Cuarentena y desorientación

    Compartir

    El Gran Santo Domingo amaneció el lunes pasado como un verdadero primer día de trabajo de una semana habitual. Las calles copadas por vehículos, tapones como en las horas pico del tránsito en algunas zonas de la ciudad. Para colmo, el ambiente se enrareció con un “control” del tránsito establecido por las autoridades en la cabeza occidental de los puentes Juan Bosch y Juan Pablo Duarte.

    Esa inexplicable medida incrementó una versión ciega o un rumor que circuló en el país desde el domingo, en el sentido de que se establecería un toque de queda general, que arrancaba con un período de 24 horas. Las llamadas a los medios y a los periodistas no cesaban, pero tampoco ninguna autoridad estuvo disponible para hacer las precisiones necesarias desde el domingo.

    El lunes llegó bajo ese ambiente, y millares de personas, ante el quemante rumor, salieron desde sus viviendas a adoptar previsiones, como proveerse de alimentos y dinero. De esa forma, las sucursales de bancos y los grandes comercios fueron abarrotados, lo mismo que los mercados. Y el tránsito, pese a la genialidad de prácticamente cerrar la ciudad desde el Este, igual se congestionó.

    En pocas palabras, con tanta gente en las calles, en los mercados, en los bancos, como cualquier otro día, el sentido de la cuarentena había rodado por el suelo. Y en alguna medida eso puede significar un nuevo comienzo.

    Todo eso habla del mal manejo de la información de parte del gobierno en medio de esta crisis, que sólo se comunica con las personas mediante los boletines del ministro de Salud y unos discursos a media tarde o durante la noche, en los cuales se suele repetir lo mismo que se ha decidido con relación a determinadas medidas sociales o económicas.

    El manejo de la información es clave para un pueblo sometido al angustioso “aislamiento social” o encierro en los hogares en que se encuentra a consecuencia del COVID-19.

    Una política de información más ágil, oportuna y verdaderamente orientadora, debe ser activada a la mayor brevedad. La desorientación es lo peor que puede ocurrir en medio de esta insólita situación.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorMatan primer teniente de la Policía en SDO
    Noticia siguienteEl peligro de los rumores falsos