Flujo de votantes bajó en el GSD con respecto a febrero

Muchas usaron mascarillas para acudir a los centros de votación en Santo Domingo Oeste.

Los miembros de mesas y algunos ciudadanos acudieron a sufragar cubiertos con mascarillas y guantes por COVID-19

Contrario a las frustradas elecciones municipales del pasado 16 de febrero, la jornada electoral de ayer transcurrió con una reducida afluencia de votantes en el Gran Santo Domingo, algunos de los cuales, acudían a sus centros de votaciones con el rostro cubierto por mascarillas frente a la creciente amenaza del coronavirus.

Aunque en la contienda pasada, el proceso estuvo caracterizado por quejas y largos retrasos provocados por las dificultades técnicas presentadas por los equipos del voto automatizado, esta vez, la mayoría de centros iniciaron puntualmente las votaciones con boletas de papel, que fluían con gran rapidez.

En las primeras horas de la mañana, los colegios electorales ubicados en populosos sectores del Distrito Nacional, como Villa Juana, Capotillo, Cristo Rey, María Auxiliadora y Gualey, donde tradicionalmente la concurrencia de votantes es masiva, los miembros de las mesas aguardaban por los electores, que iban llegando a cuenta gotas, mientras en las afueras, se concentraban decenas de delegados de los candidatos a alcaldes y regidores de los diferentes partidos políticos, contrario a las recomendaciones de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que instó a evitar aglomeraciones de personas.

Aunque la Junta Central Electoral (JCE) no proporcionó insumos de protección a los miembros de mesas para evitar posibles contagios de COVID-19, la presidenta de la mesa 0539, del club Mauricio Báez, tomó la iniciativa de dotar a sus compañeros de mascarillas, guantes y gel antibacterial para desinfectarse las manos cada vez que se pusieran en contacto con los electores.
En la mesa 0520 reinaba la queja de que el órgano electoral solo envió unos instructivos escritos con las recomendaciones para evitar el COVID-19.

Mientras tanto, en la Escuela República de Honduras, del sector María Auxiliadora, la presidenta del colegio electoral 0632, María Burgos, dijo que la única protección recibida fue un buen lavado de manos y una oración al salir de su hogar en la madrugada, previo al inicio del proceso que, hasta ese momento, había transcurrido con tranquilidad. Allí solo habían votado 61 de 340 electores inscritos.

Pese a estar dentro del grupo de riesgo, varios adultos mayores como doña María Estela Avellino, acudieron al llamado de la JCE, quien dijo no sentir ningún temor a la pandemia que mantiene en vilo al mundo y a buena parte de países en cuarentena buscando frenar la propagación del virus.

“Uno se cuida y tiene fe en Dios. Yo nunca dejo de echar mi voto”, dijo la dama a elCaribe mientras esperaba en una fila de apenas tres personas.

El colegio Santo Cura de Ars del Ensanche Capotillo, donde se habilitaron 20 colegios electorales, lucía prácticamente vacío, así como el Club deportivo y cultural Samuel Santana. En cambio, en los alrededores de los recintos, circulaban decenas de delegados y motoristas a alta velocidad consumiendo bebidas alcohólicas, mientras en la calle Nicolás de Ovando una unidad de los topos de la Policía Nacional patrullaba la zona con armas largas.

Conforme llegaba el mediodía, la cantidad de votantes fue aumentando en el Club Los Prados y el Colegio Nuestra Señora de La Altagracia (CONSA), ubicado en el sector Los Prados donde, contrario a otros centros, sí habían filas considerables.

Al conversar con elCaribe, el cantante Roger Zayas, dijo que no había ninguna razón para no acudir a votar y que solo había que tomar las medidas de precaución de lugar, como desinfectar la cédula y asearse tras ejercer el sufragio.

La asistencia también fue mínima en los clubes deportivos de los Jardines del Norte, cuyos integrantes no disponían de los insumos de protección para el coronavirus y Los Cachorros, de Cristo Rey.

