Desgarrador

Compartir

Distintas entidades y particulares realizan donaciones: materiales médicos, dinero, alimentos, para contribuir a cubrir necesidades urgentes por la COVID-19. Sumados a medidas gubernamentales (incentivo económico a personal de salud, policías y militares; incremento monto y cobertura ayudas sociales; compensación para trabajadores formales, etc.), esos gestos de la sociedad enfatizan vocación y esfuerzo por combatir unidos esta situación sanitaria, social y económica. Mientras, la tragedia humana vigente es desgarradora. Muertes por falta de asistencia médica oportuna; personas en aislamiento con la pesadilla de familiar fallecido más el hecho de su propio contagio. Cómo puede concebirse el sufrimiento de pérdida del ser querido, temor de la propia muerte y el rechazo social, el deber estar aislados. Coronavirus es asesino más que físico.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorEl hambre y el toque de queda
Noticia siguienteEl papa y los periodistas