Parque Zoológico Nacional, un recorrido por su historia

Fachada del Zoológico y Botánico de 1952.
Los trabajos de construcción del Zoo de la avenida Bolívar iniciaron en el año 1948

A propósito de la celebración del aniversario número 44 del Parque Zoológico Nacional en julio de este 2019, queremos compartir su historia en esta entrega de hoy.

Fue creado con el nombre Parque Zoológico y Botánico, el cual abrió sus puertas al público, el 15 de agosto de 1949, en la avenida Bolívar, esquina Alma Mater de esta ciudad capital, lugar donde luego se construyó un parque infantil y posteriormente el Iberoamérica. Según los diarios de la época, su primer director fue el doctor Pretorius, quien se encargó desde el primer día en explicarle a los visitantes sobre la vida y costumbre de los animales.

En sus comienzos, este espacio cultural estuvo habitado por el encantador chimpancé africano Buche y su compañera de jaula Jacquelyne, además, de los monitos Rhesus, así como también de aves rosellas rojas y acuáticas, tales como los pelícanos y palomas; especies de reptiles como cocodrilos e hicoteas, entre otros. Su primer veterinario fue el doctor Otto Fernández González Sánchez.

En el interior de este centro recreativo se localizaban las cuevas de las Momias y Santa Ana, dos grandes tesoros de nuestro patrimonio cultural. En esta última, fue tallada en piedra la cabeza del Cristo, dotada de una gran expresión humana, trabajada por el reconocido escultor dominicano Radhamés Mejía.

En sus inicios, el Zoo realizaba diversas actividades culturales y educativas, tanto para adultos como para niños, desde conciertos, talleres, exhibiciones y congresos, las cuales llenaban las tardes de los dominicanos de entretenimiento. En noviembre 1964, la jefatura de estado mayor de la Fuerza Aérea Dominicana informó a la prensa que instalaría en el parque un avión de propulsión a chorro tipo Vampiro para ser manipulado por los visitantes.

Con el transcurrir del tiempo, el lugar favorito de los residentes de la ciudad de Santo Domingo se iba deteriorando, animales desnutridos, que luego fallecían, un registro de escasos visitantes y un panorama sombrío mezclado por la falta de personal, fue empujando poco a poco el deseo de trasladarlo a otro sitio. La primera vez que se hizo mención de un plan concreto para trasladar el parque fue en mayo de 1968, en el que se contemplaba moverlo hacía el área donde está ubicado el Parque Nacional Los Tres Ojos, de la avenida Las Américas, Santo Domingo Este, con el fin de urbanizar el terreno donde inició el Zoo. Sin embargo, este proyecto no se materializó debido a que varios sectores de la sociedad se opusieron a su parcelamiento, principalmente el presidente Balaguer, la Comisión Nacional de Desarrollo (CND) y la Comisión Temporal de Ornato Cívico.

En 1972 el Cabildo del Distrito Nacional, instutución de la que dependía el parque, se vio obligado a anunciar la entrega del Zoo al Estado Dominicano, para que lo administrara, ya que lo consideraba como una carga para el municipio, pues tenía un gasto de diez mil pesos mensuales y solo producía dos pesos mil en aquel entonces.

En mayo de ese mismo año, el administrador del parque zoológico, Carlos Lebrón Saviñón anunció la creación de un patronato para restablecer el orden, la limpieza y el buen estado del mismo, e indicó que lo afiliaría a la Asociación Mundial de Zoológicos para captar los excedentes de los animales de otros parques. Durante los últimos seis meses del año 1972, el parque recibió una recaudación de un valor aproximado de 40 mil pesos para su remodelación y embellecimiento, ofrecidas por particulares, instituciones y países como Guatemala, Nicaragua, San Salvador, Taipei y San Diego.

Un año después, en febrero de 1973 iniciaron los trabajos de construcción del nuevo zoológico nacional, en el que participaron varios especialistas extranjeros para ofrecer sus conocimientos en el área. Uno de ellos fue el uruguayo Braulio Orejas Miranda, biólogo y zoólogo, quien fue el asesor principal del proyecto y quien aseguró en julio de 1973 que nuestro Parque Zoológico Nacional, estaba considerado como el primero en América Latina, adaptado a las condiciones de un país tropical.

También visitó el país en octubre de ese mismo año el médico veterinario Ernst Michael Lang, de origen suizo, con el fin de asesorar en el manejo y funcionamiento de los animales del nuevo centro. Este Zoológico fue visitado por directores de parques similares de Suiza, Caracas, Washington, San Diego, entre otros.

