En un mes darán nueva fecha para los JJOO

Varias federaciones internacionales se sumaron para el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio debido al Covid-19.
El COI aplazó la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio debido a la presión internacional por la expansión del Covid-19

El Comité Olímpico Internacional se rindió ante la pandemia del coronavirus. No habrá Juegos Olímpicos en Tokio del 24 de julio al 9 de agosto. Así lo decidió ayer el Comité Olímpico Internacional (COI) en una reunión telemática de urgencia de su ejecutivo convocada desde Lausana (Suiza).

Acorralado por la presión internacional de comités olímpicos nacionales y federaciones de peso como las estadounidenses de atletismo y natación que habían pedido el sábado un aplazamiento, acabó cediendo. Corrían el riesgo de celebrar unos Juegos tristes, con la ausencia de muchos países potentes enredados en la epidemia.

“Nosotros nos acogemos a la decisión del COI”, dijo Luis Mejía Oviedo, presidente del Comité Olímpico Dominicano (COD). “Es muy responsable el COI de poner sobre la mesa una revisión sobre esta situación, por cuanto la salud de todos está por encima. Además, cuatro semanas es suficiente para ver en qué punto nos encontramos”, agregó.

Las federaciones españolas de natación, triatlón, patinaje fueron las últimas en sumarse a la idea de aplazar los Juegos Olímpicos, como previamente habían declarado públicamente la Federación de Atletismo y la Federación de Fútbol.

“Es una situación que nos va a afectar a todos. Esto va a tener consecuencias económicas. Hay que esperar. Todavía no sabemos de una fecha para la celebración de los Juegos”, expuso Mejía.

El COI, según varias fuentes, no revelará en su comunicado las nuevas fechas, y se da un plazo de un mes para determinar cuáles son las más adecuadas. Tres son los escenarios posibles: retrasarlos al otoño (en noviembre), llevarlos a 2021 o a 2022. El Gobierno japonés también tendrá mucho que decir. Y hay que resolver barreras de seguros, instalaciones, coste de personal... Japón había invertido unos 35,000 millones de euros en la cita (sumando infraestructuras) y el presupuesto es organización es de unos 12,000.

Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional, pasó del “ni cancelar ni posponer Tokio está sobre la mesa” del pasado día cuatro a admitir en una entrevista al New York Times que manejaban “diferentes escenarios”. La llama olímpica que debía ofrecer “luz al final del túnel” del COVID-19, tal y como el alemán profetizó en la ceremonia de encendido de la antorcha, se apaga de momento.

La inmensa mayoría del deporte clamaba por no seguir con una cita que rompía con el ‘fair play’, con las necesarias condiciones de igualdad de oportunidades cuando la mitad de los deportistas del mundo permanecen recluidos en sus casas sin poder entrenarse y sólo hay un 57% de atletas clasificados mientras los preolímpicos están sin fecha.

Antecedentes de suspensión

Ante el clamor creciente para que se pospongan los Juegos Olímpicos de Tokio por la pandemia de coronavirus, vale la pena recordar que esta celebración deportiva, cuya realización parece inamovible cada cuatro años, se ha estremecido antes por eventos traumatizantes. En tres ocasiones anteriores, los Juegos de hecho se cancelaron debido a la Primera Guerra Mundial (1916) y a la Segunda (1940 y 1944). En esos dos últimos años, se cancelaron además los Juegos Olímpicos de Invierno.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorEs tu hora
Noticia siguienteDybala, tercer jugador de la Juve con Covid-19