“Mi primer puente para volar fue la lectura”

Actualmente este escritor, oriundo del municipio de Constanza, en La Vega, vive en Estados Unidos.
Dedicó gran parte de su vida a la comunicación publicitaria, trabajando para las principales agencias del país

El entusiasmo y la pasión que demuestra René Rodríguez Soriano cuando habla de lectura y escritura son suficientes para darse cuenta del profundo amor que siente por las letras. Y no es para menos; pues desde temprana edad, en su natal Constanza, devoraba página tras páginas de autores clásicos. Más adelante, comenzó a manifestar su creatividad a través de poemas y cuentos.

Rodríguez Soriano, quien se dedicó durante muchos años a la comunicación publicitaria trabajando para varias agencias y luego consolidando la suya propia, publicó su primer libro, “Raíces con dos comienzos y un final”, en el 1977.

A esta obra le sucedieron varias que han trascendido el suelo criollo y le han hecho merecedor de varios reconocimientos, entre ellos el Premio de Nacional de Cuentos Casa de Teatro y el Premio Nacional de Novela de la Universidad Central de San Pedro de Macorís.

1. Del norte
En mi natal Constanza tuve una infancia intensa y divertida. Mis padres fueron Paulina Soriano y Rosendo Rodríguez, la base de una larguísima familia constituida por trece hijos. Mi papá tenía una pequeña enramada de palma para secar madera. Justo ahí, junto a mis primos y los hijos de algunos trabajadores, tuve el primer contacto con la educación. Sobre polvorientos tablones de madera superpuestos nos manteníamos atentos a las clases de alfabetización que impartía el profesor Dolores Abreu, a quien estimaba. Disfruté mucho esa etapa. Luego pasé a hacer mis estudios formales hasta segundo grado a la Escuela Primaria Rural de la sección El Palero, zona de la que mi familia se mudó al centro del municipio cuando yo tenía once años. El tercero y el cuarto los cursé en otro centro educativo que me quedaba más cerca; en la sección La Sabina. Recuerdo que para la época estaba en esa etapa de la escuela en la que tenía la maestra de la que todo estudiante se enamora, y la que me inspiró a escribir. Oroliz: así se llama ella, y así titulé un poema. Era para mí la mujer más bella que había visto hasta ese momento”.

2. Periódicos Escolares
Me trasladé a Santo Domingo para iniciar el bachillerato. Fui a estudiar al Seminario Capuchino San Francisco de Asís, ubicado en Santo Domingo Este, porque mi mamá quería que yo fuera sacerdote. Ahí solo duré un año, pero tuve la oportunidad de crear junto a unos amigos un periódico llamado El Seráfico, que constaba de ocho páginas que elaborábamos a mano. Escribía con lápices de diferentes colores y solo circulaba en el centro. Luego regresé a Constanza e hice los demás cursos en el Liceo Secundario Gastón F. Deligne, donde junto a otros amigos elaboramos otro periódico cuyo nombre fue El Burrito. Nosotros hacíamos las copias con papel carbón, le poníamos hasta ocho páginas, lo que provocaba que la copia de abajo casi no se viera, porque lo hacíamos a máquina ya que no poseíamos fotocopiadora. Era para mediados de los 60. El periódico contenía los chismes del colegio y otras incidencias.”

3. El Ananké de Constanza
El periódico se expandió y quería salir hacia afuera, sin embargo decidimos, yo y mi amigo Manuel Espinal Espino, hacer un periódico más. Buscamos una palabra en el diccionario para nombrarlo. Elegimos “ananké”, que significa destino. El Ananké de Constanza le llamamos. Lo hicimos y pudimos lograr unos 200 números. Lo hacíamos semanalmente a mimeógrafo. Nuestro interés por crear un periódico surgió de forma natural, cuando comenzamos a recopilar toda la información del liceo. Pero también creo que tuvo que ver con mi pasión por la lectura. Las primeras historias que leí estaban en el libro inolvidable de “Colección Sembrador”, que era de mis hermanos mayores. Así se fueron sumando varios autores clásicos como Charles Dickens y Antón Chéjov. Yo y mis compañeros amábamos la lectura. En la vida quería ser una especie de trotamundos. Mi primer puente para volar fue la lectura, un aliciente. Otra de las cosas que más nos gustaba hacer era ir al cine, ese pueblecito tenía la ventaja de que tenía dos, donde presentaban películas todos los días. Recuerdo que nos costaba quince centavos”.