En mayo de 1974, llegaron al país, animales de distintas especies para el nuevo parque, procedentes del Parque Zoológico de Okahandja del Sur de África. El cargamento incluyó cuatro rinocerontes; 12 cebras; 10 avestruces y dos leopardos. En septiembre de ese año fue clausurado el viejo Parque Zoológico y Botánico de la avenida Bolívar, y a mediados de diciembre de 1974 la Cámara de Diputados aprobó en primera lectura el proyecto de ley que crea el nuevo Parque Zoológico Nacional, el cual fue refrendado por el Senado el 27 de ese mismo mes.
Finalmente se promulgó por el Poder Ejecutivo el 3 enero de 1975, mediante la ley, No. 114, como centro destinado al fomento de la educación, la investigación y la cultura. Esta legislación autorizaba al Poder Ejecutivo a firmar con la Universidad Pedro Henríquez Ureña (UNPHU) un contrato mediante el cual la entidad académica asumiría la dirección administrativa y operación del zoológico. También establecía, que este centro formaría parte integral del programa de áreas verdes de la ciudad de Santo Domingo, “destinado a la preservación de la naturaleza y al fomento de la educación, la investigación y la cultura”. Asimismo disponía que el presupuesto necesario para el funcionamiento del Zoológico fuera consignado en la ley de Gastos Públicos.

Este acuerdo se concretizó el 13 de junio de 1975 y fue suscrito por un período de 10 años. En representación del Estado estuvo el secretario de Educación Leonardo Matos Berrido y por el centro universitario, el rector Juan Tomás Mejía Feliú. El mismo establecía que los profesores y estudiantes de las instituciones de educación superior del país podrían utilizar las instalaciones, equipos y servicios del Zoo para todo tipo de trabajo docente.

Oficialmente quedó inaugurado el Parque Zoológico Nacional, el sábado 5 de julio de 1975, considerado en ese entonces entre los cinco más grandes del mundo y fue abierto al público al día siguiente. La ceremonia inaugural estuvo encabezada por el presidente Joaquín Balaguer y la bendición del acto fue realizada por Monseñor Octavio Beras.

El nuevo espacio cultural fue construido en un área de un millón 250 mil metros cuadrados, situado junto a los arroyos Salado y Hondo y cercano al río Isabela. El encargado principal de esta magnífica obra fue el arquitecto Manuel Valverde Podestá y trabajó junto a él, su colega Eugenio Pérez Montás.

En su interior fue construido un lago artificial para las distintas especies de aves que allí habitan. Esos terrenos eran mina de caliche de La Cementera, que fueron escogidos por el propio Balaguer, luego de haber visitado la zona. Posteriormente recibió el visto bueno de asesores extranjeros pertenecientes a la Organización de Estados Americanos OEA, para construir el zoológico en ese sitio.

Desde sus inicios el parque contaba con su clínica veterinaria, un centro de dietética, un edifico administrativo y el departamento de Educación. En el parque fue instalada una pajarera, la mayor del mundo en ese tiempo, capaz de contener unas cuatro mil aves de todas las especies. Este contaba con dos trenes de colores blanco y azul, para la movilización de los visitantes, cada uno con capacidad para 48 personas. Su parqueo fue construido para unos 400 vehículos. También tenía una área infantil, el cual disponía de animales inofensivos para el disfrute de los más pequeños. Otra de sus áreas era la llamada Planicie africana, donde se encontraban la mayor parte de los animales.

Desde su construcción hasta el día de hoy, el Zoológico Nacional permanece en el mismo lugar, de la avenida de la Vega Real, del sector de Arroyo Hondo. Desde su apertura en 1949 han pasado por su dirección los siguientes profesionales: doctor Pretorius, 1949; Nassim Hued Hernández, 1963; Gabriel Báez, 1964; Carlos Lebrón Saviñón, 1968; Jaime Viñas Román, 1975-1983; Jose Alfonso Ferreira Azcona, 1983 -1994 y 2000 -2004; Aníbal Meyreles, 1994-1996; Daneris Santana, 1996-2000; David Arias, 2004-2008; Patricia Toribio Paulino, desde el 2009 hasta la fecha.

En la actualidad el parque zoológico tiene 950 animales y 121 especies, cuidados por un personal altamente capacitado. Este centro cuenta con su página web y es muy activo en las diferentes plataformas digitales, tales como Facebook, Instagram y Twitter. En cada una de sus publicaciones hace que los internautas disfruten de la fauna que allí existe.

El 18 de agosto del 2000, mediante la Ley 6400 en su gaceta oficial 10056, el Zoológico fue al Ministerio de Medio
Ambiente y Recursos Naturales.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorPensamiento político y social en el Caribe: Bernardo Correa y Cidrón
Noticia siguienteEl descalificador en nuestro medio social, sacar alegría