“Villa Tapia necesita un cambio del modo de inversión”

José Ernesto Abud, alcalde de Villa Tapia, provincia Hermanas Mirabal. Fuente externa
El alcalde precisa que el Gobierno debe destinar los recursos suficientes para las necesidades básicas

Villa Tapia, situado en la provincia Hermanas Mirabal, como los municipios pequeños en densidad pero gigantes en producción agrícola de la República Dominicana, carece de inversión pública y de una asignación presupuestaria justa para su desarrollo económico y agropecuario. Asimismo, demandan la construcción de caminos vecinales para comunicar a secciones y parajes que son fundamentales para el comercio local.

El ayuntamiento del municipio de Villa Tapia, tiene asignado un presupuesto mensual de RD$3,900,000, es decir, RD$46,800,000 anualmente, por lo que resulta una “odisea” cumplir con todas las necesidades, sobre todo de pavimentación, electrificación y alumbrado eléctrico, siendo estas de mayor obligación, las cuales exigen una considerable valía.

El alcalde José Ernesto Abud, con apenas 29 años de edad, el más joven del país, asegura que es necesario un cambio en el sistema de inversión pública en el país, alegando que existe un centralismo económico desigual. “Realmente el presupuesto del ayuntamiento y el de los del resto del país reciben el mismo porcentaje del Presupuesto Nacional, ahora es de 2% y pico, y es un mínimo, por eso estamos en precariedad, además de que es el mismo de hace 10 años. Ahora el incremento es muy poco y dificulta el desarrollo de las comunidades. Yo como alcalde propongo que se les atribuyan facultades a los ayuntamientos para que ellos puedan generar sus propios recursos y no tengan que depender de un subsidio, emulando los ejemplos de otras naciones y municipalidades que son las mismas recaudadoras de sus ingresos”, explicó a elCaribe Ernesto Abud.

Insuficiencia de obras

Afirma que uno de los exorbitantes males que afectan a Villa Tapia es la privación de caminos vecinales y carreteras de comunicación a puntos estratégicos de comercialización.
“Uno de los grandes problemas del municipio son los caminos vecinales, pero seguimos trabajando de la mano de la comunidad junto al presupuesto participativo. Hay que prestar atención a cuáles son las reales necesidades y que demanda la comunidad.
También hay que tomar en cuenta que la realidad de cada municipio es diferente, por ende, no podemos exigir lo mismo.
Villa Tapia es un municipio mayormente rural, eminentemente agrícola, contamos solamente con 200 kilómetros de caminos vecinales los cuales con las lluvias y falta de mantenimiento por el presupuesto causan problemas”, mencionó el funcionario.

El apoyo a los sectores en ocasiones olvidados, como los bomberos, es parte de su gestión, porque entienden que es una de las entidades fundamentales del municipio que en emergencias salvan y protegen la vida de todos los munícipes sin distinción de partido, sexo o religión.

Explica también que gracias a las colaboraciones económicas de ciudadanos de Villa Tapia que residen en el extranjero, hace más efectivo enfrentar y solucionar imprevistos, como servicios de primera necesidad en la zona.

“Empezamos la gestión en agosto de 2016 y hemos dado un gran apoyo al Cuerpo de Bomberos de Villa Tapia, eso fue lo primero que hicimos. Entregamos un camión de bomberos y además contamos con el apoyo de los villatapienses que residen en los Estados Unidos. También nos hemos enfocado en el deporte, por eso hemos construido dos canchas y remozamos las calles aledañas, esto incluyó también el casco urbano con la señalización y electrificación. Hemos construido parques para las familias, áreas de recreación. Esto ayuda al desarrollo y crecimiento, pero mientras sigamos con esta cultura centralista, se dilatará mucho el desarrollo”, argumentó.

El pueblo de Villa Tapia, con una población superior a los 25 mil 460 habitantes, convive con la insuficiencia de drenaje pluvial. Sus calles se inundan cuando llueve, mientras luchan por manejar de forma sostenible los desechos sólidos que generan. Sin embargo, esto último le ha valido para ser nombrado como uno de los municipios más higiénicos del país.

“El tema de la electricidad ha mejorado. En el casco urbano tenemos 24 horas, pero hay carencia de drenajes pluviales y acueductos.

También el tema de los residuos sólidos, para mejorar su uso, nosotros concientizamos a la gente con el tema del reciclaje, que lo hemos trabajado de la mano con el programa Dominicana Limpia y hemos podido ir avanzando en esa materia aunque nos falta mucho por delante. Es uno de los municipios más limpios del país por ese programa. El trabajo ha sido enorme, para cambiar el pensamiento de la gente, pero ha sido muy positivo porque cambia la imagen del pueblo y los visitantes se sienten bien. Nuestro compromiso es seguir mejorando”, apuntó Abud.

Presupuesto y participación ciudadana

El funcionario público exteriorizó que a pesar de que los recursos son limitados, a través del Presupuesto Participativo involucran a la población en las tomas de decisiones para la materialización de obras que los distintos sectores entienden que requieren con inmediatez.

“Siempre estamos en las primeras posiciones y estándares del sistema de transparencia. Un 5% gastos, 31% para servicios, 4% para el programa de género, educación y salud, el 40% para el desarrollo de infraestructura. La comunidad también se empodera y dice cuáles son las obras que quiere y se hace a través del presupuesto participativo. Es una gran responsabilidad”, finalizó.

Bienes
Es un reto asumir un municipio en un sistema con tantas precariedades y dificulta la visión que uno tiene para poder desarrollarla”.

Educación
Nosotros concientizamos a la gente con el tema del reciclaje, que lo hemos trabajado de la mano con el programa Dominicana Limpia”.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorMiguel Vargas llama a fortalecer el SICA
Noticia siguienteRD exportó US$72.3 MM en cemento en 2018