de eso hay una industria que, a pesar de sus fragilidades, tiene un optimismo de seguir adelante, a pesar que de que no recibe del Estado ningún subsidio. El sector produce la proteína animal (pollo y huevo) más económica que tiene el pueblo dominicano”, apuntó.

La estructura productiva del sector avícola es de poco más de 700 productores, distribuidos en toda la geografía nacional. Lajara resaltó que la cadena de distribución existente en el país permite que la industria sobrevida a pesar de las importaciones.

En los últimos cinco años el consumo per cápita de huevo aumentó de 170 a 182 unidades, mientras que en la última década ha habido un crecimiento en la oferta de proteína de más del 50 por ciento, muy por encima de otras actividades del ramo agropecuario, según las estadísticas que maneja la ADA. La institución asegura que los avicultores adquieren la producción nacional de sorgo y están en capacidad de adquirir la producción total de maíz.

Posicionamiento

A nivel de Centroamérica y el Caribe, República Dominicana ocupa el segundo lugar en cuando a mayor volumen de producción de pollos y huevos y está entre los 10 países del mundo con mayor consumo per cápita de carne de la citada ave. El sector ha avanzado en la incorporación de tecnología, incluida la producción bajo ambiente controlado, que guarda mucha diferencia con el modelo de producción abierto. Cuando los pollos se manejan con control hay mejor manejo de la temperatura y otros componentes y se reduce significativamente la mortalidad. Otra ventaja es que el pollo está listo para consumo en menos tiempo. “Al no estresarse, tú tienes un pollo que crece y engorda más rápido”, explica Wilfredo Cabrera. La ADA dijo que los avicultores trabajan para conquistar el Caribe menor, de habla inglesa, en materia de mercado. Se trata, según la organización, de mercado de alta capacidad de pago a los que no se puede acceder por una cuestión de barrera sanitaria.

José Luis García resaltó la importancia de intervenir en todos los procesos, con miras a lograr mejor productividad y estabilización del mercado.

Convocatoria, una oportunidad de afiliarse

La actividad que tendrán los avicultores el día 12 es una oportunidad para que los pequeños productores comiencen a formar parte de la ADA, que reúne a todas las empresas reproductoras y de incubadoras abuelas del país. La matrícula de socios activos de la organización es muy pequeña y se va a abrir totalmente,de tal manera que aquel granjero que produce poco (mil o tres mil pollos) pueda ser miembro.

“La ADA es una sola y tenemos que ver la industria como una sola. Nuestros competidores son aquellos que buscan destinos como el nuestro, como el caso de EE.UU, Brasil y otros, para poder colocar muchas veces su producto y otras veces su sobreproducción”, indicó Wilfredo Cabrera. La actividad será en Moca y no está abierta al público, sino a los avicultores.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorChina suspende compra de crudo a Estados Unidos
Noticia siguienteCMD advierte no permitirá atención primaria en clínicas