Promotores de salud darán seguimiento a embarazadas de GSD

Rafael Sánchez Cádenas, ministro de Salud Pública. KELVIN MOTA

El ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, anunció ayer que el Plan Nacional para la Reducción de la mortalidad materno-neonatal, elaborado con el acompañamiento técnico de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), comenzará a aplicarse el próximo mes de febrero.

Explicó que el plan no se centrará únicamente en el ámbito médico e intrahospitalario, sino que también contempla la captación temprana y orientación de las embarazadas en los barrios del Gran Santo Domingo por parte de promotores de salud que han sido previamente entrenados.

Cada promotor tendrá a su cargo el seguimiento de diez mujeres gestantes en las distintas demarcaciones, a las que deberá llenar una historia clínica y perinatal con los antecedentes de salud de la paciente, como la hipertensión, que actualmente es la primera causa de muerte materna. “Ya en la unidad de atención primaria se le van a donar los antihipertensivos o los kits de vitaminas y hierro, ya que se sabe que un 34% de las embarazadas tiene anemia”, agregó el funcionario, al explicar que con ello se reducirían las posibilidades de sufrir una hemorragia durante el parto, otra de las principales causas de mortalidad.

Al ser entrevistado en el programa Telematutino 11, Sánchez Cárdenas, informó que se ha hecho un levantamiento cartográfico de cada uno de los barrios y un software para que las direcciones provinciales y de área de salud registren la información precisa de las embarazadas y asegurarse que asistan a las consultas prenatales y la adherencia a la medicación si tienen una condición de salud especial a fin de que lleguen en buenas condiciones al parto. “Sabemos que un parto complicado nos va a producir un producto (bebé) complicado”.

Dijo que el Plan se aplicará especialmente en las diez provincias que según estudios realizados registran el 70% de las muertes y contempla la elaboración de planes de mejora individualizados en cada hospital en base a la información que se tiene de ellos.

Según la Dirección General de Epidemiología (Digepi) la mayor cantidad de muertes maternas del año pasado ocurrieron en el Gran Santo Domingo, el Distrito Nacional, Santiago, San Cristóbal, La Vega, San Pedro de Macorís, Puerto Plata, La Altagracia y Monte Plata.

Delegación viaja a Honduras para conocer buenas prácticas
Por su parte, el Servicio Nacional de Salud (SNS) informó ayer que una comisión de esa institucion y del Ministerio de Salud viajó a Honduras por invitación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para conocer la estrategia implementada que ha logrado reducir significativamente el número de muertes maternas e infantiles.

La delegación dominicana también está compuesta por los subdirectores de Apoyo y Gestión de la Red y de Atención Primaria, Víctor Calderón e Hilda Cruz, respectivamente y la encargada del departamento de calidad del Servicio, Claudia Bautista.

Honduras ha reducido la tasa de mortalidad

La doctora Herrera resaltó que Honduras es un ejemplo a seguir, pues en los últimos cinco años los trabajadores del centro de salud materna e infantil de Dulce Nombre de Culmí y el Hospital San Francisco de Juticalpa han logrado reducir a dos el número de muertes maternas y disminuir en más de la mitad las muertes neonatales, pasando de 59 casos en 2013 a 24 en 2018. Los técnicos atribuyen el éxito a la calidad de la atención, y en acciones coordinadas de la Secretaría de Salud de Honduras (Sesal) y la Iniciativa Salud Mesoamérica, gestionada por el BID.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorEl Getafe castigó al Alavés en la Liga de España
Noticia siguienteBalcácer logra acuerdo con autoridades de de Hiroshima