La diáspora China en México: desde el siglo XVI al siglo XX

La Migración China a México:
El Galeón de Manila-1565-1815

La migración china a las américas se inició con la migración china a México a través de la ruta comercial transpacífica del Galeón Manila que enlazópor más de 250 años el puerto de Manila con el puerto mexicano de Acapulco. Nueva España, colonia española devino en un Virreinato transcontinental porque incluía la audiencia de Manila establecida en 1585. El Virreinato junto a Veracruz, se constituyeron en los principales puertos, donde convergían “las cuatro partes del mundo”. Acapulco se convirtió en el principal puerto de ingreso en américa de las primeras oleadas de la migración asiática, pues también vinieron a México, japonés y coreanos.

El hecho de que Manila formara parte del Virreinato de Nueva España abrió una ruta comercial transoceánica que favoreció los intercambios comerciales, la importación de porcelana y plata desde Nueva España a China dinamizo las relaciones comerciales entre ambos países.

Los cambios en la política fiscal china durante la dinastía Ming, que obligaron a los campesinos y a otros trabajadores agrícolas al pago de los impuestos en plata, en vez de especie como se hacía anteriormente. La primera nao de china que arribo a Acapulco, fue el galeón San Pablo, el 8 de octubre de 1565. 1

Hay una numerosa documentación que los historiadores han estado examinando para el estudio de la migración china a México, censos de población, contratos, protocolos de notarios y actas de los cabildos municipales.

Como han señalados las profesoras Evelyn Hu DeHart de la universidad de Brown y la profesora Kathleen López de Lehman College, CUNY, ambas, nos indican “que la migración china es la más vieja, la más grande, y la más dispersa en Latinoamérica y el Caribe. Su presencia data de 1613 en Perú y en México desde 1635”.2

El profesor Xu Shicheng nos ofrece algunas estadísticas de los primeros migrantes chinos y también nos indica que “cuando arribaban a Acapulco las naos de China, se celebraban allí las ferias. Al terminar las ferias, numerosos chinos que vinieron en las naos se quedaron en esta ciudad”. Con el transcurso del tiempo su número y sus influencias aumentaron. En el siglo XVII, durante la Guerra del Comercio entre los imperios europeos, los piratas holandeses e ingleses hostigaban y saqueaban Acapulco y otras ciudades costeras de Hispanoamérica. En 1697 los ciudadanos de Acapulco organizaron tres milicias locales para su propia defensa. Una de ellas estaba compuesta por chinos. Los chinos residentes en Acapulco contribuyeron también a la construcción de la ciudad. Un documento chino dice: El Mercado de Acapulco de México fue establecido por los chinos. Ahora han prosperado mucho. Razón por la cual se conocía a Acapulco como Ciudad de los Chinos. Los chinos no sólo dejaron huellas en Acapulco, sino también en Mazatlán, Colima y otros puertos del Pacífico de México”. 3

Siguiendo las informaciones del clásico estudio del Imperio español del profesor Harring los chinos para el siglo XV1 trabajan como mineros, comerciantes, tejedores, médicos, orfebres, herreros, carpinteros, etc., trabajando de generación en generación se fueron integrando a la sociedad mexicana.

Temprano en el siglo XVII, la documentación histórica muestra, algunos de los problemas que confrontaron los nuevos migrantes mexicanos. En un memorial fechado el 22 de junio de 1635 y dirigido a Pedro Santillán, el presidente del Cabildo de la Ciudad de México, Fernando Souza se quejaba del creciente número de barberos chinos en la Ciudad de México que ocupaban los trabajos de los peluqueros nativos y pedía que se tomaran medidas para reducir la cantidad de las peluquerías a 12, expulsándolas del centro de la ciudad.

En el siglo XVII gran número de colonos y esclavos chinos se vieron obligados a realizar un trabajo en las minas de Zacatecas. En 1646 había muchos chinos que trabajaban también como esclavos en la mina de Francisco de Escobedo, en Tepic, al sudoeste de México.

