“La política necesita cambiar para que el país avance”

Virtudes Álvarez pertenece al Partido Comunista del Trabajo (PTC) desde hace 20 años. Kelvin Mota.
Virtudes Álvarez es encargada de la Secretaría de Relaciones Exteriores del Partido Comunista del Trabajo (PCT), del cual forma parte desde hace 20 años

Desde muy pequeña, Virtudes Álvarez tuvo contacto con la militancia social y política, pues su padre constituyó su hogar en el terreno donde nacieron las principales organizaciones comunitarias de Pizarrete. En las reuniones ella solía pasar la lista y tomar anotaciones.

Sin embargo, entendió en su totalidad el grado de importancia de esas luchas campesinas cuando avanzó en sus estudios, y encabezó varias organizaciones estudiantiles como el Feflas.
Trabajó en diferentes programas radiales y encabezó varias asociaciones de trascendencia en la región sur. Desde hace 20 años es parte del Partido Comunista del Trabajo (PCT), cuyo ingreso representó para ella “la entrada al paraíso”.

Virtudes, madre de cuatro hijos: Stalin, Victoria, Aura y Vilma, conversó sobre los principales 10 momentos de su vida, fuera de la maternidad.

1. Nació en Peravia
Nací el 7 de febrero de 1960 en Baní, aunque mi familia es de Pizarrete. Hija de dos agricultores, porque aunque mi madre se dedicaba más a la casa y la familia, era también agricultora. Sin la mano de esas mujeres en el campo, la agricultura no se sostiene. Soy hija de dos figuras estelares de la comunidad, Manuel de Jesús Álvarez Arias, quien este próximo 24 de diciembre cumpliría 100 años, y Eleonor Valera Guillén”.

2. Admiración hacia su padre
Mi padre fue un hombre controversial y público, convirtió nuestra casa en el local donde se conformaron las principales asociaciones comunitarias de la localidad; como la Asociación de Agricultores Sagrado Corazón de Jesús, el Centro de Madres Rosa Duarte y la Cooperativa de Productores de Arroz. Pero también mi papá contribuyó con la construcción de obras puntuales como un acueducto, la primera iglesia, y la primera escuela, que fue destruida por el huracán David, en 1979. Tuve el privilegio de participar en las actividades que se hacían para recaudar los fondos para comprar los solares y construir las obras. Al frente de todo eso estuvo mi papá, y como siempre fue fácil involucrarme en las luchas y reivindicaciones políticas, fui aprendiendo poco a poco de él y su liderazgo”.

3. Su primer día de clases
Aprendí a leer y a escribir a los cinco años. La escuela que había en la comunidad solo llegaba hasta cuarto curso, pero cuando entré había cambiado y llegaba hasta sexto. Mi primer día en la escuela fue un verdadero momento inolvidable, estaba tan emocionada que la noche anterior no pude dormir mucho. Recuerdo que en esa época la escuela funcionaba en casa de familias. A mí me tocó en la casa de una señora llamada Adelina, que vendía dulces de diferentes frutas. Su casa, en cuyos bordes habían sembradas flores de Amor Dormido (Flor de Portulaca), estaba impregnada de un aroma agradable, como a especias. En una pequeña terraza en la parte trasera de la casa, se encontraba el lugar habilitado para darnos clases; con una pizarrita y algunas sillas. Mi primera maestra fue Francia González. Ella estaba embarazada en esos momentos, y tuvo que retirarse. Después de eso, no la volví a ver, hasta hace algunos años, cuando casualmente me encontraba en Estados Unidos en una actividad del Frente Amplio en el 2012, y estábamos dispuestas a cruzar frente a frente en una calle. Cuando la distinguí la saludé y ella me identificó. Ahora somos muy buenas amigas. Después de la escuela básica, pasé a estudiar al Liceo Francisco Gregorio Billini”.

4. Formó parte del Feflas
Mientras iba creciendo, participaba en las actividades de mi padre, que junto a mi tío me ponían a pasar la lista, hacer actas, tomar apuntes, y cartas, en las reuniones de las asociaciones. Sin embargo, no sabía que eso ya era militancia social y política. Luego comencé a tomar consciencia sobre estos conceptos. Fui parte del Frente Estudiantil Flavio Suero (Feflas) en el 1974. Siento que a partir de ese momento comenzó mi compromiso por las causas sociales. En esa organización llegué a ser dirigente del Comité de Curso, luego al Comité de Tanda, y finalmente al Comité Municipal. Todas esas etapas reforzaron mis ideales”.

5. Inició en la radio
Cuando cumplí los 15 años, comencé con un programa de radio junto a unos compañeros periodistas de Peravia en Radio Baní en el 1979. Ahí tuve la oportunidad de leer comerciales para el programa que tenían, y cobraba 20 pesos. Tras esa etapa, me involucré más en el periodismo, siendo productora, conductora, y comentarista del programa. Fue la vía que utilizamos para transmitir nuestro mensaje, con un enfoque de defensa a los derechos humanos, especialmente de la mujer”.

