¿Conoces tu poder?

¿Tu libertad te hace esclavo del bien o del mal? Ser libres para decidir no es lo mismo que ser libre para escoger; cuando alguien, por muchas que ofrezca, decide tus opciones, te hace dependiente, esclavo o presa de la manipulación, por otro lado cuando algo te apasiona pero no te conviene, aunque tienes la libertad de hacerlo o tenerlo, ¿ te abstienes? ¿ Cuidas de ti ? San Pablo dijo: “todo me es lícito, pero no todo me conviene”. Una amiga solía decirme que libertad es “poder elegir” a pesar de tu deseo, si no puedes vivir sin eso, estas siendo esclavo de tu deseo. Entendiendo que la libertad que no nace de la conciencia pura es como una caja de cristal! Libertad no es el poder de tener sino de saber.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorPoder desnaturalizado
Noticia siguienteTeoscar decidió para los Azulejos; Yelich, grandioso