Arte y difusión

El arte, es en esencia, uno de los medios idóneos para expresar los sentimientos más nobles y, a la vez, es de las armas más poderosas de comunicación. Por medio de esta manifestación, se va creando una memoria social desde un plano que puede resultar lo mismo bello que sublime.

Asistir a un espacio rodeado de arte, produce un efecto inspirador que resulta indescriptible. Los colores penetran en la retina como si se tratara de un concierto que nos seduce. Claro que, hay escala de grises que más que alegrarnos, nos entristecen, porque el artista es capaz de transmutar en el receptor las más diversas emociones.

Desde hace buen tiempo he entendido necesario la creación de una sinergia entre el sector cultura, el sector turismo, el sector educación y el de relaciones internacionales, toda vez que el arte dominicano precisa difundirse en todos los ámbitos. Los egresados de las universidades, deben recibir una formación integral y, yo diría que también sensible, pues pocos conocen en nuestro medio cuales son los artistas más representativos o lo que comprende el trabajo que realizan.

Repasar las obras de un artista y poder identificarnos con ellas es emocionante, más todavía si ellas revelan signos de identidad en relación con el lar nativo, es lo que me produce estar de frente a las obras de la artista visual dominicana Mirna Ledesma, con quien celebro el hecho de que una selección de sus trabajos, se hayan considerado para reproducirse en los vehículos y carros de Golf del Hotel Circle Meliá de Punta Cana, a esto acompaña una exposición en la que se presentan un conjunto de piezas de gran colorido, propio de la visión caribeña de la artista.

Este tipo de propuestas, tienen un gran impacto en el público, pero pudieran calar más en la conciencia colectiva si se maneja oportunamente el tema de la difusión. Punta Cana, espacio en el que se registra un gran número de turistas, se convierte en la plataforma por excelencia para la promoción de los artistas nacionales, sin que sus obras se interpreten desde el punto de vista decorativo. De modo que todo esto va a depender del manejo que se tenga de lo exhibido.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anterior“Windows To Down Under” en Museo de las Casas Reales
Noticia siguienteLove, Death & Robots