4. Estudia Periodismo
Me inscribí en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) justo cuando acabó la lucha por el Medio Millón. Para mí fue muy difícil, porque no sabía cómo enfrentar tamaño cambio de venir de un pueblecito rodeado de montañas, que contaba para la fecha con tan solo 13 mil habitantes, a la ciudad. Quería convencer a mi mamá de que yo no quería estar en Santo Domingo. En orientación estudiantil me reiteraban que tenía la posibilidad de estudiar cualquier carrera, pero aún no sabía cuál quería. En una ocasión mi cuñada me comentó que el Periodismo sería una muy buena opción, ya que desde hace tiempo había mostrado interés por ese oficio. Así que decidí inscribirme. Estudié con amigos que actualmente son directivos de medios y han triunfado en la vida”.

5. Profesión
Una de mis primeras experiencias en los medios de comunicación en la ciudad fue como reportero de Noticiario Unido, en una emisora que estaba ubicada en El Conde. No olvido ese primer día. Me enviaron al sector de La Feria, para buscar noticias en las fuentes que había allí. Cuando me desmonté del carro de concho, que para la entonces costaba unos diez centavos, no sabía hacia dónde ir ni qué hacer. Afortunadamente, encontré un compañero de la universidad que tenía un poco de experiencia. Le seguí y pude aprender. Posteriormente, laboré para el periódico La Voz del Pueblo y otros medios”.

6. Publicista
Una de las áreas en las que más disfruté trabajar fue en el de la publicidad. Comenzó cuando en un periódico salió un anuncio donde estaban buscando un redactor creativo profesional y otro principiante. Opté por la profesional, aunque nunca había tenido experiencia previa. Lo único que llevé fue un poema, me entrevistaron y me seleccionaron junto a diez personas más. De esos diez quedamos dos, y finalmente quedé yo. Durante más de 20 años estuve trabajando como director creativo de diferentes empresas de comunicación publicitaria, como Young & Rubicam y también Nandy Rivas. Manejé la cuenta de empresas multinacionales y otras entidades, como el Banco Central y American Airlines. Tiempo después pude consolidar mi propia agencia publicitaria. Se llamó Módulo Publicidad, esa empresa fue parte de un cambio que tuvo la publicidad en el país, que pasó de depender de una palabra bonita a una metáfora. Mi empresa duró hasta el primer gobierno del expresidente Leonel Fernández. Después pasé a trabajar en televisión. Escribía para un programa que se llamaba Santo Domingo Invita”.

7. Docencia
Fui docente universitario. Estuve impartiendo clases de Publicidad y Producción de televisión en la Universidad APEC de 1986 hasta los 90. También estuve en la Universidad Organización y Método (O&M) donde daba Comunicación y Propaganda, y además fui profesor en la Universidad Católica de Santo Domingo (UCSD) donde di Publicidad y Propaganda. Básicamente fueron materias enfocadas en la comunicación estratégica para el mercadeo. Recuerdo que era clases muy dinámicas, llevaba incluso a mis estudiantes a mi agencia para que aprendieran sobre los procesos creativos. Era un profesor sui géneris”.

8. Estados Unidos
Me fui de Santo Domingo en el 1998 hacia Estados Unidos. El país no estaba bien en esos momentos, la ciudad estaba caótica y me sentía hastiado. Cuando llegué trabajé como repartidor de pizza y como seguridad nocturna de un condominio. En este último trabajo conocí a una periodista costarricense, María Traverso, que me comentó que estaba por dirigir un periódico llamado El diario de Miami, de un grupo venezolano, y que quería que fuera editor. Le dije que sí. El proyecto duró muy poco, pues cerramos en el 2003. Trabajé igualmente de forma independiente, haciendo reportajes y en revistas especializadas. Parte del esfuerzo de esas labores están compiladas en un libro llamado “Voces Propias” que contiene cuarenta entrevistas que hice alrededor del mundo.

