Un año de notas tristes en el entretenimiento

Compartir
Catana Pérez

El mundo del arte y el espectáculo local vivió muchos momentos de tristeza y dolor por la muerte de varias figuras, como Anthony Ríos, Yóskar Sarante, Cherito, Víctor Waill, Luchy Vicioso, Catana Pérez y Alexis Gómez, entre otros
De acuerdo con las estadísticas recogidas por elCaribe, se podría decir que por mes la República Dominicana perdió uno de sus artistas, una cifra gris que llegó a los dos dígitos en lo que va del 2019.

La primera de las luminarias que dijo adiós para siempre fue el reconocido bachatero Yoskar Sarante, el 28 de enero, a consecuencia de una fibrosis pulmonar. Tenía 49 años.
El siguiente mes, en la víspera de su cumpleaños 69, el 18 febrero el país lloró la muerte de Luchy Vicioso, “La dama de la canción”, quien perdió su batalla contra el cáncer. Sus cenizas fueron esparcidas en el mar Caribe, tal y como ella lo deseaba.

Uno de las fallecimientos que más sorprendió al mundo de la canción fue el de Anthony Ríos, el 4 de marzo. Al momento de su deceso, el intérprete de éxitos como “La mancha”, “Si un día te sientes sola” y “Si usted supiera señora”, tenía 68 años de edad.

Asimismo, los salseros perdieron a su más importante compositor y arreglistas, el maestro Víctor Waill, quien fue hallado sin vida en su residencia, el 8 de julio. Al momento de su muerte, el dueño de éxitos como “Algo difícil de olvidar” y “Me enamoré como nunca” tenía 68 años de edad.

También, el 2019 vistió de luto a los merengueros con la sorpresiva muerte de Cherito, líder de la orquesta The New York Band. José Jiménez Sosa, quien tenía 50 años, fue hallado sin vida por su esposa la mañana del 24 de julio, en su vivienda de Santo Domingo Este.

El 12 de septiembre se volvió a apagar una estrella: la pianista y escritora Catana Pérez, a los 71 años. Padecía un cáncer pulmonar.

La noche del pasado 26 de noviembre, cuando los dominicanos celebraban el Día Nacional del Merengue, el mundo artístico perdió al músico Diosmely Núñez Mieses (Papirilo), padre del merenguero Diómedes Núñez, líder de El Grupo Mío. Fue músico de larga trayectoria, pasando por las orquestas más importantes del país, incluyendo la de su hijo. Popularizó la frase “¡Enderézala papi!”.

Otra muerte que enlutó las artes locales fue la del poeta Alexis Gómez Rosa, cuyo deceso se produjo el 29 de noviembre en el Centro Médico de Otorrino-laringología, donde fue ingresado tras sufrir un derrame cerebral.

Al día siguiente, el músico Rafael Quezada perdería la batalla contra un cáncer. El hermano de las artistas Milly Quezada y Jocelyn Arias fue arreglista, trompetista y director de Los Vecinos.

Voces que se apagaron

Algunas figuras de la comunicación también perdieron la vida este año, como el presidente del Grupo Medrano, Juan Heriberto Medrano Cosme. El empresario radial falleció junto a Jesús Martín Vargas, quien le acompañaba en el helicóptero que se accidentó en la comunidad Muñoz de Puerto Plata. Días después murió el piloto de esta aeronave, el mayor del Ejército, Jesús Salvador Méndez Cuervo.

La tristeza se hizo sentir con el adiós del locutor Argenis Tiburcio, mejor conocido como DJ Argenis. Luego de permanecer varios días en cuidados intensivos, tras sufrir un accidente, el director de la emisora La Kalle de Jarabacoa murió el 5 de agosto, a los 35 años de edad.

En ese mismo mes, pero el día 12, un cáncer le quitó la vida al destacado periodista y locutor Luis Manuel Soto, quien mantuvo una larga trayectoria en los medios de comunicación.

El 19 de agosto, la cronica deportiva y la televisión despidieron a uno de los grandes en esa categoría, Franchy Prats, quien por mucho tiempo mantuvo una lucha contra el cáncer.

El 27 de septiembre, la clase artística en general lamentó el fallecimiento del locutor vegano Gabriel Grullón Alba, un rey de la radio cibaeña del siglo XX y que dio soporte a la música dominicana durante décadas. Fue director general del consorcio de emisora Microondas Nacionales. Su deceso se produjo a causa de un paro cardíaco-respiratorio.
La también profesional del micrófono Mariant de la Mota falleció a causa de un cáncer, el 1 de octubre, en la ciudad de La Vega, a los 59 años. Durante décadas dirigió la estación Dominicana FM, 98.9 FM.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorEn cualquiera de los espacios de tu casa, los textiles serán bienvenidos.
Noticia siguienteDaddy Yankee enciende la pista “Con calma tour”