En SDN hubo incidentes menores

Las votaciones para elegir a las autoridades municipales del municipio Santo Domingo Norte se desarrollaron con normalidad, a excepción de algunos incidentes aislados.

En un recorrido realizado por este diario se pudo observar que para protegerse del coronavirus, algunos policías militares electorales y los miembros de la Junta Central Electoral (JCE) utilizaban mascarillas y gel antibacterial, y en cada mesa se habilitó una mesa auxiliar, próxima a la entrada del recinto, para facilitar el sufragio a los envejecientes y personas con discapacidad.

Varios de los votantes también recurrieron al uso de mascarillas, y pañuelos, para cubrirse las bocas y narices. Como en el caso del joven Rafael Santos, quien votó en la Escuela Sabana Centro, en Sabana Perdida, quien dijo que tenía el deber de votar pero tomando las precauciones de lugar ante la presencia del virus en el país.

Dentro del Centro Educativo Leoncio Manzueta, de Villa Mella, se vendían frascos de gel antibacterial en envases de diferentes tamaños entre RD$ 100 y 150.

Sin embargo, la disposición para que las personas se colocaran a un metro de distancia en las filas no se cumplió en los centros de votación visitados.

Un ejemplo de esto, fue la Escuela Emma Balaguer, donde funcionaban 31 colegios electorales y votó el actual alcalde del municipio, René Polanco, quien afirmó que el proceso marchaba en ese momento de manera ágil. En el Centro Educativo Leoncio Manzueta, el candidato a alcalde por la alianza Bloque Institucional Social Demócrata (BIS) y la Fuerza del Pueblo denunció que la acreditación de sus delegados fue falsificada y en su lugar se designaron a otras personas.

Ulises Díaz, aspirante a la Alcaldía, aseguró que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) falsificó el documento y puso a sus miembros en el colegio electoral 1152, del referido centro educativo.

“No están dejando entrar a los delegados que nosotros acreditamos”, afirmó, mientras hacía la reclamación en el colegio electoral lo que provocó que el proceso se detuviera por un momento.

El presidente del colegio electoral, Rafael De Jesús Martínez, indicó que Díaz debía comunicarse a las instancias correspondientes para que la Junta Central Electoral (JCE) tomara las acciones de lugar, “y no venir a pararme las votaciones a esta hora, coartándole el derecho a todos esos ciudadanos ahí afuera “, sostuvo.

Otro inconveniente registrado fue el apresamiento por parte de la Policía electoral de un hombre que ingresó a la Escuela José Francisco Cabral López de Guaricanos, donde vota el candidato a alcalde del Partido de la Liberacion Dominicana (PLD), Carlos Guzmán, con un arma de fuego. El joven, burló la seguridad apostada en la entrada del centro y portaba el revólver en los pies.

En SDO mejoró asistencia después del mediodía

En el municipio Santo Domingo Oeste el proceso inició lento, aunque fue “calentándose” a medida que avanzó el día.

Durante un recorrido por más de 35 recintos electorales ubicados en Las Palmas de Herrera, El Café, La Altagracia, Kilómetro 12, Iván Guzmán, Manoguayabo, Palavé y Los Alcarrizos, el denominador común era la tímida presencia de votantes.

“La gente entra y sale rápido de los recintos y parece a simple vista, como que no está viniendo a votar”, manifestó una secretaria de recinto de la Junta Central Electoral en la Escuela Primaria Rafaela Santaella, en el Kilómetro 12, donde hay instalados 10 colegios electorales con 5,960 votantes.

En la Escuela Café con Leche, del barrio El Café, un recinto electoral donde apenas funcionan cuatro colegios, fue característica la presencia de más “facilitadores” y “supervisores” y de votantes escasamente. Aunque el mismo patrón se repitió pasadas las 11:00 de la mañana, igual que los recintos de Los Alcarrizos.

