La ley 87-01

    La Ley 87-01, de la Seguridad Social, es quizás la legislación ordinaria más importante del sistema jurídico dominicano, por su impacto directo en la población. Tiene dos grandes componentes, el previsional, que se refiere al sistema de pensiones, y el de salud y riesgos laborales, que abarca el seguro de salud.

    Al menos en la parte de salud, la Seguridad Social está llamada a producir una cobertura del 100% de la población dominicana. Es una meta que por sus implicaciones, también es un reto.

    En la parte previsional el modelo de Seguridad Social arrancó sin ninguna dificultad, acumulando importantes sumas de dinero para cubrir futuras pensiones. Ya sin embargo, comienzan a surgir dudas acerca del alcance de las futuras pensiones. Las proyecciones no son muy favorables para cuando llegue el momento de las primeras pensiones por vejez. Por el lado del seguro médico, ya el modelo está reflejando dificultades y deficiencias que ameritan correcciones.

    El ministro de Salud Pública y Asistencia Social, doctor Rafael Sánchez Cárdenas, por demás vicepresidente del Consejo Nacional de la Seguridad Social, ha dicho que es urgente modificar la ley 87-01. Su argumento: la complejidad de los cuadros epidemiológicos del país caracterizados por enfermedades crónicas de alto costo.

    La conclusión es mucho más complicada, pues conlleva a un diagnóstico de insostenibilidad del sistema de seguridad social.

    Frente a ese panorama, coincidir y apoyar la propuesta del ministro Sánchez Cárdenas es una opción valedera.

    El Nuevo Diario

    El Nuevo Diario acaba de cumplir 38 años de un ejercicio periodístico que se ha caracterizado por la búsqueda constante de la verdad, la pluralidad y la objetividad.

    En esos 38 años, El Nuevo Diario ha cumplido con el compromiso de defensa constante de la libertad de expresión y difusión del pensamiento.

    Hay que reconocerle los esfuerzos que en estos 38 años ha hecho por mantener la calidad y confiabilidad de las informaciones que se producen tanto en el país como en el mundo. Y, sobre todo, el esfuerzo por adecuarse a los tiempos, brindando a sus lectores el amplio abanico de posibilidades que ofrece la web, y más recientemente la televisión digital.

    Extendemos nuestras felicitaciones a Persio Maldonado, director general del periódico, y con él a todo el personal por los logros alcanzados por El Nuevo Diario en estos 38 años que con orgullo todos celebramos.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorForjadores de Nagua, de Ynocencio Mercedes Eduardo
    Noticia siguienteDiputado opositor venezolano acusado de estar detrás del intento golpista huye a Colombia