¡Ajústate el corazón!

Hoy es el día para determinarte a dejar detrás todo lo que te pesa y te afecta, toda lucha sin sentido, toda angustia estéril y recorrer un camino de progreso sin retorno, redefiniendo tus prioridades, reposicionando tu corazón, ajustando las escalas, entresacando tus retos del baúl de los deberes, configurando tu identidad, reseteando tu personalidad y pautando al amor como puntero de aventuras. Es el tiempo de no perder tiempo y el momento de ganar terreno, aprovechar el viento y darle alas a la carroza que airosa mueve cada “se puede”. Desafía al mañana con un ruidoso arranque. Para el que cree, todo el posible. Todo lo puedes en Cristo que te fortalece, tú y Dios son mayoría y si Él es contigo, ¿quién contra ti?

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorDevastador
Noticia siguienteRobin Bernstein sostendrá cara a cara en Santiago