“La asistencia se ha mantenido baja, quizás sea por el tema del coronovirus o porque algunas personas temen salir a votar temprano por si cancelan las elecciones”, refirió Karlla Batista a elCaribe quien trabaja como secretaria en este recinto desde el año 2016.

Las mascarillas, guantes y geles con alcohol o antiséptico fueron notables, sobre todo, en el personal que trabajó para la Junta Central Electoral. Los votantes también tomaron medidas, aunque en menor medida.

“Yo traje mi toallita con alcohol, no había mucha gente en fila y desinfecté mi cédula, después que me la entregaron. Ahora cuando yo llegue a mi casa me daré un buen baño y esta ropa a lavarse con agua caliente”, dijo Minerva Balbuena a elCaribe.
En la Escuela Antigua y Barbudas, Caballona, la ciudadanía acudió temprano aunque no de golpe.

“Podemos decir que antes de las 12 del mediodía ya había venido más del 50% aunque usted no vea una fila”, refirió Anairoby Blanco, facilitadora de la JCE en ese recinto.

Durante el recorrido, se observaron a dirigentes de los partidos de la Liberación Dominicana, Partido Revolucionario Moderno y el Partido Revolucionario Dominicano bordeando los recintos electorales.

En Los Alcarrizos, dirigentes del PRM, denunciaron que el actual regidor y quien repite la candidatura por el PRD, Ángel Luis Rodríguez, fue sorprendido mientras ejecutaba una supuesta compra de cédulas. El compañero de boleta del actual alcalde del municipio Los Alcarrizos, habría sido sorprendido en flagrante delito, en el Colegio San Antonio de Padua.

JCE no proveyó los insumos protección

En un comunicado enviado a la Junta Central Electoral, fechado el 11 de marzo, el Ministerio de Salud Pública recomendó al órgano electoral y juntas municipales, agilizar la movilidad de los votantes y facilitar que dentro de los recintos, los electores se mantuvieran a un metro de distancia para reducir la exposición a secreciones respiratorias. Asimismo, proveer a los funcionarios y delegados en los recintos electorales las condiciones para la higiene de manos (lavado o utilización de solución con base de alcohol sobre el 65 %) y sustituir a funcionarios o delegados que cursen con cuadro de fiebre o manifestaciones respiratorias. Durante el recorrido realizado por estas reporteras se comprobó que muchas de estas medidas de prevención no se cumplieron a cabalidad.

Asistencia bajó en SDE y Boca Chica

En Santo Domingo Este, el segundo municipio con más votantes del país, el proceso transcurrió con normalidad, pero con una baja significativa en la asistencia de electores. Durante un recorrido por los recintos ubicados en los centros educativos San Vicente de Paúl, Celeste Beltré Melo, Socorro Sánchez, Ramón Emilio Jiménez y Patria Mella, los presidentes de mesa afirmaron que el proceso era ágil y rápido. Mientras tanto, en el municipio de Boca Chica, el flujo de votantes también fue tímido en comparación con el suspendido proceso del 16 de febrero. Así lo informó Keila Sierra, presidenta del colegio electoral 1200 B en la escuela Elvira de Mendoza, quien afirmó que cerca de las 3:00 de la tarde, de un padrón con 550 votantes inscritos, habían sufragado 206 personas, para aproximadamente el 50 por ciento. En tanto, que en la escuela primaria Vitalina Mordan de Cruz, ubicada en la calle 27 de Andrés, Boca Chica, la asistencia también se vio reducida. En cuanto a las medidas de seguridad establecidas para prevenir posibles contagios por el coronavirus no se aplicó ningún protocolo por parte de las autoridades, ni tampoco ninguna prevención de higiene por parte de los ciudadanos.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d5
Compartir
Noticia anteriorWood es el tercero de la NBA con el COVID-19
Noticia siguiente¡Expresó su amor!