Episcopado presenta una propuesta de educación sexual

La Pastoral de Vida de la Iglesia Católica presentó el programa “Aprendiendo a querer”, dirigido a reducir el embarazo en adolescentes, la violencia, el acoso y la deserción escolar. El programa fue presentado por los obispos Jesús Castro Marte y Víctor Masalles, así como por Ana Alvarado, especialista de la Fundación Palabra y Vida.
Monseñor Masalles dijo que la propuesta “Aprendiendo a querer”, aplicada en 22 países, ha dado buenos resultados

La Conferencia del Episcopado Dominicano presentó ayer la propuesta de educación afectiva y sexual “Aprendiendo a querer”, basada en una colección de doce libros de texto para todos los niveles que, según sus promotores ha contribuido a reducir el embarazo adolescente, la violencia, el acoso y la deserción escolar en el primer año de aplicación en los 22 países donde se ha implementado.

El presidente de la Pastoral de Vida y obispo de la Diócesis de Baní, Monseñor Víctor Masalles, acompañado del obispo auxiliar de Santo Domingo y rector de la Universidad Católica de Santo Domingo (UCSD), Monseñor Jesús Castro y expertos en educación sexual, enfatizaron en que no se trata de un programa religioso sino antropológico basado en el estudio del conocimiento del cuerpo humano, que no toca el concepto de Dios, sino más bien, basado en la construcción de una afectividad sana y constructiva, acorde a la edad de los estudiantes.

Masalles dijo que en varias oportunidades ha solicitado al Ministerio de Educación su implementación como plan piloto en catorce escuelas de la provincia Peravia, la cual tiene la tercera tasa de embarazo precoz más alto del país, a fin de impactar a unos 13 mil estudiantes del sector público y así demostrar su eficacia en la solución de una problemática que, según dice, se pretende atacar por las ramas y no por el tronco.

“Si uno es educado para respetar al otro y uno de veras pone empeño, nuestra sociedad cambiaría y no estoy hablando solamente de los embarazos adolescentes, sino también de una correcta educación de la afectividad”, dijo.

Según Masalles esta no es una contrapropuesta a la controversial política de género que intentó poner en marcha el Ministerio de Educación, sino una propuesta de educación sexual que iría insertada en el currículo.

Episcopado pidió derogar orden

Expresó que la orden departamental 33-2019 tiene un problema de fondo y es que pretende deconstruir los conceptos de masculinidad y femineidad, viendo el género como una construcción social al margen de la biología. “Por lo tanto, lo que propuso la Conferencia del Episcopado es derogar la orden departamental y establecer una política de igualdad de oportunidades, dignidad y derechos del hombre y la mujer”, la que según dice, garantiza que no habrá una manipulación de conceptos y de paso, evitaría la introducción de la ideología de género en el país.

Dijo que de momento los Departamentos de Género y de Currículo del Minerd le han dicho que su propuesta de educación sexual no obedece a los lineamientos de la política educativa, pero aseguró que seguirá insistiendo, tal y como hacen los sectores feministas con sus planteamientos.

Reduce embarazos y violencia

De su lado, la especialista en educación sexual, Ana Alvarado, de la Fundación Palabra y Vida, aseguró que el programa ha mostrado eficacia en barrios de alta vulnerabilidad de Venezuela, que pasaron de cuatro y ocho embarazos por aula a cero tras la implementación del programa, mientras el promedio de incidentes violentos semanales se redujeron de 25 a uno.

Planteó que los textos no atrasan pero tampoco adelantan las etapas de desarrollo del niño o adolescente, vinculando a la familia en esta formación desde el punto biopsicosocial para que los estudiantes sean capaces de asumir responsablemente lo que ocurre en cada fase de la vida.

“Le hablamos en el lenguaje propio de la edad, sin ocultarle nada, hablándole de esos temas que, aparentemente deben ser tratados de manera abierta y libre, pero tenemos que respetar la dignidad de ese niño en esa edad en la que está”.

De su lado, Edgar García, de la Alianza Latinoamericana para la Familia, dijo que una de las fortalezas del programa es que el estudiante consigue construir un proyecto de vida basado en la libertad y enmarcado en la ciudadanía, y al mismo tiempo, no ve la sexualidad desde un punto de vista reduccionista sino vinculada al desarrollo integral y afectivo.

Afirmó que desde que surgió “Aprendiendo a vivir” hace 17 años se ha traducido a ocho idiomas y ha impactado a más de un millón de estudiantes y 28 mil docentes han sido capacitados.

Los títulos de los libros de la editorial Alafa van desde “Hechos para amar 2.0”, hasta “Construyendo mi personalidad”; “Vamos hacia la madurez”, “Diferentes y complementarios”, entre otros.

De acierdo con la editorial, con los textos los jóvenes, según su edad, analizan temas como la familia, la amistad, la presión que ejercen los compañeros, el romance, la sexualidad, el amor, el matrimonio y otras consideraciones como la lealtad, el trabajo en equipo, las responsabilidades personales, el respeto a la propiedad, entre otras.

Política de género
Lo que propuso la Conferencia del Episcopado es derogar la orden departamental y establecer una política de igualdad”.

Respeto
Si uno es educado para respetar al otro y uno de veras pone empeño, nuestra sociedad cambiaría y no estoy hablando solo de los embarazos”.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorSugieren pagar litro de leche a $26.60
Noticia siguienteAlberto Bass en el Banco Central