¿Los merecemos?

Sabía usted que los Estados Unidos de Norteamérica “tiene una superficie de 9.831.510 Km2, y que cuenta con “una población de 327.352.000 personas, y es uno de los países más poblados del mundo, 33 habitantes por Km2”. Este gigantesco país es, eso sí usted lo sabe, el más influyente del mundo, con las fuerzas armadas más poderosa y con intereses e influencias en toda la tierra. De igual forma, con un “poder blando” que, aunque debilitado por la ultima administración, aún es referencia para muchas naciones.

En esta nación su Congreso es bicameral, compuesto por la Cámara de Representantes y el Senado. “La Cámara de Representantes tiene 435 miembros que representan un distrito congresual al que sirven por un bienio. Los puestos se dividen en función de la población de cada estado (...) En cambio, cada estado cuenta con dos senadores, sin importar su población. Hay 100 senadores, que sirven al menos un sexenio”
(https://es.wikipedia.org/wiki/Congreso_de_los_Estados_Unidos). Anualmente, los senadores reciben alrededor de 174.000 dólares. Los líderes de mayorías y minorías, Senate leaders, alcanzan un salario de hasta 193.400 dólares al año. Si dividimos esta suma (174.000 dólares) entre los 12 meses del año, tendríamos 14,500 dólares al mes; y, si sumamos 435 miembros de la Cámara de Representantes y 100 senadores, tendríamos 535, para una población que sobrepasa los 327 millones de personas.

De igual forma la Constitución de los Estados Unidos de Norteamérica, en su última enmienda, ratificada el 7 de mayo de 1992, dice lo siguiente: Enmienda XXVII. Ninguna ley que varíe la remuneración de los servicios de los Senadores y Representantes tendrá efecto hasta después de que se haya realizado una elección de Representantes.

Por asuntos de espacio no comentaré otros países, quizás con realidades institucionales más cercanas, pero nuestro Congreso posee 32 senadores (31 por provincias y 1 por el D.N.), y “la cámara de diputados se compone de 190 miembros, 178 son electos a ley de 1 por cada 50,000 habitantes en cada provincia, no pudiendo tener una provincia menos de 2 diputados, 7 son electos para representar los dominicanos residentes en el exterior y 5 son electos a nivel nacional para representar a los partidos políticos minoritarios que no hayan alcanzado una representación”. Es decir: 32 senadores sumados a 190 diputados, es igual a 222 miembros, esto para una población que supera los 10 millones de habitantes y una superficie territorial de unos 48 mil kilómetros cuadrados, con una densidad poblaciones de unas 211 personas, según datos estadísticos tomados de: (https://datosmacro.expansion.com/demografia/poblacion/republica-dominicana).

Estos congresistas dominicanos: “Los legisladores se hacen gran aumento de sueldos”, en el caso de “los senadores, que devengaban RD$250 mil, se aumentaron a RD$320 mil, y los diputados, de RD$175 mil a RD$300 mil”, según noticia de 2016 (https://hoy.com.do/los-legisladores-se-hacen-gran-aumento-de-sueldos/). Esto sin contar otros beneficios ni las exoneraciones que reciben ni la empleomanía que pueden nombrar, ni los barriles ni barrilitos ni como se les llame.

¿Entonces, nos merecemos tantos legisladores, a tan alto costo, que en muchos casos nunca han sometido un proyecto de ley?

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorEl camino despejado de Luis
Noticia siguienteAnunciada