6. Evoluciona en el periodismo
Después de que el programa salió del aire, nos juntamos y constituimos “Temas del momento”, un programa que se transmitía de 11:00 a.m. a 12:00 del mediodía en el 1982. Era un estilo más riguroso, pero también una especie de revista. Íbamos a campos y zonas cafetaleras a buscar a los dirigentes de las asociaciones, de la industria cañera, a amas de casa, para hacerles entrevistas y reportajes y conocer sus realidades. Este programa tenía más contacto con la gente”.

7. Estudió Psicología Clínica
La pasión por la gente y las cosas del campo me motivaron a estudiar la licenciatura en Pedagogía mención Desarrollo Agrícola y Rural en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), que ya no está en el prensúm. La dejé en 1983 por compromisos políticos. Luego estudié Periodismo en el Instituto Dominicano de Periodismo (IDP) en 1999. Cuando cumplí los 43 años me matriculé otra vez, en la Universidad de la Tercera Edad, y estudié Psicología Clínica. Me gradué en el 2007”.

8. Encabezó varias organizaciones
He sido parte de organizaciones políticas de izquierda. En Baní constituimos la Federación de Mujeres Banilejas, en 1981, fui delegada del Centro de Madres Rosa Duarte, también creamos la Confederación de Madres de la Región Sur, en 1983, que se trataba de 17 municipios de la región; desde Haina hasta la frontera. También fui una de las fundadoras del Consejo de Unidad Popular de la Región Sur, en 1986, una de las organizaciones con mayor cobertura. Tantas responsabilidades estaban complicando un poco mi vida personal. Tenía apenas 21 años cuando decidí irme a vivir a Azua a colaborar como presentadora en el programa “Mil 60” de Radio Azua. No era un trabajo, era más bien una labor política”.

9. Jornadas de lucha a nivel nacional
Fui secretaria de organización del Consejo de Unidad Popular. Cuando el coordinador general, Isidro Torres, fue apresado, me designaron coordinadora a mí. En medio de la efervescencia del gobierno de Joaquín Balaguer, me tocó hacer vocería pública en el 1988, eso fue cuando el paro cívico del 8 al 9 de marzo. Eso cambió la historia de mi vida. Por primera vez habíamos creado un impacto de esa magnitud con jornadas nacionales. Paralizamos el país en varias ocasiones, exigiendo lo que nos correspondía como sociedad”.

10. Aspiró a diputada
Participé en las elecciones de 1990 por parte del Movimiento Independencia Unidad y Cambio (Miuca), que hoy es el Frente Amplio. Estaba conformado inicialmente por siete movimientos independientes en diferentes puntos del país. Logramos que la población marcara más de 72 mil votos en esas elecciones. Aspiraba a diputada pero el régimen no me dejó ganar. Pero eso no me desmotivó, la lucha debe manterse para derrotar a los que tienen el país como está.

La motivan las ideas comunistas

“Desde hace 20 años formo parte del Partido Comunista del Trabajo (PCT). Solicité la entrada a ese partido inspirada en el ideal del comunismo, que busca la igualdad y la equidad en la sociedad. En el grupo había pastores evangélicos, empresarios, y otras personas de distintas tendencias ideológicas. Cuando descubrí el comunismo, fue como haber encontrado mi hogar, fue la entrada al paraíso. Todo lo que sentía respecto a las injusticias que veía en el campo, en las iglesias y en las escuelas, las pude entender cuando entré. Actualmente soy encargada de la Secretaría de Relaciones Internacionales del PCT. He tenido la oportunidad de expresar mis ideas a través de libros, en los que reproduzco y comento algunos asuntos sociales y políticos. La primera publicación fue “Tiempo vivido” en el 1995, que narra las experiencias de los movimientos sociales de los años 80. Además, desde el 2010 me he enfocado en realizar la “Agenda de la Mujer Dominicana”, cada edición tiene un tema diferente, como la el deporte, la política, entre otros. Todos estos proyectos los hago porque quiero motivar a la población a no dejarse derrotar por el pesimismo. En los últimos 20 años, las clases gobernantes nos han hecho pedazos, han sembrado la desconfianza en todo lugar. La política necesita cambiar para que el país avance. No podemos permitir que la sociedad siga sumergida en una desesperanza colectiva”.

Comunismo
“Desde hace 20 años formo parte del Partido Comunista del Trabajo (PCT). Solicité la entrada a ese partido inspirada en el ideal del comunismo”.

Feflas
“Fui parte del Frente Estudiantil Flavio Suero (Feflas). Siento que a partir de ese momento comenzó mi compromiso por las causas sociales”.

Estudios
“Cuando cumplí los 43 años me matriculé otra vez en la Universidad de la Tercera Edad, y estudié Psicología Clínica. Me gradué en el 2007”.

Liderazgo
“También fui una de las fundadoras del Consejo de Unidad Popular de la Región Sur, una de las organizaciones con mayor cobertura”.

Comunicación
“Cuando cumplí los 15 años, comencé con un programa de radio junto a unos compañeros periodistas de Peravia en Radio Baní”.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorEntidades pactan apoyar mujeres emprendedoras
Noticia siguiente2018 un año de amenazas y protestas