El comercio se activa por posibles medidas

Los supermercados y otros centros de abastecimientos del centro de la ciudad volvieron a estar abarrotados, donde decenas de personas se aprovisionaban de alimentos de primera necesidad, ante los rumores de que el Gobierno extienda por 24 horas el toque de queda, para evitar la propagación del coronavirus.

Los casos registrados de contagios y fallecimientos, producto del brote de la enfermedad COVID-19 en la República Dominicana, mantiene a la población con cierta incertidumbre sobre las medidas más estrictas que podrían tomar las autoridades, tendientes a restringir la movilidad de personas en todo el territorio nacional.

En el país, las estadísticas han dado un pequeño respiro y ha disminuido la velocidad de expansón. La tendencia era duplicar la cifra, sin embargo, ayer hubo un aumento de 42 personas que dieron positivo al COVID-19, subiendo a 901. Mientras que el número de fallecido aumentó a 42 de 39 que había el día anterior.

Clientes abarrotan supermercados

Clientes de estos comercios consultados por elCaribe consideraron pertinente abastecerse de una buena cantidad de productos, ante la posibilidad de que el Poder Ejecutivo extienda el periodo de estado de emergencia, que fue pautado hasta el próximo jueves 3 de abril.

“Uno no sabe hasta dónde vamos a llegar con esta situación. Por eso la gente estamos abasteciéndonos de nuevo ante las posibles medidas que pueda implementar el gobierno”, expresó Eduardo Reyes, mientras compraba alimentos de primera necesidad en el supermercado Bravo, de la Prolongación 27.

Dijo que como medida preventiva contra el coronavirus estaba adquiriendo tanto productos de higiene como gel antibacterial y evitando el mayor contacto con las personas.

También, en otros puntos de distribución de alimentos, como mercados, almacenes y colmados, se pudo observar las colas de clientes, cumpliendo con las medidas establecidas por las autoridades, abasteciéndose de alimentos de primera necesidad.

Por la gran demanda de alimentos y artículos, algunas cadenas de supermercados, han informados a sus clientes que es obligatorio el uso de mascarillas, bufandas o pañuelos como tapabocas para ingresar a sus instalaciones.

Vendedores ambulantes aprovechan

A pesar de que el Distrito Nacional es la región con mayor infectados del brote de la enfermedad COVID-19, vendedores ambulantes aprovechan la demanda de artículos para prevenir el virus, como gel antibacterial, mascarillas y guantes.

La mascarilla, un artículo que repentinamente se ha convertido en uno de los más solicitados en el mundo, se ha convertido en una fuente de ingresos para muchos vendedores ambulantes que han sustituido sus mercancías convencionales por este artículo.

Reporteros de elCaribe también pudieron observar en las principales intercepciones del Distrito Nacional, vendedores informales comercializando gel antibacterial, mascarillas y guantes. Estos artículos se han convertido de primera necesidad, para evitar la propagación del COVID-19.

Realizan retenes militares en puentes

Transeúntes, a través de las redes sociales, la mañana de ayer, denunciaron que retenes militares bloqueaban el acceso a los puentes Juan Pablo Duarte y Juan Bosch que dan entrada al Distrito Nacional desde Santo Domingo Este, generando congestión vehicular.

Horas más tarde, el ministro de Defensa, Rubén Darío Paulino Sem, aclaró que los puentes no han sido cerrados y que los retenes instalados lo que hacían era verificar la justificación que tienen los ciudadanos para circular, para evitar que aumente el contagio comunitario del coronavirus. “No se cerró los puentes en ningún momento simplemente se hicieron puestos de retén para verificar si las personas tenían justificación de circulación”, dijo.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorSeguridad Social aprueba cobertura de pruebas de COVID-19
Noticia siguienteContinúa escasez de mascarillas y otros productos de prevención