Por una marcha firme y larga de las relaciones chino-dominicanas

En pocos días llegará el Año Nuevo Chino. En este momento, es necesario echar una mirada retrospectiva al pasado y lo más importante, dirigir la mirada hacia el futuro y hacer planeamientos.

En 2019, celebramos solemnemente el 70 aniversario de la fundación de la República Popular China. Frente a los desafíos de un entorno complejo, la economía china logró un crecimiento anual de 6.1%. El PIB per cápita superó 10 mil dólares. China sigue siendo el país de mayor volumen de comercio de bienes y el segundo mayor receptor de inversión foránea directa, contribuyendo el 30% del crecimiento económico mundial.

China abraza al mundo con una actitud de apertura. Organizó con éxito el II Foro de Cooperación Internacional de la Franja y la Ruta y la II Exposición Internacional de Importación de China. El número de los países que establecieron relaciones diplomáticas con China aumentó a 180, y el consenso de una sola China se ha consolidado a nivel mundial. Frente a los desafíos globales como el cambio climático y otros problemas candentes, asumimos activamente la responsabilidad como un gran país debe tener, nos comprometemos a contribuir con la sabiduría y las soluciones chinas, establecemos los puentes de diálogo y paz, y promovemos la construcción de una comunidad de futuro compartido de la humanidad.

El 2019 fue un año memorable para China y República Dominicana. Celebramos solemnemente el primer aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas. Durante el año pasado, docenas de delegaciones de alto nivel se visitaron mutuamente para profundizar aún más la confianza política mutua y mejorar el entendimiento recíproco entre los dos países. China donó 40 camiones de bomberos y ofreció 1 millón de dólares para contrarrestar el impacto de la sequía. En los primeros 11 meses, el volumen de comercio bilateral alcanzó los 2.58 mil millones de dólares, con un aumento interanual de 24%, de los cuales las exportaciones dominicanas a China aumentaron un 179%. República Dominicana participó en la II Exposición Internacional de Importación de China, y la primera Exposición Internacional de Cigarros como país invitado de honor, para mostrar a los consumidores chinos sus productos típicos, entre los cuales el café y ron se han comenzado a exportar a China. La marca país dominicana es reconocida cada día más en China.
Varias agencias turísticas chinas han venido al país para explorar las rutas turísticas. El número de ciudadanos chinos que vienen a República Dominicana superó por primera vez los 10 mil, aumentando el 74.8% en comparación con el año 2018, convirtiendo a China en el mayor fuente de turistas en Asia. La hoja de calificación del primer año de las relaciones chino-dominicanas deja satisfechas a ambas partes y está demostrando unas perspectivas más amplias. Los hechos han dejado claro que el establecimiento de las relaciones diplomáticas es una decisión correcta que corresponde a los intereses fundamentales de los dos países y ambos pueblos.

El 2020 promete ser un año histórico en el proceso del gran rejuvenecimiento de la nación china. Vamos a erradicar por completo la pobreza absoluta, anticipando con 10 años en alcanzar los objetivos de reducción de la pobreza de la ONU. Vamos a construir una sociedad modestamente acomodada de manera integral, lograr el objetivo del primer centenario y embarcarnos en la nueva marcha para lograr el objetivo del segundo centenario.

En 2020, el mundo sigue siendo un lugar no pacífico, y los factores de inestabilidad e incertidumbre en la situación internacional siguen siendo numerosos. Frente a los desafíos externos, estamos dispuestos a trabajar con la parte dominicana para defender el principio de una sola China, ampliar los intercambios integrales, explotar el potencial de complementariedad, profundizar la cooperación mutuamente beneficiosa bajo el marco de “la Franja y la Ruta” y promover el desarrollo común. Como miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, China y República Dominicana continuarán manteniendo una estrecha colaboración, salvaguardarán conjuntamente el sistema internacional con la ONU como el núcleo, defenderán el multilateralismo, la globalización económica y el sistema de comercio multilateral, lucharán contra el terrorismo, promoverán la solución de conflictos mediante el diálogo y la negociación, y trabajarán juntos para abordar los desafíos globales en pro de la paz y el desarrollo.

Las relaciones entre China y República Dominicana son relaciones completamente normales entre dos Estados soberanos. No apuntan a la tercera parte ni pueden ser afectados por los demás. China nunca interferirá en los asuntos internos de República Dominicana y tampoco quiere que ninguna persona involucre a China en los asuntos internos dominicanos.

Vamos a adherirnos al concepto de apertura, desarrollo verde e integridad, y esforzarnos por alcanzar las metas de alto estándar, bienestar del pueblo y sostenibilidad. De tal manera, profundizamos las relaciones bilaterales y fortalecemos el impulso de desarrollo endógeno de la parte dominicana. También damos la bienvenida a la participación, las sugerencias y la supervisión de diferentes sectores de la sociedad.

Estas relaciones bilaterales son como un auto nuevo en la carretera. En los más de 600 días pasados, vivió dos fases: la de arranque y la de aceleración. Ahora nuestra tarea es llevarlas a un estado permanente de avance estable y sano. Esto está en línea con la tendencia histórica, con las expectativas comunes de ambos pueblos, y es propicio para construir una comunidad de destino de la humanidad. Vale la pena luchar por ello.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorMinistro García anuncia nuevas inversiones
Noticia siguienteCanciller Vargas se reúne con Michael Pompeo
Avatar
Embajador de China en la República Dominicana