Homenaje a Soucy de Pellerano

Hace unos días, el Centro Cultural Mirador Santo Domingo inauguró la muestra: “Conciencia, innovación y permanencia”, un merecido homenaje a la artista Soucy de Pellerano, a propósito del día internacional de la mujer.

Me siento afortunada, por haber tenido la oportunidad de conocer a la maestra Soucy de Pellerano, sin duda, una de las mujeres artistas más provocadoras en la historia del arte dominicano contemporáneo, con una visión de gigante, siempre innovado en la búsqueda de los recursos para la producción de un arte que, además de vanguardista, es un símbolo de revolución femenina.
Esto así, porque Soucy de Pellerano, supo apropiarse de la máquina en tanto recurso expresivo para asumir un lenguaje de cambio.

La mujer, siempre representada como ente delicado, sutil y abnegado, con Soucy, asumió un rol de guerrera, de cosmopolita, pero también de mujer trabajadora e ingeniosa, capaz de plasmar una realidad más rústica, menos edulcorada y con más fuerza expresiva. Aquellos modelos representacionales que pudieran atribuirse a creadores masculinos, son asumidos por ella con una vitalidad sin paragón que, a fin de cuentas, se convirtió en su sello como creadora.

No es un secreto que, por muchos años, la representación de la máquina, estuvo asociada al hombre, sin embargo, en el universo de esta noble artista, la mujer encontró su lugar, en tanto medio para su reproducción.

Soucy, no solo lleva esta temática al lienzo, sino que se sirve de diversos medios para la creación de objetos con fin estético, introduciendo esta modalidad en tiempos en que el arte tridimensional se encontraba apegado a los cánones preestablecidos por la academia.

La muestra que acoge el Centro Cultural Mirador, nos permite apreciar en detalle los aportes de Pellerano a la plástica nacional, en un recorrido por varias etapas de la artista, compiladas a través de varias colecciones privadas y de su familia.

Quedan todos invitados a disfrutar de las obras de una genial creadora que, hasta el último soplo de vida, disfrutó poder construir una memoria visual a partir de su visión del mundo y de su entorno.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorEl necesario cambio de conducta
Noticia siguienteGastronomía de Indonesia