Mercados de Santiago: fuentes insalubridad

Compartir
La mayoría de los puestos de ventas no se acogen a las medidas sanitarias.

Santiago. La pandemia del coronavirus ha dejado al descubierto la situación de insalubridad en los mercados del país y aunque en algunos casos han motivado su cierre, la disposición solo ha sido acatada de manera momentánea en el Cibao.

En Santiago, Puerto Plata y La Vega se tomaron acciones, pero no se logró controlar a los vendedores y compradores que acuden diariamente, ya que los primeros viven de los que venden y los segundos porque buscan los alimentos para el consumo de cada día.

Los alcaldes de diferentes ciudades han dispuesto medidas sanitarias para mermar la contaminación de frutas, vegetales y otros comestibles en ofertas. En Santiago la Alcaldía anunció el cierre del Hospedaje Yaque e hizo la desinfección en el lugar, pero los vendedores volvieron o tomaron calles y parques cercanos para hacer sus ventas. Tampoco se ha logrado que los que acuden a hacer sus compras tomen las precauciones de distanciamiento e higiene recomendadas, ya que la aglomeración de personas se hace prácticamente incontrolable.

Urgencia

En el caso de Santiago, el alcalde Abel Martínez expuso que vista la realidad en que opera el Hospedaje Yaque hay que considerar la urgencia de que se construya el Merca Santiago que muchos sectores han sugerido y que ha sido una propuesta del Consejo para el Desarrollo Estratégico del Santiago y contenida en Plan Estratégico de Santiago (PES).

El Merca Santiago sacaría del centro histórico de Santiago el Hospdaje Yaque y lo llevaría a un lugar más espacioso y apropiado para vender los frutos y vegetales en mejores condiciones de salubridad, con lo que también se estaría garantizando la salud de la población.

Estaría dirigido a crear un centro funcional con carácter de Red Municipal y Regional de Abastecimiento y Acopio Agroalimentario.

Necesidad hace que se reabran los mercados

En San Felipe de Puerto Plata también se dispuso el cierre temporal del mercado, sin embargo, la necesidad de los consumidores y de los mercaderes ha permitido que el espacio esté operando. En el caso de La Vega, aunque se tomaron algunas medidas de higiene, como el lavado de manos antes de entrar, la situación es la misma que otros lugares donde hay control de distanciamiento, una regla que difícilmente se cumple en estos centros de acopio.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorSigma Dos: el 86% aprueba medidas contra el virus
Noticia siguienteLa realidad de la muerte en tiempos del COVID-19