Sánchez Ramírez apuesta a su desarrollo ecoturístico

311
Sánchez Ramírez fue declarada provincia ecoturística mediante la Ley 40-08 del 16 de enero del 2008.
Montañas, senderos, lagos artificiales, cultivos, pesca, producción y otras atracciones hacen que esta provincia sea atractiva al visitante

Hermosas montañas, ideales para el senderismo, fértiles tierras, el lago artificial más grande de las Antillas, diversas guácaras taínas y el nacimiento de importantes fuentes acuíferas, son algunas de las virtudes por las que Sánchez Ramírez fue declarada provincia Ecoturística.

En este territorio del Cibao Central, declarado provincia ecoturística mediante la Ley 40-08 del 16 de enero del 2008, se han tomado diversas iniciativas para incentivar el desarrollo del ecoturismo, que atraen visitantes de diferentes puntos del país y del extranjero, tales como el torneo de pesca Cotui Bass Open, la Ruta Ecoturística del Arroz, la Feria de la Piña o excursiones en ferry por la presa de Hatillo.

Potencial

Estas iniciativas han sido tomadas por el Consejo de Desarrollo Ecoturístico de Sánchez Ramírez y representantes del sector privado, quienes han aunado esfuerzos para mostrar su rico potencial y dinamizar la economía. A estos se unen entidades comunitarias como el Grupo Acción Futuro, que vela por proteger y promover sus recursos naturales.

Emilia Gil, directora ejecutiva del Consejo de Desarrollo Ecoturístico de Sánchez Ramírez, resalta que la provincia es totalmente eco turística, ya que posee muchas montañas donde se puede hacer senderismo, ciclismo, deportes extremos y diversas actividades que cuentan con la integración de sus comunitarios, pues es un pueblo muy hospitalario.

El principal atractivo de la provincia citado por Gil es la imponente presa Hatillo, el lago de agua dulce más grande del Caribe, ubicado en la comunidad que le da el nombre, a seis kilómetros al suroeste de Cotuí. Esta es una imponente presa hidráulica abastecida por el río Yuna, que además cumple con la función de generar energía, suplir el agua para consumo humano, regar el sembradío de la zona, así como desarrollar la piscicultura, actividad que hace importantes aportes a la economía.

En el ámbito histórico cultural, Emilia Gil resalta las cuevas taínas albergadas en el Parque Nacional Aniana Vargas. Allí cuentan con más de 23 guácaras, ricas en arte rupestre y vestigios de los ancestros, considerada la más alta concentración reportadas hasta el momento en el Caribe. Detalla que las guácaras cuentan con unas 711 once pictografías y jeroglíficos. “Aquí viene gente de diferentes partes del mundo a ver lo que en realidad hay en las cuevas, hay muchas cosas que contar de cuando los indios vivían en estas”, resalta la directora del consejo.

Al hablar del Cotuí Bass Open, Gil expresó que es uno de los torneos más esperados por la comunidad de la pesca deportiva, puesto que el lago de Hatillo constituye uno de los principales ecosistemas de la especie de Bass muy codiciada por los pescadores deportivos de todo el mundo. “En el torneo participa gente de Santiago, Santo Domingo, Constanza, La Vega, Bonao, todas las provincias del país, y también de fuera, porque vienen personas de Miami y de Puerto Rico a participar”, detalló.

La ruta ecoturística del arroz es otro de sus atractivos, en el que se puede apreciar su producción desde su inicio hasta el final. Para iniciar el recorrido, los visitantes son llevados a desayunar a un restaurante donde todo es a base de arroz, luego pasan a los sembradíos y se le explica las etapas desde que se empieza a sembrar, pasando a la factoría, y luego a un molino artesanal, donde se ve la diferencia como se molía el arroz antes, y como se muele actualmente.

