La Semana Santa será virtual y sin fieles en los templos

Compartir

La Semana Santa inicia mañana con la celebración del Domingo de Ramos, pero este año será diferente: virtual, desde casa y sin fieles en los templos.
Debido a la propagación del COVID-19, la semana más intensa de la Iglesia católica será realizada sin sus tradicionales procesiones y multitud de gente, que se reúnen para conmemorar la pasión y muerte de Jesucristo.

Ante la crisis, la Iglesia tuvo que reinventarse y con la tecnología a su favor dispuso que sus sacerdotes realicen las celebraciones sin fieles, con algunos ajustes, y sean transmitidas de manera virtual y en vivo para que las personas vivan la Semana Mayor desde casa. Lo mismo se hará con la famosa pascua juvenil.

Para el padre Kennedy Rodríguez, quien es director de Comunicaciones de la Arquidiócesis de Santo Domingo, este año la Semana Santa será única.

“La Iglesia este año estará viviendo una Semana Santa única. Usando la tecnología, utilizando distintas plataformas para llevar la palabra de Dios, llevar aliento y animarlos en este momento duro, difícil y de cuarentena”, expresó.

Explicó que para este Domingo de Ramos, ya que no se harán las procesiones, se les invita a al pueblo a colocar un ramo en la entrada de sus casas (puertas, ventanas) para recordar la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén.

Por primera vez la Catedral estará vacía

Rodríguez indicó que por primera vez en Semana Santa en la Catedral Primada de América se realizará las celebraciones sin fieles. El reverendo informó que el arzobispo metropolitano de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria, oficiará las misas solo en compañía de otros sacerdotes guardando el debido protocolo establecido para evitar la propagación de la pandemia.

La Congregación para el Culto Divino decretó que en los tres días más fuertes de esta semana, la dinámica será la siguiente: El Jueves Santo, en la Misa de la Cena del Señor, se omitirá el lavatorio de los pies y la procesión. El Viernes Santo, en la oración universal, los obispos se encargarán de preparar una especial intención por los que se encuentran en situación de peligro, los enfermos, los difuntos. La adoración de la Cruz con el beso se limite solo al celebrante. Mientras, que el Sábado Santo, en la Vigilia Pascual, se dispuso que solo se celebrará en las iglesias catedrales y parroquiales. Rodríguez llamó a todos los ciudadanos a unirse a una jornada de oración que estarán realizando este Lunes Santo, de 9 de la mañana a 4 de la tarde.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorGobierno prohíbe trasladarse en Semana Santa
Noticia siguienteHacia una nueva fase