Independentistas catalanes vetan a líder socialista y complican el diálogo

Pedro Sánchez. archivo EFE

Madrid, 16 may (EFE).- El veto este jueves de los partidos independentistas de Cataluña a que el líder socialista en esa región española pueda ser senador y asuma la Presidencia del Senado amenaza la política de diálogo que busca emprender el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

El plan de Sánchez, líder del Partido Socialista (PSOE), era que Miquel Iceta, primer dirigente del partido en Cataluña, pudiera presidir el Senado, que es la cámara parlamentaria más centrada en política territorial, y desde allí ser una pieza clave para incrementar el diálogo y reducir la tensión con los independentistas catalanes.

Pero, para ello, Iceta debía ser nombrado senador. Como no fue candidato en las elecciones legislativas del pasado 28 de abril, hacía falta que el Parlamento regional catalán aprobara su nombramiento como senador en representación de esa Cámara.

El Senado español tiene 266 miembros, de los que 204 se eligieron en los comicios parlamentarios de abril y los restantes 58 se designan para representar a las distintas regiones, por lo que les votan los parlamentos autonómicos.

Pero la cámara regional catalana rechazó hoy nombrar a Iceta senador, con los votos en contra de los tres partidos independentistas representados (JxCat, ERC y CUP).

Esta votación rompió una legislación regional según la cual el Parlamento respalda a todos los candidatos a senador de representación regional que propone cada partido con derecho a ello, independientemente de sus posiciones políticas.

Tras la votación, Iceta criticó el "sectarismo" de los independentistas y anunció un recurso ante el Tribunal Constitucional.

Explicó que su objetivo en la Cámara Alta era "alcanzar consensos, impulsar una reforma del Senado" y buscar "soluciones dialogadas en el marco de la ley", según explicó en una conferencia de prensa.

Los partidos de centroderecha y derecha (Partido Popular y Ciudadanos) habían acusado repetidamente a Sánchez de que el plan de que Iceta presidiera el Senado formaba parte de las supuestas cesiones del jefe del Ejecutivo a los independentistas catalanes.

"Una vez más, los hechos desmienten de forma rotunda esa acusación", afirmó Iceta.

Numerosos analistas consideraron que el rechazo de ERC (republicanos de izquierda) se debe a tacticismo electoral, ya que de otra forma podría ser considerado más "blando" que su gran rival, JxCat (CUP es minoritario), en los comicios municipales y europeos del próximo día 26.

En todo caso, los socialistas advirtieron a ERC (el partido independentista más apoyado en las elecciones nacionales de abril) de que su veto a que un catalán presida el Senado "puede dificultar" las relaciones entre los partidos políticos.

Los partidos independentistas justificaron su rechazo a hacer senador a Iceta, entre otros argumentos, en que el dirigente socialista apoyó en 2017 la intervención del Gobierno central (entonces del conservador PP) en la autonomía catalana como consecuencia del intento secesionista de septiembre y octubre de ese año.

Pero el diputado electo de ERC Gabriel Rufián aseguró este jueves en Madrid que el veto a Iceta no supone que su partido rechace apoyar a Pedro Sánchez para su investidura como presidente del Gobierno en las próximas semanas, algo en lo que afirmó que su partido tiene "la mano tendida". EFE

 

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorTrump asegura que De Blasio es "el peor alcalde" de Estados Unidos
Noticia siguienteVicepresidencia, Prosoli y UNICEF presentan nuevo estudio para enfrentar el matrimonio infantil