Brote de rabia es el mayor registrado en la última década

968
Según el exdirector del Centro Antirrábico Nacional en el país hay alrededor de 800 mil perros sin control veterinario. Fuente externa
Desde el 2009 no se reportaban tantos casos de rabia humana en RD. Se trata de un problema de salud pública

Desde el 2009 en la República Dominicana no se registraban tantos casos de rabia humana como este año, que a la fecha, lleva un saldo de tres muertos y mantiene a un niño de cinco años en estado de coma inducido en el hospital infantil Robert Reid Cabral.

En la última década, el comportamiento de la letal enfermedad que ataca las células nerviosas del cerebro y que se transmite por la mordedura de perros, gatos y hurones infectados con el virus, se mantenía prácticamente controlado, con un promedio de un caso por año, con excepción del año 2009 cuando se reportaron cuatro muertes y el 2010, con tres defunciones.

Al revisar los capítulos de prevención y control de zoonosis o enfermedades transmitidas por animales, que se realizaba en colaboración con el clausurado Centro Antirrábico Nacional, en los boletines epidemiológicos publicados por el Ministerio de Salud Pública se aprecia que en ambos años se reportaron cientos de casos de rabia animal y miles de agresiones a personas.

Sólo en el 2010 se reportaron 169 casos de rabia animal y unas 32,986 agresiones o mordeduras de animales a personas, mientras que, en el 2019 el número fue mucho mayor: 381 casos de rabia animal y, aunque el documento no detalla la cantidad de personas mordidas, resalta que la mayor cantidad de agresiones se produjo en las provincias Peravia, Santiago, el Distrito Nacional y Santo Domingo.

Se aprecia que en los años 2011, 2014 y 2016 no se reportó ningún caso de rabia humana; mientras que en el 2017 y 2013 se registró un caso en cada año; seguido del 2015 y 2012 con dos muertes por esta enfermedad.

De acuerdo con el boletín 47 que recoge los eventos de salud de notificación obligatoria hasta el 24 de noviembre este año, sólo se habían reportado 71 casos de rabia animal, mientras que en los años anteriores, el sistema de vigilancia reportó cientos de animales enfermos y agresiones a personas que oscilaban entre las 20 y 30 mil.

Pedernales sufre brote desde julio

En un reportaje publicado por elCaribe el 24 de septiembre de este año, el Ministerio de Salud Pública informaba que trabajaba para controlar un brote de rabia animal en la provincia de Pedernales desde el mes de julio, mediante vacunación masiva de gatos y perros y la sensibilización de las personas que tenían estos animales dentro de sus casas. Sin embargo, las acciones no lograron detener la transmisión a humanos en tres de los cuatro casos que se reportan hasta la fecha y que ocurrieron en esa localidad fronteriza.

En ese mes, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) resaltaba que sólo en la República Dominicana y otros tres países de América Latina y el Caribe, la rabia canina seguía activa, refiriéndose a Haití, Bolivia y Guatemala. “Nadie debería morir por una enfermedad que es 100% prevenible por vacunación”, exclamó en vísperas del Día Mundial contra la Rabia, Ottorino Cosivi, director del Centro Panamericano de Fiebre Aftosa (Panaftosa) de la OPS/OMS, con sede en Brasil.

Explicó que desde 1983, cuando comenzaron las acciones coordinadas por la OPS/OMS los casos de rabia canina y humana cayeron 95% y que a nivel mundial, alrededor de 59 mil personas mueren cada año a causa de esta enfermedad, principalmente en Asia y África.

Hubo un brote en 2009

El brote de rabia que afectó al país en el año 2009 inició entre febrero y marzo en el municipio de Haina, en San Cristóbal, y al igual que en la actualidad, las mayores víctimas fueron niños, según los reportes de prensa de la fecha.

En ese momento, el entonces secretario de Salud, Bautista Rojas Gómez, ordenó la suspensión de forma indefinida de la directora y una médico asistente del hospital municipal, donde se registraron dos casos.

