Clases virtuales, aliada de la educación

Compartir
Profesores y estudiantes comienzan a adaptarse a la nueva realidad de la educación a distancia

Para la generación de jóvenes del “dotcom” la “nueva normalidad” no supondrá grandes retos dada su familiaridad con la tecnología. Es posible que la enseñanza a distancia resulte tan exitosa que comience a desplazar las aulas por la sencilla razón de que los estudiantes parecen aprender mejor, la docencia es más dinámica y menos aburrida, además de que supondría eliminar los costos de las instalaciones físicas. Instituciones docentes nacionales se han ido preparando tecnológicamente y ante la requerida distancia social que impone la pandemia causada por el COVID -19, han articulado con rapidez la enseñanza virtual para no perder el año escolar. Durante entrevista realizada por el diario elCaribe a profesores, directores y estudiantes dan la bienvenida a este nuevo reto.

Postura del Saint Michael School
Nuestros maestros han trabajado fuertemente y los estudiantes están dando lo mejor. Por otro lado, los padres están ajustándose a la nueva e inesperada realidad. Entendemos que la situación de cada familia es distinta y nos ofrece oportunidades para ser exitosos y oportunidades para entender y vencer retos. Cada niño maneja las situaciones de maneras distintas y esto puede requerir ajustes. Todos estamos aprendiendo en la marcha, aprendiendo a construir el puente mientras caminamos sobre él.

Hatuey De Camps Varela
Estudiante del Saint Michael School
Siendo esto nuevo para todos, hemos visto como, sin mucho esfuerzo, nos vamos adaptando.

En mi caso siento que estoy aprovechando al máximo cada una de las materias porque sin distracción frente a una pantalla he logrado poner en prueba mi disciplina, mi enfoque. Con buen orden y desempeño esta virtualización de clases puede ser un éxito, quizás se podría dejar permanente. Sólo con despertarme, sentarme frente a una computadora y trabajar, es un reto.

Georgina Del Orbe
Colegio San Judas Tadeo
Aunque el sistema educativo de nuestro país no se encontraba preparado para esta cuestión, las cosas han estado fluyendo bastante bien. Profesores y estudiantes nos hemos visto obligados a adaptarnos al uso de nuevas plataformas y modalidades. Los profesores han demostrado su compromiso en las explicaciones virtuales y asignaciones de trabajos y los estudiantes, su responsabilidad en la respuesta que hemos dado, aun viviendo estos momentos tan difíciles.

María Laura Bonilla Pérez
Docente de la Facultad Humanidades y Educación de la UNPHU
A través de la tecnología y los dispositivos virtuales se puede interactuar y se tiene la virtud de propiciar la participación y colaboración entre los estudiantes ampliando su autonomía para construir sus aprendizajes.

Santiago Silega
Docente de la Universidad Católica Santo Domingo (UCSD)
La experiencia es muy diferente, pero enriquecedora, pues haciendo uso de las Tics me convierto en un facilitador del conocimiento y en un guía educativo, según las exigencias de estos tiempos, y ahora más por el contexto que se vive a nivel mundial.

Mariela Santos Molina
Docente de la Escuela de Psicología de la UNPHU
La experiencia virtual nos demuestra que la disrupción tecnológica ha evolucionado de manera exponencial en las últimas décadas. Cada vez más se desplaza el trabajo manual por procesos virtuales y estandarizados, promover desde las aulas la formación del estudiantado en nuevas tecnologías, es el pilar fundamental que complementará los conocimientos de todas las generaciones para asumir futuros retos profesionales.

Yokasta Muñoz
Docente de la UCSD
Ser docente virtual es un compromiso mayor que presencial, pues estamos ahí sin importar la hora, hay un trabajo más constante con el estudiante, no se espera mañana, lo que convierte este trabajo más agotador.

Coral Vargas Osorio, PhD.
Docente Escuela de Psicología & Educación (UNPHU)
Platón sostenía que todo aprendizaje tenía una base emocional. Tras la situación mundial, migrar a la virtualidad ha sido un reto, más que nada un reto a nivel socio-emocional que nos deja experiencias tanto positivas como negativas. Son entornos colectivos pero diseñados para un uso personal, de ahí dependerá el provecho y la satisfacción académica.

Carol Elizabeth Espinal Valera
Estudiante de la carrera de Educación Especial (UNPHU)
La flexibilidad que ofrece este método nos permite el acceso a nuestras clases desde cualquier lugar y en cualquier momento, invertir más tiempo en la materia y hacerlo de manera organizada y más enfocada. No hay horario que nos limite.

María de los Ángeles Ramírez
Estudiante UNIBE
La experiencia ha sido exitosa, solo tuvimos que organizarnos digitalmente dentro de nuestra plataforma. Ha sido de gran experiencia y orgullo de que realmente somos una generación de éxitos, aún con las adversidades.

Dagmar Camilo Tejada
Estudiante UCSD
El trabajo virtual me gusta porque es fácil de manejar, puedo interactuar con mis compañeros y el profesor; manifestar dudas e inquietudes, recibiendo repuestas de inmediato.

Nicole Contreras
Alumna de la UNPHU
Hasta el momento, todo ha transcurrido relativamente normal. Cada maestro ha escogido una o más plataformas para dar clases y se ha podido avanzar con los temas. Sin embargo, al no poder dar clases presenciales, la carga de tareas ha sido mayor.

Chanel Matos
Estudiante UNPHU
Mi experiencia ha sido bastante agotadora realmente, aunque interesante... me he sentido con más trabajo e incluso más ocupada de lo que usualmente estaba tomando clases presenciales.

Paulina Mateo
Estudiante UNPHU
Me siento bien en general, pero no es mi método de aprendizaje, soy más de observar, escuchar y escribir de manera presencial.

Flor Mercedes
Estudiante UNPHU
Mi experiencia con las clases virtuales ha sido bastante buena y satisfactoria aunque los profesores se hayan emocionado dejándonos muchísimas tareas.

Ámbar Jesús
Estudiante de psicología UNPHU
Mi experiencia ha sido un cambio drástico, “no hay nada tan bueno que no tenga algo malo, ni nada tan malo que no tenga algo bueno “. No nos retrasamos en nuestra carrera, pero la saturación de clases, más la ansiedad de la cuarentena no es una buena combinación.

Krishna Kirtan Das Miranda
Estudiante de psicología UNPHU
Mi experiencia ha sido de cierta forma eficaz. Las clases virtuales son las salidas que deben tomarse para afrontar esta situación donde los estudiantes deben de seguir el programa de clase y ser calificados.

Podría tener la desventaja de que los estudiantes solo se empeñan en completar las tareas asignadas para obtener los puntos.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorConsejo Seguridad de ONU se dirigirá desde la Rep. Dom.
Noticia siguienteLlegan al país mascarillas y guantes donadas Gonzalo contra el coronavirus