Joel Embiid podría perderse el juego contra Celtics tras dislocarse un dedo

El pívot de los Sixers reacciona tras dislocarse un dedo en su mano izquierda durante el juego del lunes contra el Thunder. foto agencias

PHILADELPHIA - Joel Embiid dijo que podría perderse el enfrentamiento del jueves con los Boston Celtics después de dislocarse el dedo anular izquierdo en el primer cuarto de la victoria 120-113 del lunes por la noche sobre el Oklahoma City Thunder en el Wells Fargo Center.

"Esa es una posibilidad", dijo Embiid después de terminar con 18 puntos, 9 rebotes y 8 asistencias en 32 minutos. "Quiero jugar. Es un juego grande. La última vez que los jugamos, tuvimos un gran éxito, pero al final del día, lo que sea que (el equipo) quiera que haga. Obviamente, intentaré pelear la decisión, pero les importa mi salud, así que lo que quieran hacer ... ya veremos".

Cuando Embiid llegó al podio para su entrevista posterior al juego después de reunirse con el médico del equipo, no llevaba nada en la mano o el dedo izquierdo.

Embiid dijo que la evaluación fue sobre los ligamentos en su dedo. "Solo estaban hablando sobre el ligamento", comentó Embiid. "Todavía están descubriendo lo que sigue".

El dedo se convirtió en un problema al principio del juego, cuando comenzó a flexionar su mano izquierda a mitad del primer cuarto. Finalmente, volvió al vestuario para que lo revisaran. Embiid dijo que en ese momento, sintió su dedo "chasquear, y pensé que lo había fracturado".

Después de que recibió rayos X y el visto bueno para jugar, regresó al juego. Luego, después de entrar y volver a estar claramente incómodo, fue a defender al centro de Thunder Steven Adams en el poste y rápidamente se alejó, pidiendo un tiempo fuera. Su dedo anular apuntaba en una dirección que se suponía que no debía ser.

"Regresé y luego sucedió", dijo Embiid. "Fue desafortunado".

Después de ir nuevamente al vestuario, Embiid regresó a jugar al comienzo del segundo cuarto con sus dedos medio y anular pegados juntos. Eso fue un alivio para los Sixers, quienes vieron el dedo de Embiid y al principio estaban preocupados de que pudiera ser una lesión grave.

"Sí, casi vomité cuando vi eso", dijo Ben Simmons (17 puntos, 15 rebotes, 8 asistencias) con una sonrisa. "Pero me alegro de que haya regresado. Lo necesitábamos. Es una gran parte de este equipo. Nos alegró tenerlo de vuelta".

"Estaba preocupado", dijo Al Horford, quien terminó con 13 puntos en 34 minutos para Philadelphia. "He tenido un dedo dislocado, pero no sé si se dislocó o si fue más grave. Se veía bastante mal. Me sentí aliviado una vez lo vi entrar tan rápido y poder comenzar el segundo cuarto".

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorSánchez logra un mínimo margen para su Gobierno de coalición izquierdista
Noticia siguienteEE.UU. respalda a Almagro para la reelección al frente de la OEA