Senado conocerá en sesión de hoy la Ley Electoral

150
Aristídes Victoria Yeb.

El Senado de la República sesionará hoy de manera extraordinaria a partir de las 11:00 de la mañana, para conocer la modificación a la Ley Orgánica de Régimen Electoral.

Los senadores deberán sancionar el informe que presentará la comisión bicameral que tuvo a su cargo el estudio de la pieza. Luego de ser aprobada la iniciativa en esa ala del Congreso, se remitirá a la Cámara de Diputados que sesionará el próximo martes.

El Congreso trabaja contra el tiempo para aprobar la iniciativa pues la legislatura extraordinaria vence el próximo miércoles a las 12 de la noche.

La comisión que estuvo presidida por el senador Arístides Victoria Yeb, entre otros puntos importantes, decidió que el tema del voto preferencial congresual quede tal cual está en el sistema actual, con el arrastre doble de diputados hacia senadores y de senadores hacia diputados, a pesar de que la sociedad civil y los partidos de oposición se mostraron en desacuerdo.

En el caso del voto preferencial a nivel municipal, los comisionados ratificaron que este sea implementado en la escogencia de regidores y vocales, tal como manda la Ley 57-13 que instituye el voto preferencial.

También se acordó que en los distritos municipales y en los municipios se separen la votación. “Actualmente los votos de los directores de cada uno de los distritos se le suma al caso urbano de los municipios, la comisión ha decidido que no incida la decisión de los votantes de los distritos municipales en la elección del alcalde de los municipios”.

Asimismo se acogió la creación de una procuraduría especializada que persiga los delitos electorales que estará adscrita al Tribunal Superior Electoral (TSE) bajo el mandato de la Procuraduría General de la República.

Respecto a los topes para el financiamiento de la campaña, el senador indicó que serían 122.50 pesos por elector a nivel presidencial.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorUna campaña muy cara
Noticia siguienteGilbert, héroe de dos pueblos