9. Locución
Además de mi interés por el periodismo y las letras, también tuve la oportunidad de estar en radio. Mi primer contacto con este medio de comunicación lo tuve por accidente, pues en mi comunidad me tocaba sustituir a uno de los presentadores que llegaba tarde. Yo lo hacía con mucho miedo. Luego estudié Locución y obtuve el carnet. Durante un tiempo fui voice-over y voz en off del canal Telecentro, ahí llegué porque durante años estuve trabajando de cerca con profesionales de la locución de los cuales aprendí. También mi voz estuvo en decenas de comerciales televisivos y radiales”.

10. Frutos
Adoro a mi familia. Conocí a mi esposa, Carmen Polanco, cuando ella fue a visitar a una prima a Constanza. Ella se iba a ir el mismo día, pero nos conocimos y se quedó. Tuvimos tres hijos. El mayor, Jairo, a pesar de ser un apasionado de la música, se dedica a la construcción de casas ecológicas. Trabaja para la ciudad de Vancouver. El segundo, Piero, lamentablemente ya no está con nosotros. Murió en un accidente de tránsito a los 32 años. Era un genio. Junto a sus amigos creó un proyecto que fabricaba cervezas artesanales, que tuvo un alcance nacional en Estados Unidos y en la parte Norte de Europa. Creó sabores únicos, como mango y chocolate. El más pequeño, Ruy, es representante de una distribuidora de licores en Estados Unidos, es jefe de los vendedores en toda el área de Florida. Tengo otra hija, llamada Carla, que vive en República Dominicana y trabaja para una un banco. También tengo tres nietos: Caprí, Rebel, y Jupiter”.

Fructífera labor literaria

“Mi primer libro fue “Raíces con dos comienzos y un final”, en 1977. Es una obra interesante que trata sobre la Expedición del 14 de Junio de 1959. Me motivó escribir ese libro todas las situaciones que se estaban dando para la época, especialmente en mi natal Constanza, donde había un centro de entrenamiento del 6to. Batallón de Cazadores de Montaña, similar a las Boinas Verdes. Eso me indignó mucho, porque eran personas prepotentes. Mi segundo libro fue “Textos destetados a destiempo con sabor de tiempo y de canción”, un conjunto de cuentos, poemas y otros textos, donde hablo sobre la realidad política y social de la época del balaguerato y que son el resultado de todo el quehacer periodístico clandestino de esos años. Escribí sobre la muerte de Orlando Martínez, o cuando apresaron a Claudio Caamaño o a Amaury Germán. Ese fue un momento de efervescencia. Otro libro, de poesía, es “Canciones rosas para una niña gris metal”, que tiene un juego con tres elementos esenciales; cada poema comienza con la primera letra del abecedario, pero cada poema está acompañado de una foto, postales que se usaban a principio del siglo pasado, y poseen fragmentos de boletos. Después paso a la narrativa, mi primer libro se llama “Todos los juegos, el juego”, en homenaje a Julio Cortázar. Publiqué además un libro llamado “Muestra gratis”, que es muy particular, porque tiene en la portada una caja en serigrafía con un medicamento llamado Urbadan, utilizado para la depresión, y que me fue recomendado para tratar problemas con el insomnio, pero nunca funcionó. Incluso, me provocaba el efecto contrario: me mantenía despierto en la noche y con somnolencia en el día. Entre las distinciones que he obtenido están el Premio de Nacional de Cuentos Casa de Teatro 1996; el Premio Nacional de Cuentos José Ramón López 1997; el Premio Nacional de Literatura UCE 2007 y 2008, en Novela y Poesía, respectivamente; y el Premio Nacional de Novela de la Universidad Central de San Pedro de Macorís 2007, por la novela “El mal del tiempo”.

Viaje
Me fui de Santo Domingo en el 1998 hacia Estados Unidos. El país no estaba bien en esos momentos, la ciudad estaba caótica y me sentía hastiado”.

Radio
Una de mis primeras experiencias en los medios de comunicación en la ciudad fue como reportero de Noticiario Unido”.

Estudios
Me trasladé a Santo Domingo cuando terminé el bachillerato. Fui a estudiar al seminario capuchino San Francisco de Asís”.

Dedicación
Durante más de 20 años estuve trabajando como director creativo de diferentes empresas de comunicación publicitaria”.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorSanders reevalúa su campaña ante creciente ventaja de Joe Biden
Noticia siguienteSolo 19 mujeres ganaron alcaldías en 158 municipios del país