Perturbación

El tema David Ortiz- seguridad, ha acaparado la atención y no era para menos, por supuesto. Pero con el calendario electoral corriendo y la continuación del silencio del presidente Danilo Medina con respecto a la reelección y reforma de la Constitución, la cuestión política persiste como elemento de perturbación añadido. Somos un país altamente politizado, presidencialista y en cual el Gobierno es el motor de prácticamente todo. Entonces, el “si va o no” el Presidente de turno (la desgraciada reelección), hace un efecto de arrastre y arroja indefinición asimismo, sobre la economía y el avance general del país. Ojalá que el primer mandatario “hable pronto”, como ha dicho el diputado danilista-reeleccionista Elpidio Báez. Mientras, modificación constitucional no apuesta a tranquilidad.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorNotre Dame ganó la gran Copa Claro
Noticia siguienteBPD obtiene premios Effie por eficacia de mercadeo