A raíz de la muerte de otro niño del barrio Simón Bolívar en el mes de octubre, Rojas Gómez reconoció que había una escasez de vacunas contra la rabia humana que también había afectado a otros países de Centroamérica y el Caribe.

De acuerdo con los reportes periodísticos, a finales de año hubo una gran afluencia de personas en el clausurado Centro Antirrábico Nacional en procura de la vacuna.

Posteriormente, las autoridades informaron que habían recibido 10 mil dosis de la vacuna contra la rabia humana y que esperaban 1.5 millones de dosis para prevenir la rabia animal en todo el territorio nacional.

Una jornada de vacunación en 2010

Un año después, el Ministerio de Salud Pública desplegaba una jornada de vacunación canina y felina en todo el cordón fronterizo como una forma de prevenir epidemias provenientes del vecino país, que había sufrido los estragos de un terremoto de magnitud 7 que cobró más de 300 mil vidas. La jornada se desarrolló en Pedernales, Jimaní, Elías Piña, San Juan de la Maguana, Montecristi, Dajabón y otros.

Una amenaza para la salud pública

La semana pasada el ministro de Salud, Rafael Sánchez Cárdenas, reconoció que la enfermedad constituye una amenaza a la salud pública, por lo que no hay derecho individual que se pueda interponer para que no se lleve a cabo la prevención mediante vacunación animal.

Según las palabras del funcionario recogidas en una nota de prensa institucional, en Pedernales hay familias con 10 y hasta 20 perros en una misma casa que se niegan a vacunarlos, “y eso no lo vamos aceptar, la gente tiene que tener conciencia de que debe vacunar a los animales y facilitar la intervención a la sanidad con fines de contener esta enfermedad”.

Explicó que en coordinación con los representantes de la OPS de Haití, se está trabajando para llegar a un acuerdo que permita adelantar el proceso de vacunación en el vecino país para de una forma unificada reducir la incidencia de la rabia humana en ambas naciones.

Ayer el galeno agregó que cuando se tenga la autorización de las autoridades haitianas se les daría apoyo con vacunas e inmunoglobulinas, a fin de que se dé cobertura de vacunación a toda la población de perros y gatos de Anse-à-Pitre, ya que desde el punto de vista de control epidemiológico, es la medida preventiva más efectiva. “Estamos en presencia de un proceso de zoonosis. El Ministerio en Pedernales ha hecho un proceso masivo de vacunación, el rastreo casa por casa de los mordidos, arañados y lamidos por perros y gatos, ese proceso se completó en toda la provincia. Se ha hecho el perifoneo, las guagüitas se han desplazado en todos los pueblos instruyendo a los ciudadanos para que acudan al centro médico el Elio Fiallo o a la Dirección Provincial de Salud donde están las vacunas disponibles y gratuitas”, resaltó.

El fundador y exdirector del antiguo Centro Antirrábico Nacional, el doctor Ruddy Vásquez, sugirió que se declare en emergencia sanitaria las cinco provincias fronterizas.

Niño con virus de rabia sigue en estado crítico

El infectólogo y subdirector del hospital Robert Reid Cabral, Clemente Terrero, informó ayer que el niño de cinco años procedente de Pedernales ingresado desde el pasado 20 de diciembre en ese centro de salud continúa en estado de gravedad. Explicó que el infante ha entrado a la etapa más crítica del proceso. Tras el cierre del Antirrábico las vacunas se aplican en un centro de atención primaria ubicado en la avenida 27 de febrero casi esquina Barahona. Según el Servicio Nacional de Salud, también están disponibles en los hospitales Robert Reid Cabral, Hugo Mendoza, El Almirante, Hacienda Estrella, Boca Chica, Villa Mella y en centros del interior del país, además de las Direcciones Provinciales.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorDice que Trump fingió espolón para evadir guerra
Noticia siguienteMessi: “La rivalidad con Cristiano fue muy sana”