España sigue bajo la incógnita de cuándo podría tener un Gobierno

Compartir

Madrid.- Tras desvelarse la incógnita de si el rey nombraría a un candidato a presidente del Gobierno en España, queda por saber cuándo el designado, el socialista Pedro Sánchez, podrá lograr, gracias al partido independentista catalán ERC, el apoyo del Congreso.

Sánchez, que asiste hoy y mañana a una reunión de líderes de la Unión Europea en Bruselas, volvió a eludir desde allí cuándo podría celebrarse el debate de su investidura en el Congreso y se limitó a decir que espera que sea "cuanto antes".

A Sánchez, que tiene ya pactado un Gobierno de coalición con el líder de la formación izquierdista Unidas Podemos (UP), Pablo Iglesias, le falta ahora cerrar las negociaciones con ERC para que al menos se abstengan en la votación en el Congreso.

A Sánchez, que tiene ya pactado un Gobierno de coalición con la formación izquierdista Unidas Podemos (UP), le falta ahora cerrar las negociaciones con los independentistas catalanes de ERC, que en principio avanzan, pero no al ritmo que permitiera una investidura antes de fin de año.

ERC, un partido izquierdista, tiene la quinta mayor representación en el Congreso, con 13 diputados, lo que en una cámara tan dividida hace que sus votos puedan ser claves, incluso con una abstención.

LA INVESTIDURA, TAL VEZ EN ENERO

Pero en el camino a cerrar un acuerdo que permita al menos la abstención de los secesionistas catalanes se interpone el congreso nacional que ese partido celebrará los días 21 y 22 de diciembre, que marcará un punto de inflexión en las negociaciones con el Partido Socialista (PSOE).

Los socialistas y Podemos habían proyectado inicialmente que la investidura podría ser antes de fin de año, pero ese optimismo se ha enfriado ante los tiempos más relajados que maneja ERC y que podrían llevar al proceso a enero, si bien Sánchez y su partido insisten en no hablar de posibles fechas.

Ante el temor de que el congreso de ERC pueda romper la negociación, los socialistas aprovecharán la semana para iniciar una ronda de contactos con todos los grupos parlamentarios, tal y como anunció Sánchez.

REUNIONES CON EL CENTRODERECHA

Este jueves se conocieron nuevos detalles sobre las reuniones que Sánchez mantendrá el próximo lunes con los líderes de los partidos de centroderecha: Pablo Casado del conservado Partido Popular (PP) e Inés Arrimadas, del liberal Ciudadanos (Cs).

Casado aseguró este miércoles, tras la ronda de consultas con el rey, que mantiene su negativa a apoyar la investidura de Sánchez y ha planteado que puede ser Ciudadanos el que se abstenga para facilitarla.

Por su parte Arrimadas quiere trasladar a Sánchez su propuesta de llegar a un acuerdo de "gran coalición" a tres, que sumarían 221 escaños (PSOE, PP y Cs) - la mayoría absoluta es 176- para facilitar la continuidad del líder socialista en el Ejecutivo con el apoyo desde fuera de las otras dos formaciones.

LA LLAMADA AL INDEPENDENTISTA QUIM TORRA

Sánchez también hablará durante la próxima semana con los presidentes de las 17 regiones autónomas del país, entre ellos el de Cataluña, el independentista Quim Torra.

Será la primera vez que ambos hablen después de que el jefe del Gobierno español el funciones no contestó de forma notoria a varias llamadas telefónicas de Torra durante el mes de octubre, en medio de las protestas en Cataluña por la sentencia contras los líderes independentistas, que acabaron en algunos casos con fuertes disturbios y enfrentamientos entre radicales y la policía.

La oposición de derecha criticó hoy este plan de Sánchez, al considerar que una conversación con Torra supone una cesión dentro de las negociaciones que el PSOE mantiene con ERC para que apoye su investidura.

Torra será el segundo en esa ronda de llamadas a los presidentes regionales.

Desde Bruselas, Sánchez recalcó hoy que quiere hablar con él y con los demás presidentes regionales para trasladarles la "urgencia" de poner en marcha el Gobierno y "salir de este impás de estar en funciones".

Sin embargo, este gesto tampoco convence a Torra, que lo considera insuficiente para solucionar la situación en Cataluña.

Por ello, lanzó un mensaje a Sánchez para pedirle que encare esta situación con "valentía" y no con gestos "vacíos y estériles", según fuentes de su entorno, que precisaron que lo que debe haber es "respeto institucional" y "bilateralidad" entre Cataluña y el Estado español. 

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorGonzález Espinoza dice Leonel comete crímenes electorales al firmar para dos partidos
Noticia siguienteDiputados chilenos debaten acusación a Piñera por su gestión de las protestas