Belén celebra por Nochebuena la llegada del líder católico desde Jerusalén

Compartir
Latin Patriarch of Jerusalem Pierbattista Pizzaballa (R) is greeted by a Greek Orthodox priest outside the Church of the Nativity, in the biblical West Bank city of Bethlehem on December 24, 2018. (Photo by Musa AL SHAER / AFP) / “The erroneous mention[s] appearing in the metadata of this photo by Ahmad MOUSA has been modified in AFP systems in the following manner: [Musa AL SHAER] instead of [Ahmad MOUSA]. Please immediately remove the erroneous mention[s] from all your online services and delete it (them) from your servers. If you have been authorized by AFP to distribute it (them) to third parties, please ensure that the same actions are carried out by them. Failure to promptly comply with these instructions will entail liability on your part for any continued or post notification usage. Therefore we thank you very much for all your attention and prompt action. We are sorry for the inconvenience this notification may cause and remain at your disposal for any further information you may require.”

Belén (Cisjordania).- El máximo representante de la Iglesia Católica en Tierra Santa, Pierbattista Pizzaballa, caminó hoy desde Jerusalén hasta la ciudad de Belén, en el tradicional peregrinaje de Nochebuena que celebraron miles de fieles al ritmo de tambores y gaitas.

La llamada al rezo de la mezquita de Omar y el doblar de las campanas de la Basílica de la Natividad - ambos templos en los extremos de la Plaza del Pesebre - se entremezclaban hoy con el sonido de villancicos y hasta la emblemática "Bella Ciao" que interpretaron las bandas de jóvenes palestinos de "boy scouts".

Entre ellos, y por primera vez en más de una década, un grupo de catorce chicas y chicos llegados de Gaza, que consiguieron permisos israelíes para salir del bloqueado enclave y visitar la cuna del cristianismo por Navidad.

"Es sorprendente la cantidad de religiones que se unen un día como hoy en Belén", señaló a Efe Juan Carlos Domínguez, de Sevilla (España), entre población musulmana local y con la llamada al rezo de fondo, en su primer viaje a Tierra Santa para celebrar la Navidad.

Su esposa, Charo Barrio, destacó que "pese al momento político problemático" lo visto en Belén es "una visión a futuro, la unión de tantas razas, tantos tipos de personas y de culturas": "Me parece precioso y es una llamada a la igualdad y al amor", declaró.

Toda la familia, participará en la misa del gallo que se celebra esta noche a las 23.30 (21.30 GMT) en la Iglesia de Santa Catalina, colindante a la Natividad, y que oficiará Pizzaballa.

Desde este año, además, el templo acoge un pequeño fragmento de madera que, según la tradición cristiana, pertenece a la cuna donde la Virgen María colocó al Niño Jesús y que ha sido donada por el papa Francisco y devuelta a su supuesto lugar de origen.

Para realizar el peregrinaje, desde 2003, el administrador apostólico de Tierra Santa ha de traspasar una de las puertas del muro de hormigón israelí que separa Belén de la Ciudad Santa.

Pizzaballa fue recibido por representantes de las distintas confesiones cristianas y notables de la ciudad y terminó el ritual agachado para franquear la minúscula puerta de la Natividad, de apenas un metro de altura, en cuyo interior se encuentra la gruta donde los evangelios sitúan el nacimiento de Jesús. 

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorAsesinan a tiros al alcalde de un pequeño municipio de Brasil
Noticia siguienteFallece madre de productora de CDN Radio