Museo Nacional de Arte de China

Las exposiciones en el museo van desde pinturas al óleo, esculturas y fotografías.

El 19 de enero de este año se inauguró la exhibición de más de 850 obras de más de 700 artistas, como parte de los festejos de la Fiesta de la Primavera

El Museo Nacional de Arte de China (Namoc) es el museo de arte más grande de la segunda economía del mundo, un espacio que vibra con el arte a nivel nacional y que está enfocado en coleccionar, exhibir e investigar las obras de los artistas en los tiempos modernos del gigante asiático.

Este espacio, un oasis tranquilo y pacífico para los amantes del arte, consta de cinco salas de exhibiciones permanentes, bien iluminadas y bien presentadas para atraer a todos los visitantes.

Estas exposiciones son “Exposición Cien Años de Arte Chino”, “Exposición de Papeles Recortados”, “Exposición de Estatuas de Arcilla de Wuxi”, “Exposición de Obras Donadas de Liu Kaiqu”, y “Exposición de Obras Artísticas Internacionales donadas por los Señores Ludwich”.

De acuerdo con su plataforma digital, el edificio alberga más de 100,000 obras.

Además de las numerosas expresiones artísticas nacionales, el museo, construido entre 1958 y 1962, es el escenario de miles de obras de artistas extranjeros.

Está situado a cinco minutos de la Ciudad Prohibida, en Pekín, en un edificio que combina las líneas rectangulares de la arquitectura soviética con los tejados en forma de pagoda.

Fue diseñado por el arquitecto Dai Nianci, según registra el sitio Web del Namoc. Es uno de los 10 proyectos emblemáticos que fueron levantados en la capital china a finales de los cincuenta para conmemorar el décimo aniversario de la fundación de la República Popular en 1949. Después de cuatro décadas, registra la historia del lugar, sus instalaciones se habían convertido en un almacén de reliquias culturales.

Esa fue la razón por la que fue sometido a una renovación que culminó en el 2003, y que representó un cambio dramático, que dotó a la infraestructura de un aire de modernidad.

La remodelación del museo, fundado por Mao Zedong, aumentó la superficie de 17 mil a 27 mil 600 metros cuadrados. Durante décadas, el edificio fue más que nada una galería de arte, con exhibiciones temporales, y sólo de vez en cuando presentaba sus propias colecciones.

Escenario del talento nacional e internacional

En la década de 1990, a pesar de seguir siendo el palacio más importante del país, lo único de interés que poseía era su fondo de 60.000 obras. Esos años, aparte de los profesionales, poca gente lo visita para entretenerse, acudir a una cita o enriquecer su formación cultural.

Los trabajos de restauración del 2003 se realizaron con una inversión de 160 millones de yuanes. Estos cambios, que coincidían con la transformación de Beijing en una gran metrópolis internacional, buscaban colocar este museo a la par de infraestructuras similares tan prominentes, como el Palacio Nacional de Louvre, de acuerdo con las autoridades del museo de aquellos años.

Según recogen reportes de la agencia china Xinhua, este palacio ha sido sede de magnas exposiciones e importantes acontecimientos relacionados con las bellas artes del gigante de oriente. Una de las más llamativas fue una exposición de desnudos celebrada en el 1988, que según manifestó el entonces director del departamento de investigación del palacio, Liu Xilin, “marcó la entrada en una parcela artística hasta entonces vedada al público chino”.

Otras exposiciones dignas de destacar fueron las de los escultores Henry Moore y Auguste Rodin, la del pintor Salvador Dalí y la dedicada a cien años de pintura china.

El palacio, cuya entrada cuesta 50 yuanes –alrededor de 155 pesos dominicanos-, cuenta con 21 salas de exposición, un salón de conferencias de 240 metros cuadrados y un taller de embalaje comunicado con las salas de exposición por medio de un túnel, lo que facilita la entrada y salida de las obras.

Además, está equipado con modernos sistemas de alarma automáticos contra incendios y robos, y con un centro de control y un tragaluz inteligentes. Algo muy particular del museo es que tiene habilitado itinerarios para minusválidos, ascensores y cuartos de aseo para ellos.

Diariamente el museo ofrece aproximadamente cuatro mil taquillas gratis, para lo cual el visitante solo debe presentar su pasaporte.

2019 y 2020

El Museo recientemente ha acogido diferentes exposiciones de artistas chinos y de extranjeros. El 19 de enero de este año se inauguró la exhibición de más de 850 obras de más de 700 artistas, incluido Pablo Picasso, como parte de los festejos de la Fiesta de la Primavera en China o como Año Nuevo Luna.

