Maduro y Guaidó, abiertos al diálogo

Los chavistas tomaron las calles para defender el Gobierno de Maduro.

Caracas. Los llamamientos durante el Día de la Independencia que hicieron este viernes Nicolás Maduro y Juan Guaidó acabaron sin hechos de violencia en las manifestaciones oficialistas y opositoras en Venezuela y con el anuncio de un posible acercamiento de posturas en los días por venir.

El presidente Maduro encabezó un desfile militar para conmemorar los 208 años de la emancipación de España y desde allí reiteró su “llamado al diálogo nacional” al anunciar que la próxima semana “va a haber buenas noticias” sobre las conversaciones que mantiene su Gobierno y representantes de la oposición con mediadores en Noruega.

El líder chavista explicó que solicitó al representante de su delegación en Oslo que se establezca “una mesa permanente de diálogo por la paz y lo vamos a lograr” y reconoció que “todos tenemos que ceder una parte, tenemos que ceder para llegar a acuerdos”.

En la parada militar, que el gobernante calificó como “una demostración excelente de cohesión, de disciplina, de unión, de versatilidad”, participaron todos los componentes militares, cuerpos policiales y grupos civiles afines al chavismo.

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC), integrada solo por oficialistas y no reconocida por numerosos países, también celebró la jornada independentista con una sesión especial en la que señalaron a la oposición como apátrida y conspiradora.

Por su parte, Guaidó, quien es reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, encabezó una sesión en el Parlamento, que preside, y llamó a los ciudadanos a manifestarse en las calles para “recuperar” la independencia. “En el Día de la Independencia sabemos que tenemos que recuperarla (...), hoy vamos a la calle”, dijo el líder opositor a su llegada a la sede del Legislativo, en Caracas.

Luego, el jefe parlamentario lideró una caminata con un millar de personas en el este de la ciudad en un intento sin éxito de llegar hasta el “lugar de la tortura”, la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), debido a que la Policía Nacional Bolivariana (PNB) cortó el paso.

En ese recinto estuvo recluido el capitán Rafael Acosta Arévalo, contrario al Gobierno de Nicolás Maduro, hasta su muerte el pasado sábado producto de un asesinato en prisión, según la Fiscalía, y tras ser torturado, de acuerdo con reportes que dice manejar la oposición venezolana.

Por otra parte, el opositor aseguró que no teme al proceso de exploración para entablar una posible mesa de negociaciones en Noruega con el Gobierno.

“Hablando (del proceso de exploración) de Noruega, no tenemos miedo siempre y cuando aproxime a tres cosas: cese de la usurpación, Gobierno de transición y elecciones libres”, dijo.

Guaidó indicó el martes pasado que no hay nuevos encuentros previstos entre la llamada revolución bolivariana y la oposición para abonar el posible diálogo.

Ese mismo día, Maduro dijo que ese proceso “va muy bien”, y que en las próximas semanas habrá buenas noticias al respecto.

Chavistas dicen “no al imperialismo”

Cientos de chavistas volvieron a las calles este viernes en Venezuela para repetir el mensaje que el fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013) hizo parte de su discurso de Estado hace 20 años, y que hoy se mantiene con su sucesor Nicolás Maduro: “No al imperialismo”. La frase, que se ha hecho más fuerte entre los oficialistas por las denuncias de un supuesto bloqueo económico y un “asedio” de Estados Unidos, se escucharon con más fuerza en el marco de la celebración del 208 aniversario de la Independencia de Venezuela. Es además una constante en todas las marchas que convoca el Gobierno.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorCalentamiento
Noticia siguienteONU denuncia ejecuciones en Venezuela