Muestras de cariño a David no paran

296
Marifranchi Rodríguez (izquierda) y Cándida Arias (Yaguate) muestran el número 34 en respaldo a la recuperación de David Ortiz.
Las Reinas del Caribe se marcaron el #34 de Ortiz en sus manos; Canó dice “esto da pena”, y Pedro se va en llanto

Las muestras de cariño para el otrora David Ortiz y su pronta recuperación luego de ser impactado por una bala mientras compartía con un grupo de amigos en un centro de diversión de la zona oriental el domingo, no cesan.

Ayer quedó reflejado por las “Reinas del Caribe” durante el desarrollo del partido contra Alemania en el torneo de la Liga de Naciones. Cada una de las integrantes de la selección se marcó en sus manos el número 34 en honor al futuro inmortal de Cooperstown, quien en la actualidad se encuentra en fase de recuperación en el Massachusetts General Hospital, de la ciudad de Boston, tras una segunda intervención quirúrgica.

En fotos colgadas en las redes sociales se observan a Marifranchi Rodríguez, Cándida Arias (Yaguate) y a Larysmer Martínez Caro, con el 34 en sus manos derechas en el pecho, mientras entonaban el Himno Nacional, en tanto, a Brayelin Martínez, el número que le fue retirado a David por los Medias Rojas en junio de 2017, se visualiza en un intento de remate ante una jugadora alemana.

De su lado, la veterana Prisilla Rivera muestra el 34 con el mensaje colgado en su cuenta de Twitter (@PrisillaRivera): “Listas para el juego de hoy (ayer). Contamos con su apoyo.
#Prayfordavid (Oremos por David)”. Ortiz, tras el incidente fue llevado de emergencia la noche del domingo al centro médico Abel González, donde fue intervenido y al día siguiente fue transportado en un avión ambulancia a Boston.

“Ahora mismo lo más preocupante es la salud de David”, dijo Robinson Canó, intermedista de los Mets, a la periodista Nathalie Alonso, de lasmayores.com. “Gracias a Dios que está estable y pedirle a Dios que se recupere lo más pronto posible. Mis oraciones no solo van para él, sino para su familia completa”, agregó.

Canó calificó a David como un “hermano mayor” por los consejos que recibió desde que llegó a las Grandes Ligas con los Yanquis de Nueva York en 2005. “Fuimos grandes rivales, él jugando para Boston y yo con los Yanquis, pero a pesar de eso siempre estuvo ahí para mí. No hemos dejado de hablar. Hemos tenido una gran amistad y de verdad que esto da pena”, señaló Robinson.

Pedro, aún no se recupera

Pedro Martínez aún sigue en “shock” tras la noticia sobre lo ocurrido con David Ortiz. En una entrevista realizada por el programa Baseball Tonight de MLB la noche del pasado lunes, el inmortal del Cooperstown no contuvo el llanto luego de definir a su compadre como “gran hermano”.

“Para mí David es un hermano, un amigo, un miembro de mi familia, un colega y no lo puedo soportar. Si hay algo que debo decir de David es que es una persona de corazón fuerte, alguien que está ahí acostumbrado a preservar, un gran ejemplo para la sociedad y el béisbol, y en general como ser humano, un gran padre”, expresó Pedro, quien fue compañero de Ortiz en los Medias Rojas en las campañas 2003 y 2004, respectivamente.

Calificó al “Big Papi” como un modelo a seguir dada su trascendencia que tuvo dentro y fuera de terreno mientras militó con Boston y aún después de concluida su carrera.

“No tengo suficientes palabras para describir quién es David, lo que David significa para el béisbol. Pero decepciona saber que alguien como David, que salvó tantas vidas, pueda tener a alguien que quiera arrebatar la suya. Me duele, me duele. Ver a alguien que quiere quitarle su vida de una manera cobarde, me preocupa profundamente y estoy aquí sentado con ustedes tratando de pasarla bien, pero mi corazón está con David, con su familia y con cualquiera que se preocupe por él”, expresó Pedro mientras se secaba las lágrimas.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorLa música digital gana espacio a través de Artys
Noticia siguienteLidio Encarnación promueve tema “Por amarte así”