“El arte y la pintura son mi mejor forma de expresión”

La artista considera que “la gente entiende más de arte y lo valora mucho más ahora”.

Rosalba Hernández considera necesario establecer una forma en la que el Estado preserve el arte y proteja a los artistas “como está establecido en nuestra Constitución”. Además, desarrollar una política de estado, cultural, verdaderamente didáctica que establezca igualdad y equidad en el desarrollo de los proyectos de índole público. Oriunda de la provincia Dajabón, Hernández se trasladó a Santo Domingo donde realizó sus estudios de arte en la Escuela Nacional de Artes Visuales (ENAV), y en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). La artista también residió algunas temporadas en Italia y en España. Recuerda que cuando terminó el bachillerato solo quería hacer arte, “siempre lo sentía, así que cuando subí por primera vez esos escalones de la ENAV, simplemente me hizo ver que estaba en el lugar donde quería estar y compartir con todos esos artistas que admiraba por su vocación y talento”.

¿Qué te atrapa como artista?
La vida y todo lo que sucede continuamente me atrapa y me apasiona, incluso lo que está mal, porque mi mente siempre anda creando posibilidades de cambio. Es un pensamiento continuo de evolución.

¿Qué define el arte contemporáneo?
La libertad es la palabra que podría definir el arte actual, es algo esencial y comprensible por todos. Pero las complejidades propias de la libertad son las complejidades mismas del arte contemporáneo. Son muchos contenidos e informaciones a los que estamos expuestos continuamente y todo afecta para bien y también para mal. El arte no es la excepción.

¿Qué diferencia existe entre un artista moderno y uno contemporáneo?
Tanto el artista moderno como contemporáneo lo define el rompimiento con lo establecido. El contexto de lo que define a un artista moderno no es un asunto de tiempo, sino más bien de abordaje estético que rompe con rigurosidad establecida en las academias, por tanto se puede decir que existen muchos artistas modernos en tiempo contemporáneo. El artista contemporáneo se apropia de otras singularidades de su tiempo, y se apoya por ejemplo en el uso la tecnología para el desarrollo de propuestas artísticas.

¿La pintura y el arte qué significan para tí?
El arte y pintura son mi mejor forma de expresión, pero más allá de la expresión, de la comunicación es también una necesidad, un deseo palpitante y permanente.

¿Cómo defines tu estilo?
No lo sé, hago muchas cosas diferentes, no creo enmarcarme en un estilo, pero sí creo que dentro de mí hay una obsesión por llenar todos los espacios, aunque hay momentos que no. Es como estar en una fiesta donde hay muchas personas bailando apretujados, pero luego te sueltas y recuperas tu espacio vital. Así es mi estilo.

¿Qué pintura es más apreciada, la abstracta, tradicional o paisajística?
El aprecio del arte abstracto por una sociedad va muy unido a su entendimiento, al pensamiento, a la forma de vivir y obligadamente a la sensibilidad. Compararlo con otro tipo de arte tradicional o no, es matarlos a ambos. Nadie es culpable de preferir o no algo, y la preferencia agrega un valor. Cada tipo de arte o corriente de arte dice lo que tiene que decir, y no hay razones para descalificar. Las sociedades le dan el valor que entienden, y ese valor es también salvaguardando el pensamiento y la creación de sus artistas. La verdadera pintura abstracta para mí es la visualización del alma de su creador. Hay obras abstractas que sacan lágrimas y que hacen comprender muchas cosas sobre nosotros mismos, en las que acude una imaginación feroz. Las sociedades que no valoran las obras y a sus artistas, por incomprensibles que sean, están condenadas a valorar otras y por consiguiente, no verán el conjunto de lo que fue esta sociedad en un determinado tiempo.

¿Qué aprendisaje te deja cada obra que terminas?
Cada cuadro que termino es como algo que no se acaba, algo mental que deseas agregarle o quitarle. Un continuo pensamiento sobre si pudo ser diferente o no, a veces insatisfacción y otras total plenitud. Al final queda la experiencia.

¿Qué se puede apreciar en tus obras y cuáles son tus colores favoritos?
En mis trabajos se puedo apreciar mis condiciones emocionales, incluso si había tomado mucho café o no, al igual que mis cualidades técnicas y de colores. Los colores que prefiero son una escala de negro, gris y blanco.

¿El cine y la fotografía son irreverentes con la pintura?
Creo que si verificamos los procesos y los tiempos de cada una, nos daríamos cuenta inmediatamente donde se ubica cada una y su importancia. La pintura siempre será el principio de muchas cosas, hay que dar por hecho que se plantea como uno de los medios más antiguos comunicacionalmente que ha perdurado en el tiempo. El progreso trajo consigo la tecnología, la imagen grabada y el cine, el cual le debe su sentido artístico a la pintura y al teatro. Hablar de irreverencia es inapropiado, es no reconocer la historia, incluso los temas tocados hoy día por el cine buscan sus referencias gráficas en la pintura, porque sin ellos tendríamos que imaginarlo todo y proponer aspectos de composición y uso del espacio. La plasticidad que se usa en el cine, pero que se origina en la pintura, el retrato pictórico, las reflexiones religiosas, el paisaje, las civilizaciones desaparecidas, el diseño, la orfebrería, la arquitectura entre otros, son encontrados en la pintura, y es ahí donde se alimenta la fotografía y el cine.

¿Cuál ha sido la mayor satisfacción que te ha dado la pintura?
He tenido muchos buenos momentos, ganado concursos de arte, participado en bienales, realizado proyectos locales y participado en algunos internacionalmente, pero nada me da mayor satisfacción que cuando una familia dominicana adquiere una de mis obras, porque la concibo para que la tenga alguien que la aprecie. Prefiero pensar que la tiene alguien de donde también pertenezco.

¿Qué tanto las redes sociales e Internet han cambiado la forma en la que se crea y se piensa el arte?
Es muy interesante y sin precedente lo que pasa hoy día, y eso es por la comunicación del internet y todas las herramientas tecnológicas. La gente es más creativa por estos medios de lo que pudieron ser hace solo 20 años. La dinámica creativa ya no es solo materiales pictóricos y escultóricos, se extiende a la tecnología. Esto no quiere decir que las academias sean innecesarias, pero es mejor asumir que las academias también han evolucionado así como se pasó del arte rupestre al lienzo, el renacimiento… son procesos evolutivos complejos y reales. La gente entiende más de arte y lo valora mucho más ahora.
Además las redes sociales ayudan mucho a que cualquier persona conozca a distancia un artista, a identificar su arte y esto puede provocar una exploración que trae consigo una dinámica económica y una exteriorización de gusto por el arte.

Opinión
La gente entiende más de arte y lo valora mucho más. Además las redes sociales ayudan mucho a que la persona conozca a distancia a un artista”.

Valoración
El aprecio del arte abstracto por una sociedad va muy unido a su entendimiento, pensamiento, forma de vivir y obligadamente a la sensibilidad”.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorHospital italiano prueba con éxito para COVID fármacos contra malaria y VIH
Noticia siguienteEN VIVO: Montalvo ofrece declaraciones de acciones contra COVID-19