“Como industria, el guión es nuestro gran tema pendiente”

Marichal expresa que le “me enorgullece ver a la industria levantarse como lo ha hecho”.

Yvette Marichal es la primera mujer en dirigir la Dirección General de Cine (DGCINE). Desde esa institución, trabaja con empeño para mostrar a la mujer que “tenemos un lugar preferencial en los altos puestos de trabajo en el país”. Expresó su satisfacción por el crecimiento que ha tenido la industria en los últimos años, el cual ocupa un 26.4% de la cuota de pantalla, seguido por España con un 17.9%, luego le sigue Brasil, entre otros países. “Creo que solo con el hecho de que pasamos de dos películas a 47 en 2019 en nueve años y que de cero premios hemos obtenido más de 22 reconocimientos internacionales desde 2018, es un importante logro para la DGCINE”, señaló Marichal, quien expresó su orgullo de ver la industria levantarse como lo ha hecho, pero entiende que lo más importante es no perder el posicionamiento obtenido.

¿Cómo te sientes al ser la primera mujer que dirige la DGCINE?
Me llena de muchísimo orgullo ser parte de esa estadística. Si hemos logrado que las mujeres tengan un lugar preferencial en los altos puestos de trabajo, entonces con más razón tenemos la responsabilidad de no fallarles, sobre todo a las que vienen subiendo. En República Dominicana se da un caso muy especial, y es precisamente que en esta industria, la mujer ocupa un lugar especial que no se ve en España ni en los Estados Unidos, entre otras naciones, donde siempre escuchamos sus quejas, porque no les dan las mismas oportunidades que a los hombres. En nuestro país, no solo en esta industria, sino en muchas más, según una estadística que salió en verano, somos el país líder en Latinoamérica donde hay más mujeres que hombres en puestos de importancia.

¿Cuáles han sido los retos desde tu llegada a la DGCINE?
Soy la segunda persona que ocupa la dirección de cine. Antes estaba Ellis Pérez, a quien cariñosamente le digo tío. Me enorgullece seguir su gestión de zapata, de levantar la DGCINE de la nada y dejarla construida para mi llegada. Entonces fue mucho más fácil, pude concentrarme en las dos vertientes que me tocan, que es levantar ese cine nacional. Creo que solamente con el hecho de que pasamos de dos películas a 47 en 2019 en espacio de nueve años y que de cero premios hemos recibido a más de 22 internacionales desde 2018. A la vez nos posicionamos como locación fílmica, que es una competencia inmensa, no solo en Iberoamérica, sino en el mundo entero, que lucha por ocupar el puesto número uno de locación para películas. Y también apoyar al Ministerio de Turismo para que también podamos ser parte del turismo cinematográfico, que mueve mucho más de 80 millones de personas al año.

¿Qué necesita el cine dominicano en término de formación profesional en sus distintos ámbitos?
Cuando surge la Ley Nacional de Cine, solamente la UASD ofrecía la carrera cinematográfica. Hoy en día contamos con siete universidades copadas de alumnos. Esta es la carrera del momento, no porque esté de moda, sino porque nuestros jóvenes ya pueden ejercerla en su país y eso no tiene precio. Antes, nuestros estudiantes se iban a estudiar a Cuba y se quedaban en algún lugar del mundo, donde existiera industria del cine. Ahora, los que se fueron o se van, regresan, y la gran mayoría estudia aquí.

¿Cuál es tu consideración sobre los guiones de películas en el país?
Es nuestro talón de Aquiles, no solo de nosotros, sino del mundo entero. Ese siempre es el tema en el que debemos concentrarnos más. Tenemos un Departamento de Capacitación, donde siempre incluimos formación en Guión, sé que las universidades también lo tienen, pero esperamos seguir mejorando cada año. De qué depende, de que el profesional sea más exigente con el guión que va a trabajar. Son tres películas que hacemos. La primera es la que está plasmada en el guión, la segunda es la que soñamos hacer y la tercera es la que rodamos y terminamos editando para llevarla a la pantalla, y eso, a veces también puede resultar complicado. Pero estamos conscientes como industria, de que el guión es nuestro gran tema pendiente.

¿Qué beneficios trajo la puesta en vigencia de la Ley 108-10 sobre cine?
Esta ley tiene muchísimos incentivos. Tenemos dos artículos principales, pero me concentro en lo que tiene que ver con la producción. El artículo 34 que va dirigido al cine nacional y es prácticamente el 100% de la inversión de la película. Ya para el límite racional, tenemos un crédito fiscal transferible por un 25% de la inversión extranjera. Entiéndase en el artículo 39, la producción extranjera trae las divisas al país, gasta ese dinero en nuestros hoteles, restaurantes, medios de transporte, servicios de la industria y todo lo que conlleva hacer una película o rodar parte de ella, que es lo que pasa muchas veces. Luego el Estado le entrega un crédito fiscal transferible que debe el productor, a su vez, lograr vender a una empresa que pague impuesto en el país, para entonces percibir ese 25 por ciento del retorno.

¿Cómo ha cambiado el cine desde la creación de la DGCINE?
República Dominicana es el país líder en Iberoamérica, desde la puesta en pantalla del cine propio, según la encuesta cultural realizada por el Banco Central y el ministerio de Cultura. El dominicano lo que más hace culturalmente hablando es ir al cine, y cuando va busca el cine dominicano. Nosotros ocupamos un 26.4% de la cuota de pantalla, seguido por España con un 17.9%, luego sigue Brasil, entre otros países. Es impresionante ver cómo el dominicano apoya su cine. Nos enorgullece ver a esta industria levantarse como lo ha hecho.

¿Qué opinión tiene la institución del cine que se realiza en el país?
Son todos mis hijos, a todos le hacemos un acompañamiento especial desde la DGCINE. Lo importante es que la industria funcione y siempre vamos a velar por eso, porque al inversionista que apoya esta industria le demos garantía de que percibirá su incentivo fiscal, al igual que a nuestros cineastas para que puedan realizar sus películas cómodamente y sin trabas. Eso para nosotros, como industria del cine es muy importante, de que la ley funcione.

¿Cuáles son los retos del cine en los próximos años?
Lo más importante es no perder el posicionamiento que tenemos. En la región del Caribe somos el país número uno en inversión extranjera vía la industria del cine. Si nos vamos más allá, incluimos a Centroamérica, donde somos número uno. Si hablamos de Latinoamérica, ahí tenemos que estar en el top cinco junto con Brasil, Argentina, Colombia y México, que es muy fuerte en producción, y eso lo logramos en poco tiempo. En cinco años, todo el mundo estaba hablando de la República Dominicana.

Logro
En la región del Caribe, República Dominicana es el país número uno en inversión extranjera, vía la industria del cine”.

Desarrollo
Cuando surge la Ley de Cine, solo la UASD ofrecía la carrera cinematográfica. Hoy en día contamos con siete universidades copadas de alumnos”.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorFundación para la Música y Artes de Punta Cana
Noticia siguiente100 años del natalicio de Monseñor Pepén