“La ruta incluye un recorrido a El Pozo, donde hacemos dinámicas y se espera a los turistas con perico ripiao, la gente vende el arroz en cáscara a quienes le gusta el arroz integral, luego se llevan a las siete compuertas, que es el lugar donde está toda el agua almacenada para regar las parcelas, y termina en otro restaurante con un menú a base de arroz”, detalla Gil.

No obstante todo este potencial, aún el turismo en este pueblo es de paso, ya que cuentan con pocas habitaciones hoteleras para albergar a los visitantes. Actualmente tienen el hostal María Yobon con 14 habitaciones, así como otras habitaciones diseminadas en pequeños hoteles que suman unas 30 habitaciones por todas.

Comunidad comprometida

Martín Lanfranco, presidente del Grupo Acción Futuro, detalla que gracias al lago de la presa de Hatillo, que tiene alrededor de 70 kilómetros de agua dulce navegables, han logrado colocarse ante los ojos de los amantes del turismo de aventura. Detalla que la presa, que tiene una producción energética de unos 8.5 megas en el día, tiene entre sus atractivos una embarcación tipo catamarán que ofrece servicios desde hace unos 20 años, donde el turista puede disfrutar de un ambiente sumamente agradable, en contacto con la naturaleza..

Al hablar de las guácaras tainas, Lanfranco detalla que la de mayor importancia es la de Sanabe, donde hay la mayor expresión de petroglifos y jeroglíficos dejados por los ancestros que nos acerca a la cultura. “También tenemos en Cotuí en la zona de Sabana Grande de Cevicos el río más grande que se sumerge por debajo de la tierra, el río Cevicos, dónde tenemos varias cuevas, incluso la más importante de la zona es la cueva de las Golondrinas, donde las golondrinas dan un gran espectáculo tomando el agua del río, mientras tú te bañas hacen maniobras al lado tuyo”, expresa el presidente de la entidad formada por comunitarios comprometidos con su desarrollo.

Cotuí cuenta además con lo que fuera el primer asentamiento minero en América Latina, de acuerdo a lo informado por Lanfranco, quien detalla que en Pueblo Viejo hay una serie de hallazgos de las personas que vivían en la loma, donde se está proponiendo la creación de un museo con todas las vasijas y utensilios que se han encontrado en la zona.

Otro evento que identifica al pueblo es la Feria Nacional de la Piña que se hace cada año para el mes de noviembre en Cevicos. “La feria se realiza durante 3 días, viene una afluencia interesante de público a nivel nacional, ya que a medida que va creciendo la publicidad, va creciendo el interés de la gente”, expresa.

Para lograr mayor desarrollo Martín Lanfranco considera que a nivel ecoturístico en las montañas necesitan algunas instalaciones para que la gente pernocte de manera más organizada. En ese sentido dijo que el Grupo Acción Futuro está proponiendo un observatorio donde se puedan ver las aves de la zona, así como algunas unas chozas para mostrar a los turistas cómo vivían los indígenas.

El grupo también aboga por la construcción de un teleférico, un proyecto muy ambicioso, pero considera que tienen las instalaciones adecuadas, y sería el primero por encima del agua. Estaría recorriendo parte de las lomas, entraría al agua, para terminar en uno de los extremos de la presa donde se construirían algunos restaurantes.

Otro sustento de la economía de la provincia Sánchez Ramírez es la pesca, siendo la trucha el principal pez que se produce allí, tanto de la forma tradicional en la presa, como en cautiverio, pues muchas personas han incursionado en la cría de peces en jaula. El comerciante Elio Veloz, quien compra pescados para revender, dice que muchas personas de la zona viven de la pesca, y otros como él, lo compran para venderlo.

Aunque incipiente aún, en Cotuí tienen un parque de árboles aromáticos que constituye un espacio para el turismo de salud, modalidad que está creciendo fuertemente en países como México. Es una iniciativa de carácter privado que está en la zona de Zambrana, donde ya comienzan a ir grupos de turistas a estar en contacto con la naturaleza.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorDe viernes a viernes
Noticia siguiente“Los bomberos son la parte más olvidada de las emergencias”