Cubriendo varios estilos de arte, incluyendo pinturas chinas, pinturas al óleo, esculturas y fotografías, las obras de arte en exhibición fueron seleccionadas de más de 30,000 piezas de donaciones que el museo ha recibido desde 1961, de acuerdo con Wu Weishan, curador del museo, según un cable informativo de Xinhua.

El año pasado fue presentado “Patrimonio cultural de Nanjing”, una exposición de obras de caligrafía y pintura, que conmemora el 40 aniversario de la fundación del Instituto de Pintura y Caligrafía de Nanjing, capital de la provincia de Jiangsu en el este de China.

Esta exposición revisó la fructífera historia del instituto durante las últimas cuatro décadas. Las obras de tres generaciones de artistas, con estilos y temas diversificados, mostraron la dirección y la trayectoria del desarrollo de la caligrafía y la pintura de Nanjing.

En el 2019, igualmente se realizó una exposición conmemorativa del 120 aniversario del nacimiento de Qian Songyan, un influyente maestro de la pintura de paisajes chinos en el siglo XX, que asimismo se desempeñó como presidente del Instituto de Pintura Tradicional China de Jiangsu.

Varios registros históricos de China, avalan que las obras de Songyan son modelos típicos del espíritu tradicional nacional, la atmósfera de los tiempos y el estilo chino. Esa exposición, mostró 20 obras recopiladas por Namoc y 100 obras suministradas por su familia en los tres temas de “Representación apasionada del paisaje de la patria”, “Largo viaje desde el sur del río Yangtze” y “Buscando a mi tutor en la gran naturaleza”.

Otra de las exposiciones más significativas, llevada a cabo el pasado año, fue “Hermosa China: un mundo de imágenes en color”. Permaneció durante todo el segundo semestre del 2019.

La muestra se organizó para celebrar el 70 aniversario de la fundación de la República Popular de China, para lo cual seleccionaron de sus colecciones algunas pequeñas pinturas al óleo, enmarcadas y acuarelas clásicas que se crearon en las últimas siete décadas, con connotaciones temáticas distintas.
Fue centrada en las virtudes de este país asiático. Según la plataforma del Namoc, las obras tomaron el escenario como el vínculo, y el patriotismo como el núcleo, expresando la nueva era e interpretando la verdad, la bondad y la belleza con los clásicos.
Las pinturas al óleo fueron obras clásicas de grandes maestros, incluidos Liu Haisu, Pang Xunqin, Yan Wenliang, Li Ruinian, Su Tianci, Wu Guanzhong, Zhu Naizheng y Jin Shangyi. Las acuarelas son obras maestras de generaciones de artistas de la acuarela, como Li Jianchen, Pan Sitong, Guan Guangzhi, Gu Yuan, Zong Qixiang, Qin Xuanfu, Huang Tieshan y Chen Jian.

El Namoc apunta en su plataforma digital que la exposición presentó a China como un país lleno de belleza poética y vitalidad cultural.

Fiesta de la Primavera del 2019

El Museo Nacional de Arte de China a principio del 2019 exhibió tres exposiciones durante la celebración de la Fiesta de la Primavera para promover “los intercambios entre civilizaciones”, según datos del Gobierno chino. “Belleza paisajística” mostró 300 paisajes que el museo ha recopilado desde la fundación de la República, entre las que hay pinturas tradicionales chinas, óleos, impresiones, acuarelas y esculturas que muestran paisajes nacionales. La exhibición expuso trabajos de artistas como Qi Baishi, Lin Fengmian, Huang Binhong, Liu Haisu, Li Keran y Fu Baoshi. La exposición “Comprensión mutua de civilizaciones” exhibió 200 trabajos impresos recopilados por el museo y el Museo Provincial de Arte de Heilongjiang, y subrayó la construcción de un mundo mejor mediante los dibujos de las experiencias de diferentes civilizaciones.Según Xinhua, el museo también expuso 115 tallas en madera de países africanos, entre ellos Tanzania, Mozambique, Cote d’Ivore y Kenia, para mostrar la vida diaria de los africanos y la visión del mundo de los artistas de ese continente.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorMinistro Peña Mirabal exhorta a maestros enseñar en las aulas con sentido humanista para mejorar aprendizaje
Noticia siguienteAbinader llama a consolidar triunfo del cambio en las municipales y primera vuelta