Nueva mentalidad

Señor director: Conforme a la comisión de estrategias religiosas y espirituales del Consejo Regional de Desarrollo, Inc. (CRD) en torno un bien articulado desarrollo humano, la oportunidad que tiene cada dominicano y a población mundial de vivir a plenitud la Cuaresma, constituye aceptar que nuestra vida es vivir en Cristo, y dar paso a los cambios sociales que exigen nuestros tiempos.
Por lo tanto, llama asumir que no es un tiempo fuera de nosotros, es nuestro tiempo, es tiempo de Cristo y de toda la humanidad; es tiempo de conversión y de aprovechar la oportunidad que nos brinda el Altísimo Dios para extinguir el pecado, en procura de una vida en santidad que nos haga dignos de la vida eterna.

Lo expuesto reviste de una gran importancia para los que profesamos la fe cristiana y otras creencias, ya que si lo practicamos con conciencia, nos convertiremos en luz y discípulos de nuestro Mesías y Redentor, al experimentar la enriquecedora experiencia de no sólo aceptar sus principios, sino también de asumirle y dejar que él nos asuma.

En dicho sentido, es su firme convicción, que el tiempo cuaresmal que simboliza el retiro de 40 días de Jesús en el desierto previo a su ministerio, y el retiro de 40 años de Moisés en el desierto, teniendo su comienzo el miércoles de ceniza y terminando el domingo de ramos, jamás lo debemos tomar para la tristeza, sino para la meditación, la reflexión, el recogimiento y la conversión.

Con la vivencia cuaresmal fortalecemos nuestra fe y nos llenamos de esperanza, por permitirnos ver la incondicionalidad de Jesucristo, la razón de ser de su amor sin limitaciones que lo lleva a entregarse y a morir por cada uno de nosotros, asumiéndonos con su muerte y su Pascua, de tal modo, que a Dios le podemos llamar Padre, por habernos convertido en hermanos de fe de su hijo crucificado en pro de nuestra redención y liberación.

Siendo esas tareas primordiales en el momento actual para el desarrollo humano y del país, el CRD nos invita a vivir a plenitud la cuaresma, asumiendo como motor y guía de nuestras vidas, servir y amar al prójimo, a fin de edificar mejores familias y sociedades, por tanto, un mundo mejor, teniendo por columna principal los lineamientos que nos enmarcan las enseñanzas de Jesucristo.
Dr. Ysócrates Andrés Peña Reyes
Director General del CRD

Mantener la calma

Señor director: Varios periódicos han anunciado que Francia ha cerrado los lugares ‘no esenciales’ para la vida pública, incluidos restaurantes y cafeterías, aunque ha permitido que los estanqueros permanezcan abiertos. Seguramente, deben saber que los restaurantes son esenciales para los franceses, al igual que las cafeterías para los italianos y los campos deportivos para los australianos.

Obviamente, es vital tratar de detener la propagación del virus reduciendo el contacto entre las personas, pero las anomalías son desconcertantes. La mayoría de las escuelas todavía están abiertas, el transporte público sigue funcionando, e incluso los gobiernos se están reuniendo y siguen funcionando, al menos tan bien como suelen hacerlo.

Todos están haciendo un gran trabajo para proteger la salud física de las personas, pero no debemos olvidar también la salud mental. Si todos están aislados “efectivamente”, será difícil para muchos hacer frente al aislamiento.

Agáchese por un tiempo y esperemos que todo esté bien y recuerde mantener la calma lo mejor que podamos.
Dennis Fitzgerald
Ciudadano

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorLa compra de cédulas
Noticia siguienteLa sociedad dominicana ante Covid-19