Verónica Saladín, del baloncesto a las pesas

Verónica Saladín muestra sus dos medallas (oro y plata) en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018.
Habla con elCaribe sobre el cambio de deporte. Se prepara para tener un buen papel en los Juegos Panamericanos

Antes de incursionar en el mundo de las pesas, Verónica Saladín era una apasionada del baloncesto, deporte al que llegó a jugar por varios meses en su natal comunidad de El Seibo. “Me gustaba mucho”, relata Saladín a elCaribe. “Lo jugaba mucho en mi pueblo. Era loca con ese deporte como decimos popularmente, pero llegó un momento en que bajé la guardia y le perdí ese interés, pero aún le llego al baloncesto, claro, no como antes”, agregó.

Sostiene que es el profesor Andrés Díaz Arriaga, de El Seibo, quien la promueve para la pesas y que hasta el día de hoy, importantes logros ha alcanzado desde su incursión a esta disciplina.

“Él me jalaba por lo moños (risas) para que me metiera en la pesas. Me decía que ahí me iba a ir bien y gracias a Dios que ha sido así. No me arrepiento el cambiarme del baloncesto a la pesas”, sostiene. Saladín relata que su ingreso a la halterofilia se produjo en 2010 tras ser convocada a un programa de la preselección en el Parque del Este, en el que también figuraba el fenecido pesista Playter Reyes.

“Todo esto es un sueño para mí, nunca pensé que podría representar el país como pesista, debido a que uno de mis deportes favoritos era el baloncesto, pero en los planes de Dios esto era lo que estaba y me he sentido muy contenta con todo lo que he alcanzado”, expresó la destacada atleta de halterofilia.

Entre las personas que han sido responsables en su carrera, Saladín mencionó a Félix Ogando, quien fuera jefe del cuerpo de entrenadores de la selección nacional hasta su deceso en noviembre de 2014; Leonti Hancharenka, entrenador bieloruso, y Héctor Domínguez, actual entrenador de la selección.

Uno de sus logros más recientes fue la conquista de dos medallas (una de oro y otra de plata) en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018.

Juegos Panamericanos

Al año siguiente de llegar a las pesas, Verónica debutó en sus primeros Juegos Panamericanos celebrados, en ese entonces en la ciudad de Guadalajara, México. Lo hizo en la categoría de los +75 kilogramos. Ocupó entonces el cuarto lugar con un total 232 kilos (107 en arranque y 125 en envión).

En 2015 vuelve a formar parte de la selección para los Panamericanos de Toronto. En esta cita, tampoco le fue bien. Tras totalizar un peso de 115 kilogramos en arranque, Saladín fue descalificada en la modalidad de envión al no poder el levante.
“Es algo que muchas veces me viene a la mente y me siento triste por no hacer el peso. Con Dios mediante para los Juegos Panamericanos de Lima, se qué me irá mejor por la preparación que he venido haciendo junto a mis demás compañeros”, manifestó.

Su gran sueño es estar en unos Juegos Olímpicos

Verónica Saladín sabe lo difícil que es poder clasificar para unos Juegos Olímpicos. Entiende que son muchos los escalones que hay que subir para lograr esa meta. En ella, esto no le quita el deseo de llegar hasta ahí. “Es a lo mejor que debes enfrentarte para lograr ese objetivo. Siempre he soñado con estar ahí. Dios es el que tiene el control de todo esto”, indicó la atleta de 27 años. Recientemente, la selección nacional participó en la Copa del Mundo de Fuzhou, China, clasificatorio hacia los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorNúñez habló con David; feliz por su recuperación
Noticia siguienteYuderqui recibe homenaje en su retiro oficial