Ser despistado: ¿una condición cognitiva o hereditaria?

Compartir
Cuando se evidencia un notable detrimento en la funcionalidad de la atención de Hipoprosexia, se trata de una constante fluctuación de la atención, que pasa de un objeto a otro, sin que pueda fijarse especialmente en ninguno.

Solamente cuando los problemas en la memoria y la atención causan un “malestar” en todas las áreas de la vida, es que se comienza a considerar como un diagnóstico

Existen diversos tipos de personas, algunas se caracterizan por ser muy despiertas y estar atentas, otras por el contrario, suelen ser olvidadizas, chocar con las cosas, hasta desviar su atención a diferentes situaciones de manera rápida. ¿Será esta una condición cognitiva o heredada por la genética?. La psicóloga y especialista del comportamiento, René Saba, define a una persona despistada como aquel ente al que se le olvidan las cosas, y que se distrae con facilidad.

A continuación, la profesional responderá inquietudes sobre esta problemática, que afecta tantas personas.

¿Cómo define la psicología a una persona despistada?

En psicología cuando se evidencia un notable detrimento en la funcionalidad de la atención de Hipoprosexia, se trata de una constante fluctuación de la atención, que pasa de un objeto a otro, sin que pueda fijarse especialmente en ninguno. Y cuando a su vez, se ve involucrada la memoria y se denota un malestar significativo en la vida diaria, muchas veces en psicología hablamos de una persona que puede padecer Trastorno de Déficit de Atención. Es importante mencionar que los diagnósticos deben ser dados por un especialista, dado que no toda persona con dificultad en la atención está dentro de un trastorno, y podemos cometer el error de etiquetar mal a otras personas. La distracción, tal como denominamos a la desviación que alguien manifiesta en materia de atención, cuando debe o se le pide que atienda algo, es una situación que se presenta de manera corriente entre las personas.

¿Cuál es el perfil psicológico y conductual de una persona despistada?

La atención y la memoria son funciones cognitivas del ser humano, nos hacen hábiles y útiles en la cotidianidad y son muchas veces necesarias para la adaptación en nuestro entorno. El déficit en estas funciones no tiene que necesariamente estar marcado por un trastorno. Muchas veces, factores emocionales o de otra naturaleza son capaces de alterar dichas funciones cognitivas, por lo que identificar un único factor causante muchas veces resulta complicado, por esta razón es que es difícil establecer un perfil.

¿Cuáles tipos se utilizan para determinar esta condición y qué recomendaciones le aconsejaría?

Es importante destacar que ser “despistado” no es una condición psicológica, sin embargo las personas que evidencian una disminución en el funcionamiento de la atención y la memoria, la mayoría de las veces las diferenciamos como aquellos que se distraen con facilidad, no suelen terminar las tareas que inician, olvidan constantemente tareas cotidianas que no forman parte de la rutina y les cuesta mantenerse enfocados en un solo estímulo por tiempos prolongados, entre otras conductas, que dependiendo de cada caso se pueden evidenciar.

Recomendaciones

Lo más importante es establecer una rutina funcional en la que la persona pueda recordar un orden de procedimientos. Hacer listas mentales de tareas cortas y repetirlas internamente hasta terminarlas puede funcionar, así como las listas en el caso de las tareas largas, sirven de ejercicio para mantener la concentración.

¿Considera usted como especialista de la conducta que es una enfermedad, si es así cómo debe tratarse?

Solamente cuando los problemas en la memoria y la atención causan un malestar significativo en todas las áreas de la vida es que podemos comenzar a considerar un diagnóstico. Las funciones cognitivas muchas veces se ven afectadas por la vida emocional y por el entorno en el que nos desenvolvemos.

¿Qué tipo de ejercicios mentales recomienda usted para controlar la desconcentración?

En terapia, se manejan diferentes herramientas como la elaboración de horarios, instauración de rutinas, anotar en libretas, utilizar calendarios, hacer listas de tareas cortas diarias, y estrategias para motivar y educar a las personas para culminar las tareas que inicia. Mantener nuestra atención ocupada con cosas tan sencillas como leer un libro retan muchas veces a este tipo de personas.

¿Son las personas despistadas más inteligentes?

La inteligencia es el resultado del funcionamiento de una serie de procesos mentales y cognitivos, en los que realmente está incluida la atención, pero no es exclusiva, con lo que puede pasar, que una persona con déficit atencional, pero con excelente funcionamiento cognitivo en las otras áreas, sea catalogado como inteligente. También puede existir el caso de personas con el mismo déficit atencional, pero que mantienen un funcionamiento regular en el resto de las áreas, y no es considerado como “más inteligente”.

¿Ser despistado tiene estrecha relación con la personalidad?

Entendemos que la personalidad, como patrones hereditarios y aprendidos de comportamiento nos hacen único. En este punto, existen factores de personalidad, que pueden hacer parecer a una persona menos atenta, tal y como es la introversión, que muchas veces se muestra en personas que no hablan o hablan muy bajo, que les cuesta participar en conversaciones.

Rene Saba, especialista del comportamiento.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorMueren 43 en un fuego en una fábrica en India
Noticia siguiente40% del parque vehicular hábil falta por marbete
Rosmery Feliz
Lic: Comunicacion Social - Locutora Comercial - Maestra de Ceremonia - Community Manager