Examinando las cifras ofrecidas por el profesor Xu Shicheng, entre 1875-1899, la población ascendió a 214, pero en el periodo 1900-1910 a 3442. Claro el número era mucho mayor, pues existió un contrabando constante entre los Estados Unidos y México.

Sin embargo, las más numerosas migraciones chinas están relacionadas están con las causas internas, domesticas, así como también con la decadencia del Imperio Chino por múltiples y variadas causas entre ellas, el creciente incremento de la población que ocurrió entre 1802-1834, “la población aumentó en cien millones de habitantes, alcanzando la cifra de 401.008.574, pero la productividad de la economía no pudo elevarse en la misma proporción”. 4 (Imperio Chino 300-301).

La dinastía a su vez tuvo que enfrentar múltiples rebeliones en las áreas periféricas del imperio, que se incrementaron como resultados de las políticas internas expansionistas china. El levantamiento del pueblo Miao que ocurrió en los pueblos fronterizos Kueichou, Ssuch’uan y Hunan y cuyas causas ultimas fueron la colonización de la región y su incorporación estricta al ámbito de la administración china. En otras regiones, como en Kansu, Turquestán, hubo rebeliones de los denominados uigures, adeptos al Islam, pero asimilados a la cultura china.

Las numerosas rebeliones fueron seguidas por movimientos insurgentes internos, tales como el de la secta religiosa secreta del Loto Blanco (1775), cuyo escenario fueron cuyo escenario principal fueron las provincias de Honan, Sauch’uan, Shensi, Khuansu y Hupei. La respuesta gubernamental fue la represión creciente que originó la consigna los funcionarios fuerzan al pueblo a rebelarse”.

En la segundad mitad del siglo X1X, numerosos chinos fueron contratados por empresas norteamericanas para trabajar en la construcción de los ferrocarriles entre el paso y la México. Las autoridades mexicanas contrataban a los trabajadores chinos para que laboraran en México. Los trabajadores chinos talaban los árboles para servir de combustible a los trenes, construían los caminos y explotaban los minerales.

A finales del siglo XIX, la inmigración china hacia México se incrementó como resultado de leyes anti chinas aprobadas en los Estados Unidos. Muchos inmigrantes de San Francisco y otros lugares de California se establecieron en Baja California, Sonora, Nuevo León, Sinaloa, Tamaulipas, Coahuila, Chihuahua y la ciudad fronteriza de Mexicali.

Finalmente, debemos recordarles a los lectores que el Centro de Estudios Caribeños celebrara un evento internacional sobre la Migración en el Gran Caribe los días 27, 28, 29 del corriente mes.

Fuentes
1. Xu Shichent, Los Chinos a lo Largo de la Historia de México. LECTURA-3.6C.Chinos en México. File://D:/Lectura-3,6c-Chinos9620en9620 México. Otras informaciones provienen de los artículos de la nota 2 y 3.

2. Efile:///D:/Evelyn_Hu-DeHart_and_Kathleen_Lopez_Asia.pdf, Afro-Hispanic Review, Vol.27, num.1, Spring 2008. Evelyn Hu- De Hart y Kathleen Lopez, Asian Diaspora Latin America and the Caribbean: An Historical Overview.

3. Xu Shichent, Los Chinos a lo Largo de la Historia de México. LECTURA-3.6C.Chinos en México. File://D:/Lectura-3,6c-Chinos9620en9620 México.

4. Herbert Franke y Rolf Trauzettel, El Imperio Chino. Historia Universal, Siglo Veintiuno, vol.19. México, Argentina, España: 1973. Pp. 300-319.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorGonzalo recorre Santiago en apoyo a candidatos municipales
Noticia siguienteIrreverencias y profanaciones de Mark Twain: La pequeña Bessie (9)
Avatar
Profesor Investigador del Centro de Estudios Caribeños. Universidad Pontificia Católica Madre y Maestra